Menú

Dos torres de refrigeración que no cumplían la normativa han sido localizadas en Oviedo

La Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo de Oviedo ha localizado, tras las inspecciones que está llevando a cabo, dos torres de refrigeración, en un bingo y en un hotel, que no cumplían la normativa vigente. Aunque se han tomado muestras para su análisis, se cree que estas torres no están relacionadas con el brote de legionella.

L D (EFE) La Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo del Principado de Asturias ha identificado en Oviedo dos torres de refrigeración que no cumplen lo establecido en el Decreto 90/2002 de 4 de julio sobre medidas de prevención de la legionelosis, una en un hotel y otra en un bingo del centro de la capital asturiana. La localización de estas torres se ha producido tras la revisión de todas las torres de refrigeración censadas en Oviedo por el brote de legionella detectado en la ciudad, que ha afectado de momento a doce personas. Respecto a estas torres de refrigeración en situación irregular localizadas este miércoles, las autoridades sanitarias han ordenado la paralización inmediata de la instalación y se ha exigido la limpieza y desinfección exhaustiva de las instalaciones por una empresa autorizada. Aunque se han tomado muestras para su análisis, inicialmente se considera que estas instalaciones no están relacionadas con el brote actualmente en estudio. Además, la Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo ha abierto un expediente a los propietarios de las instalaciones.

Fruto de estas inspecciones, las autoridades sanitarias localizaron cuatro torres este martes, dos en el hotel La Gruta y otras dos en el Hospital Central, en las que se hallaron restos de la bacteria de la legionella, que seguramente han sido el foco del brote, aunque no se podrá tener la certeza hasta que se comparen muestras de la bacteria presente en estas instalaciones con las que se ha conseguido aislar en cuatro de las personas afectadas. Estas cuatro torres fueron paralizadas y desinfectadas con clorógenos antes de entrar nuevamente en servicio con la seguridad de que estaban "limpias" de la bacteria.

Por otra parte, esta miércoles se ha diagnosticado un nuevo caso de legionella en el Hospital Central de Asturias, que, sin embargo, no se considera relacionado con el brote que está actualmente en estudio. Según han informado fuentes sanitarias, se trata de un varón de 79 años de edad, vecino de Avilés, que durante el período de incubación de la enfermedad se encontraba de vacaciones fuera de Asturias, por lo que se trata de un caso "importado". Por tanto, el Gobierno asturiano precisa que el número de personas afectadas en este brote desde el inicio continúa siendo de doce personas, ya que esta persona no se contagió en Oviedo. Mientras, otra persona enferma de legionella ha sido dada de alta esta mañana, por lo que únicamente continúan ingresadas seis personas de las inicialmente afectadas por el brote, y todas ellas evolucionan favorablemente.

Temas

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso