Menú

Chacón huye de los abucheos ante el Ejército y los taurinos se rebelan en Barcelona

En la prensa de este lunes un ministro acapara todo el protagonismo por méritos propios: los diarios, salvo alguno, no se resisten a publicar en portada a Moratinos, feliz, de fiesta en Afganistán. Para Público, lo esencial es la ausencia de Zapatero en Rodiezmo.

MERCEDES R. MARTÍN
0

Los juegos de palabras, titulares y poses del ministro, con su peculiar atuendo afgano, son de lo más variado. El Mundo habla del "Malik afgano" Moratinos, y de Moratinos, "el notable". En ABC, cuentan que el ministro participó en una "jirga", nombre afgano de la asamblea afgana en la que participó de nombre muy similar a la castellana juerga. En efecto, a Miguel Ángel Moratinos se le veía de lo más feliz en la fiesta afgana aunque este lunes se haya desayunado con las críticas aceradas de diarios como La Gaceta, que tacha su vestuario de "guisa carnavalesca". La otra imagen destacada es la de Dani Pedrosa con la camiseta de la selección española en el Sachsenring de Alemania, fotografía que escoge El País para su portada.

Público, mientras, obvia las jugosas imágenes del fin de semana para dar la exclusiva de que José Luis Rodríguez Zapatero faltará, por motivos obvios, a la fiesta minera de Rodiezmo, donde además de cantar la Internacional con sus compañeros de partido aprovechaba para anunciar subidas de pensiones. Ante el panorama que podía encontrarse este 5 de septiembre, el presidente, poco amigo de los abucheos, ha decidido ahorrarse el mal trago y ahorrárselo, de paso, a su amigo Cándido Méndez. La imagen de ambos juntos hablando de derechos sociales iba a deslucir la huelga general de los siguientes días. La excusa para faltar será un viaje a Asia.

Carme Chacón también se quiere ahorrar abucheos en la inauguración del Museo del Ejército, prevista para este lunes. La ministra no se dará un baño de multitudes en la plaza de Zocodover, en Toledo, sino que se recluirá en el Alcázar, donde recibirá los honores militares. Lo cuenta La Razón, que no duda en el editorial de que la intención de la ministra no es evitar el calor en Toledo sino los abucheos. Sobre el Museo, recuerda viejas polémicas como la supresión del museo del asedio o de los elementos que recuerdan la División Azul.

Cuba es otro de los temas principales de la prensa. El periodista y escritor Carlos Alberto Montaner habla en La Gaceta del traslado de ex presos a España y alerta de que la dictadura los utiliza como moneda de cambio. Sorprendentemente, o no, El País tampoco se fía del optimismo de Moratinos al referirse al régimen de los Castro. En el editorial, alerta de que si no hay liberación real, "la posición española podría verse comprometida a corto o medio plazo, no por la generosidad de traerlos, sino por haber asumido de forma implícita o explícita las condiciones de la Habana para excarcelarlos". "Es arriesgado responder con una iniciativa política a un gesto humanitario de alcance y propósito desconocidos", dice de las intenciones de Moratinos de acabar con la Posición Común.

José Bono, mientras, es de nuevo portada de La Gaceta por hacer la vista gorda ante las operaciones urbanísticas de El Pocero. Así lo afirma el diario del Grupo Intereconomía, que también dice que Montilla "compró" el apoyo de los sindicatos a su manifestación contra el TC con 31 millones de euros. Artur Mas también habla de esta marcha, y de mucho más, en una entrevista en El Mundo en la que carga contra todos –también contra la Constitución del 78, que para él ya no sirve– con una clara intención electoralista. En Público habla Iñigo Urkullu, cortejado por Zapatero. Confiesa que hay "muchísima más" interlocución con la Moncloa que con Ajuria Enea. El toque "diferente" lo pone este diario unas páginas más adelante, contando con indisimulado entusiasmo que hay un pueblo en Madrid, Casarrubuelos, que reclama la Tercera república. En la Monumental de Barcelona, mientras, lo que pedía el público era "libertad" ante las intenciones del Parlamento Catalán de prohibir las corridas. Los espectadores corearon esa palabra e incluso se vio alguna proclama, escrita sobre la señera y en catalán, pidiendo que la tradición se mantenga.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios