Menú

Denuncian ante el Supremo a José Blanco por amenazas y coacciones

Raimundo Piñeiro, vicepresidente de Cafines –la asociación que sacó a la luz pública el escándalo de Villa PSOE– ha presentado este viernes ante el Tribunal Supremo una querella contra José Blanco por un presunto delito de amenazas y coacciones

Denuncia contra José Blanco
0
Raimundo Piñeiro, vicepresidente de Cafines –la asociación que sacó a la luz pública el escándalo de Villa PSOE– ha presentado este viernes ante el Tribunal Supremo una querella contra José Blanco por un presunto delito de amenazas y coacciones

(R. Vilas) El vicepresidente de Cafines (Confederación de Afectados por Estafas Inmobiliarias), Raimundo Piñeiro, ha denunciado a José Blanco por un supuesto delito de amenazas y coacciones. Lo ha hecho este viernes ante la sala segunda de los penal del Tribunal Supremo, por la condición de aforado de Blanco, al ser diputado en el Congreso.

Los hechos denunciados se remontan al día 29 de octubre de 2008. Cómo ya informó en su día Libertad Digital, Blanco pronunció una conferencia en el Centro Cultural de Caixanova en Vigo. Al término de la misma, Piñeiro, e presencia de varias personas, se dirigió educadamente a Blanco: "Perdone señor Blanco, soy Raimundo Piñeiro González y debido a la problemática que existe quisiera..." Según consta en la denuncia, el número dos del PSOE le interrumpió y en tono alterado y amenazante dijo: "Son ustedes unos extorsionadores, no tiene vergüenza y conmigo no se juega. Se van enterar ustedes de quien soy yo".

Piñeiro denunció estos hechos al día siguiente ante el Juzgado de Guardia de Vigo, e informó a la Presidencia del Congreso de la conducta del diputado Blanco. Ante la difusión en medios nacionales –la prensa gallega guarda un escandaloso silencio en este asunto– de la primera manifestación de Cafines frente al Villa PSOE, el escándalo fue adquiriendo notoriedad pública.

Tal y como señala la denuncia, posteriormente fue el alcalde, obviamente socialista, de la Isla de Arosa y otros ediles quienes denunciaron a Piñeiro y otros miembros de Cafines por un supuesto delito contra el honor. Además, el día 1 de febrero, Blanco hacía estas declaraciones en el Faro de Vigo y La Opinión de Coruña: "Los que me difamaron por el piso de Arosa pagarán por ello". El día 10 de febrero, Blanco volvía a insistir en el Faro de Vigo en que preparaba "acciones legales" contra quienes denunciaron el escándalo de Villa PSOE.

El denunciante entiende que todo esto conforma un delito de coacciones para impedir que pueda ejercer su derecho a la libertad de expresión y pide amparo al Supremo, al que solicita que admita a trámite la denuncia, abra un procedimiento contra José Blanco y le tome declaración como imputado.

Temas

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 27 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia