Menú

De la Vega dice que los funcionarios tendrán que cumplir las leyes y no podrán oponerse a casar gays

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó este viernes que los funcionarios públicos no podrán acogerse a la objeción de conciencia para no oficiar bodas entre parejas homosexuales, ya que "han de cumplir las leyes que el parlamento aprueba en una sociedad democrática".

0
L D (Europa Press) En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Fernández de la Vega, se refirió a instancias de los periodistas al mensaje enviado a los funcionarios españoles por el presidente del Consejo Pontificio, el cardenal Alfonso López Trujillo, apelando a los católicos para que ejerzan su derecho a la objeción de conciencia para evitar las bodas entre homosexuales. Fernández de la Vega advirtió de que "los funcionarios tienen que cumplir las leyes que el Gobierno propone y que el Parlamento aprueba. "Las leyes deben ser cumplidas por todo el mundo, pero sobre todo por los que prestan servicios en la función pública", recalcó.
 
La vicepresidenta recordó que el proyecto de 'matrimonio gay' no perjudica a nadie "y todos los ciudadanos van a poder constituir una familia con arreglo al derecho canónico o civil", en función de sus preferencias. El Gobierno --dijo-- "se mueve en la absoluta convicción y tranquilidad de cumplir los compromisos con los ciudadanos, de ser absolutamente respetuosos con la posición de todo el mundo (incluida la Iglesia católica)" y se felicita de que "ciudadanos que tenían derechos limitados" hoy gocen de acceso al matrimonio en condiciones de igualdad.

En cualquier caso, la posición del Ejecutivo respecto a la Iglesia "es de absoluto respeto" y cree que "debe manifestarse con absoluta libertad en sus competencias y religiosos en su ámbito, que no es el del gobierno". Además, la ministra explicó que el Gobierno ha expresado al Vaticano su deseo de seguir manteniendo con el nuevo Papa las relaciones que históricamente ha habido entre la Santa Sede y España. "Creemos que estas relaciones se podrán llevar a cabo como hasta ahora ha sido, en el ámbito del respeto mutuo y en el cumplimiento de los acuerdos", añadió recalcando que "el Gobierno no va a confrontar con la Iglesia Católica".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios