Menú

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife denuncia que la suspensión de la fiesta en la calle "ha mutilado" el Carnaval

Mediante un bando, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, afirma que el auto judicial que establece la suspensión del carnaval de la capital, dictado sobre el derecho al descanso, "mutila" una celebración de "más de doscientos años de historia" y enfatizó que "ni la Guerra Civil, el hambre y las epidemias" pudieron acabar con un festejo que se remonta a 1775. Además se confiesa "embargado por una profunda indignación y una honda tristeza" ante lo que considera "un hecho sin precedentes" que "ataca al corazón, los sentimientos y la historia de Santa Cruz de Tenerife".

0
Miguel Zerolo, alcalde de Santa Cruz de Tenerife.
LD (Europa Press) No obstante, el bando continúa reconociendo que el ayuntamiento debe acatar la decisión judicial "por muy errada que sea". Aunque esto no impide al Consistorio insular "intentar defender en todos los ámbitos institucionales el derecho de nuestro pueblo a celebrar la fiesta que no puede ni debe ser cercada por una minoría". Señaló también que en toda la geografía española existe multitud de fiestas y que en estos casos, ningún vecino se ha planteado "cargar contra sus fiestas tradicionales".
 
Por último, cierra el bando exhortando a los vecinos a la calma, la tranquilidad y el respeto a la decisión judicial que "no hace sino responder en derecho a lo que han pedido unos pocos vecinos". Asimismo confía en que, "entre todos, podremos encontrar una salida para que el Carnaval pueda sobrevivir".
 
Por su parte, el Centro Canario-CNN instó al ayuntamiento que plantee al tribunal el "ponderar el interés general" de la localidad para que se celebre el carnaval "tal y como viene sucediendo cada año. El candidato de Centro Canario a la alcaldía de Santa Cruz, Ignacio González Santiago, también expresó su inquietud por el auto emitido por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo y afirmó no entender la denuncia interpuesta por las 7 comunidades de vecinos, que "arrebatan" una fiesta que ha distinguido siempre al municipio durante más de dos siglos.
 
Además incidió en que, con una aplicación "al pie de la letra" de la legislación actual, las "grandes celebraciones" del país "tendrían que desaparecer", y puso como caso la imposibilidad de realizar las Fallas valencianas o los Sanfermines. Finalizó incidiendo en la necesidad de atender el interés general por el serio "perjuicio" causado a la comunidad, si bien, recalcó que los denunciantes merecen "todo el respeto por su derecho a descansar".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco