Menú

Dos imputados del caso Marta, "El Cuco" y Samuel, quedarán libres en noviembre

Los primeros en salir a la calle van a ser el menor conocido como El Cuco y Samuel Benítez Pérez, ambos imputados por diversos delitos como encubrimiento y profanación de cadáveres.

0

"El Cuco" estará en la calle el próximo 16 de noviembre aunque se ha solicitado para él la permanencia en un piso tutelado a distancia suficiente de Sevilla. Respecto a Samuel Benítez, el juez que investiga la muerte de Marta del Castillo ha comunicado al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que Samuel B.P, acusado de ayudar a deshacerse del cuerpo de la víctima, ha superado los tres cuartos del plazo máximo en que puede estar en prisión preventiva.

Fuentes del caso han informado a Efe de que esta decisión del juez de Instrucción 4 se ha producido cuando debe resolver sobre la segunda petición de libertad pedida por Samuel, encarcelado por ayudar al asesino confeso, Miguel C. D., a deshacerse del cuerpo de Marta.

El abogado de Samuel, Manuel Caballero, ha pedido en dos ocasiones la libertad de su cliente teniendo en cuenta la pena máxima prevista para los dos delitos que le imputan: tres años de cárcel para el delito de encubrimiento y cinco meses de condena máxima por profanación de cadáveres. Según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el agotamiento de la prisión preventiva se debe notificar a la Sala de Gobierno del tribunal superior correspondiente, en este caso el TSJA, y a la Fiscalía para que "se adopten las medidas precisas para imprimir a las actuaciones la máxima celeridad" y a continuación "la tramitación del procedimiento gozará de preferencia respecto de todos los demás".

Con ello solo quedaría en prisión el asesino confeso, Miguel C.D., a quien la Fiscalía ha imputado la violación y asesinato de Marta. Hasta ahora, el juez instructor, la Fiscalía y la Audiencia se han opuesto a la libertad de Samuel por el riesgo de que "haga desaparecer medios de prueba" y se fugue. No ha ido a la cárcel inexplicablemente la imputada por los mismos delitos María García Mendaro, hija de una alto cargo del PSOE de Sevilla.

La familia quiere que se investigue la canalización de Cayo Ronco en Camas

La Fiscalía de Sevilla considera que no son precisas más pruebas en la investigación por la muerte de Marta del Castillo, mientras que los abogados de la acusación y la defensa agotarán el plazo que les ha dado el juez para proponer nuevas diligencias, que concluye el próximo martes.

Por su parte, la familia ha informado a Libertad Digital que, por ahora, lo que van a solicitar es la búsqueda del cadáver en la zanja y canalizaciones de Cayo Ronco, en Camas, donde se buscó poco tiempo y la zona inadecuada hace unas semanas.

Los abogados de los cuatro acusados y de la acusación particular que ejercen los padres de la víctima van a dedicar el próximo puente festivo a revisar los veinte tomos de actuaciones y decidir si piden nuevas diligencias, paso previo a la conclusión del sumario.

Sin embargo, el juez podrá también ordenar de oficio las pruebas que estime necesarias y complementarias a las pedidas por las partes, y si no se lleva a cabo ninguna volverá a dar un plazo de cinco días para que las partes presenten sus escritos de calificación y la petición, en su caso, de apertura de juicio.

De esta manera se inicia la fase final del proceso por la muerte de la joven Marta del Castillo, de 17 años, ocurrida el pasado 24 de enero. En la comparecencia del pasado 9 de septiembre para concretar las imputaciones, la Fiscalía de Sevilla adelantó que iba a acusar a Miguel Carcaño de presuntos delitos de asesinato y violación, y a los restantes tres adultos un presunto delito de encubrimiento.

La familia de Marta, personada como acusación particular, añadió a todos ellos un presunto delito de profanación de cadáveres y al hermano de Miguel, Francisco Javier D. M, otro de amenazas al menor implicado.  Junto a estos cuatro adultos, el menor  llamado "El Cuco", está procesado ante el juzgado de Menores de los mismos delitos de violación y asesinato que se imputan a Miguel.

Mientras, el hermano del asesino confeso de Marta del Castillo ha pedido amparo al Defensor del Pueblo andaluz porque afirma haber sido "apedreado" públicamente en su presunción de inocencia y porque teme por la seguridad de su familia y de su hija de corta edad.

Francisco Javier pasó tres meses en prisión provisional como presunto encubridor pues supuestamente limpió "huellas y rastros" la noche del crimen, el pasado 24 de enero, en el piso donde se produjo, y ahora pide amparo al Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, pero evitar que otros inocentes "tengan que pasar por la situación en la que actualmente transcurre mi vida".

El Mundo publicó un perfil de los imputados que van a salir a la calle en breve:

EL COAUTOR: Javier G. M.,
El Cuco, presunto autor de violación y presunto autor material del estrangulamiento, según Miguel. El se declara inocente. Tiene sólo 15 años, es delgado y bastante más bajo que Marta, lo que hace sospechar al padre de ésta que el ex novio le está atribuyendo un papel protagonista en la agresión que en realidad, «por lógica», le corresponde a él. La Policía y el juez se apoyaron en el testimonio de este menor para acusar a Samuel y al hermano de Miguel, así como para sostener la versión de que el cadáver fue tirado al río y de que en su traslado usaron el coche de su madre. El muchacho declaró después que había afirmado todo eso «porque lo había escuchado en la televisión» y que ni participó ni sabía nada. La Policía ha hallado restos biológicos suyos en el lugar del crimen. Su abogado alegó que pueden deberse a que solía dormir allí.

EL ENCUBRIDOR.- Samuel Benítez Pérez se declara inocente. De la misma edad que Miguel y muy amigo suyo, declaró al juez que la Policía le había arrancado con golpes y graves amenazas la supuesta confesión de que él fue con Miguel y El Cuco a tirar el cadáver de Marta al río. Ahora alega que, a esa hora, estaba con su novia y unos amigos de marcha en otra parte y que no se enteró de todo lo ocurrido hasta la detención de Miguel, 20 días después. Lo acusaron de mostrar una cínica sangre fría al ponerse al frente de la búsqueda de Marta y pedir por televisión la vuelta de la muchacha. Pero la última declaración de Miguel, que lo exculpa, y el hecho de que no haya ninguna huella biológica que lo sitúe en el piso dan alas a su afirmación de que dice la verdad y de que cuando buscaba a Marta no estaba actuando.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco