Menú

El Arzobispado de Madrid cierra una parroquia donde se imparte la absolución en grupo y se comulga con rosquillas y turrón

La Teología de la Liberación, inspiradora de algunos de los movimientos revolucionarios y terroristas más sangrientos, se ha atrincherado en una parroquia de Madrid. Los tres sacerdotes de San Carlos Borromeo, en el barrio de Entrevías, predican un Catecismo y practican un culto no reconocidos por la Iglesia Católica, y han desafiado con constituirse en una "asamblea" parroquial dispuesta a seguir con sus actividades, después de que el Arzobispado haya decidido convertirla en un centro de Cáritas. Benedicto XVI ha reprobado públicamente, hace pocas semanas, el intento de Jon Sobrino de supeditar el Evangelio al marxismo, cuando la Historia documenta la persecución y el exterminio sistemático de católicos en los sistemas totalitarios alumbrados por la ideología marxista.

ANÁLISIS: Censura a las raíces marxistas de Sobrino, por Samuel Gregg

0
(Libertad Digital) La decisión del Arzobispado de Madrid es cerrar San Carlos Borromeo como lugar de culto y reconvertirlo en un centro de Cáritas.
 
El pasado martes, el obispo auxiliar de Madrid, Fidel Herráez, llamó a su despacho a los tres sacerdotes que atienden la parroquia, Javier BaezaJosé Díaz y Enrique de Castro para comunicarles la decisión del arzobispado y solicitarles que se quedaran para seguir trabajando por y para los pobres.
 
La parroquia se moviliza y pide explicaciones
 
Este sábado, según cuenta El Mundo, la propia parroquia soltó lo que le quemaba entre las manos y emitió un comunicado denunciando el cerrojazo con una pregunta: "¿Por qué el obispo no cree en nuestra fe?". Y señala que "esa es la fe que hemos descubierto y la que queremos seguir viviendo". En dicho comunicado la emblemática parroquia advierte que "la asamblea ha decidido seguir adelante".
 
La asamblea es la gente de la parroquia, la que se ha sumado a reuniones en los cuatro últimos días y los centeneras de correos y llamadas de grupos sociales y de base. La asamblea son también los teólogos de la Asociación Juan XXIII que en la noche de este viernes se citaron en el centro.
 
La movilización está en marcha y arranca con la exigencia de una explicación el lunes al arzobispo de Madrid y una rueda de prensa prevista para el martes.
 
El Arzobispado guarda silencio
 
El Mundo dice haber intentado obtener la versión del arzobispado sin éxito pero extraoficialmente, y con petición expresa de anonimato, se dice que "la lucha entre De Castro y monseñor Rouco viene de lejos. Esa parroquia es un nido de herejías. Imparten la absolución colectiva y comulgan con rosquillas o turrón, en el colmo de los despropósitos litúrgicos y sacramentales. La paciencia del cardenal se ha agotado y ha decidido poner coto a tantos desmanes".
 
Espacio de refugio y lucha por los marginados
 
San Carlos Borromeo es un lugar atípico. Hace casi 30 años que de lunes a sábado sus locales han sido un techo para los "sin techo", insumisos, cristianos, ateos, agnósticos, musulmanes, toxicómanos, jueces, "sin papeles", madres, políticos, ex presos...
 
De su actividad han nacido grupos como Madres contra la Droga, Traperos de Emaús, Coordinadora de Barrios, Fundación Raíces o Escuela sobre Marginación. Su historia de pacto con los excluidos, de "opción preferencial por el pobre" de la que habla la Teología de la Liberación, incluye encierros de inmigrantes u "ocupas", defensa legal de presos o "sin papeles" y asunción de reivindicaciones vecinales.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia