Menú

Cultura entregará el Archivo de Salamanca a Cataluña sin llevarlo al Consejo de Ministros

Carmen Calvo entregará parte del Archivo de Salamanca a la Generalidad tal y como recomendó el "comité de sabios" nombrado por el propio Gobierno. Según la ministra de Cultura, la resolución "está llena de mesura" y no tiene que pasar necesariamente por el Consejo de Ministros. Pese a que el dictamen de los expertos no era vinculante, Calvo dejó "muy claro" a sus expertos que cumpliría lo que ellos dictaminaran, como reconoció la semana pasada uno de los miembros de comité, el ex presidente del Parlamento catalán Joan Rigol.

0
Carmen Calvo entregará parte del Archivo de Salamanca a la Generalidad tal y como recomendó el "comité de sabios" nombrado por el propio Gobierno. Según la ministra de Cultura, la resolución "está llena de mesura" y no tiene que pasar necesariamente por el Consejo de Ministros. Pese a que el dictamen de los expertos no era vinculante, Calvo dejó "muy claro" a sus expertos que cumpliría lo que ellos dictaminaran, como reconoció la semana pasada uno de los miembros de comité, el ex presidente del Parlamento catalán Joan Rigol.
Carmen Calvo.
L D (Agencias) Calvo, en declaraciones a los periodistas en el Congreso, destacó que el Ejecutivo ha cumplido con el mandato parlamentario de encontrar antes de fin de año una solución a este conflicto que dura casi 25 años y que estudia ya la solución técnica y jurídica para hacer efectiva esa devolución. No ha sido muy difícil cumplir esta promesa. El comité de expertos lo formó el día 3 de noviembre y en poco más de mes y medio, y sin pisar Salamanca han llegado a unas conclusiones.

El Ministerio de Cultura remitirá esta misma semana al Parlamento un informe con la solución adoptada, según Carmen Calvo, quien señaló que la decisión no necesariamente tendrá que pasar por el Consejo de Ministros y que su articulación técnica puede tardar unos meses.

La comisión de 17 expertos elegidos por Cultura resolvió el pasado día 23 que las razones de la Generalidad de Cataluña para reclamar la devolución de los documentos -en torno al 2,5 por ciento del total de la documentación archivada en Salamanca- son "justas y legítimas". La ministra consideró que las conclusiones están "cargadas de mesura y sentido común" y mostró su perplejidad por las reacciones de "política fácil" a esas conclusiones y las críticas a los expertos.
 
El informe de 2002, ignorado

"Si alguien se empeña en enfrentar territorios, será su responsabilidad", dijo la ministra, quien pidió coherencia y prudencia a determinados dirigentes del PP. Resaltó que los documentos van a seguir en territorio español, bajo la protección de las Administraciones Públicas del Estado y cumpliendo su función para todos los españoles, independientemente de dónde se encuentren físicamente.

Además, calificó de "poco razonable" que, mientras se hacen permanentes llamamientos a la participación de la sociedad civil, cuando ésta, a través de expertos de reconocido prestigio, interviene en los asuntos públicos, las conclusiones no sirvan porque "a alguien no se le ha dado la razón". En 2002, otra comisión de expertos constituido por dos investigadores elegidos por Cultura –con el Gobierno del PP- y otros dos elegidos por la Generalidad dictaminó en contra de dividir el archivo. Sin embargo, esta conclusión no le ha servido al Gobierno socialista. Desde algunos sectores del PP sospechan que esta actitud pudiera estar relacionada con la “hipoteca” del Gobierno con los nacionalistas catalanes.
 
La batalla jurídica
 
Con el anuncio de este martes, Cultura también hace caso omiso a que el Parlamento de Castilla y León aprobara el pasado miércoles la reforma legislativa necesaria para integrar en su Sistema de Archivos el de la Guerra Civil. La reforma, en el primer caso, consiste en la inclusión del depósito documental de la Guerra Civil, con sede en Salamanca y de titularidad estatal, y en general de todos los históricos de titularidad estatal pero de interés para la Comunidad, dentro del Sistema de Archivos de Castilla y León, y en el segundo se trata de dotarle de la consideración de Bien de Interés Cultural.
 
Cultura ya ha anunciado que planteará un conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional, y es que la ministra Carmen Calvo parece decidida a contentar a toda  costa a Maragall y a su socio Carod Rovira. El Grupo Popular del Parlamento de Castilla y León ha encargado a Javier Gómez de Liaño que defienda a esta Cámara en este conflicto de competencias que, una vez conocido el dictamen del comité de expertos, será crucial para salvaguardar la unidad del archivo.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios