Menú

El fuel llega a Ceuta, a 12 kilómetros de dónde se produjo el vertido del "Fedra"

El fuel que se derrama desde el barco "Fedra" partido en dos ha ocupado el Estrecho y ha llegado hasta Ceuta, a12 kilómetros de distancia del vertido, se extiende por el Estrecho y llega hasta el puerto de Ceuta. Los armadores deciden el amarre de 220 barcos por la contaminación del agua y los pescadores advierten de que las manchas alcanzan una extensión de medio kilómetro. La playa de Los Lances de Tarifa, la del Rinconcillo y Getares en Algeciras son las más afectadas por el momento. También hay chapapote en el río Jara. Sólo 50 personas trabajan en el retiro de los productos contaminantes. 

0
"

L D (Pedro de Tena) La Policía gibraltareña arrestó el domingo al capitán del carguero liberiano junto a dos de sus oficiales ante la posibilidad de que estos hayan contravenido la normativa portuaria en el momento del accidente. Los detenidos fueron puestos posteriormente en libertad bajo fianza sin cargos hasta que la investigación que lleva a cabo la Policía y la Autoridad Marítimas de Gibraltar determine algún tipo de culpa sobre si se produjo algún tipo de negligencia en la comunicación de la situación del buque a las autoridades portuarias gibraltareñas. Según el Gibraltar Chronicle, el "Fedra" encalló tras sufrir un fallo en el motor el viernes por la mañana y fue arrastrado hasta la costa.

La policía de Gibraltar ha abierto una investigación para determinar la tripulación del "Fedra" cometió alguna infracción el día que se produjo el accidente, el pasado viernes. Esta actuación correrá de forma paralela a la investigación abierta por la Administración Marítima de Gibraltar. Respecto al Tawe, el otro barco que está encallado en la bahía de Algeciras, Capitanía Marítima instó ayer a la empresa Svitzer Wijsmuller a presentar un plan de reflotamiento, una vez concluyan las labores de extracción de las 200 toneladas de fuel que aún tiene en sus tanques.

Por su parte, la Junta de Andalucía ha anunciado que emprenderá medidas judiciales contra el armador del Fedra, uno de los dos buques accidentados tras el temporal, que está causando daños medioambientales en los mismos términos que lo hizo con el New Flame. El vicepresidente primero de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, anunció tras su visita a Algeciras que denunciará al armador del buque encallado frente a Gibraltar, por "daños y perjuicios y por los gastos ocasionados de la limpieza de las playas afectadas por el vertido del barco liberiano. Igual que ya hicimos con el armador del New Flame". El Gobierno andaluz quiere que sean los tribunales quienes depuren responsabilidades. Zarrías lamentó que la respuesta de Gibraltar frente al vertido no esté siendo "similar" a la de la Junta y Gobierno central.

De forma paralela a la investigación de las causas se está estudiando la viabilidad técnica de proceder a la extracción de la parte más grande de las dos en la que se partió el buque Fedra el pasado 11 de octubre a consecuencia del temporal. La empresa Titan Salvage -la misma que se encarga de retirar los restos del New Flame- tiene intención de remolcar el trozo más grande que es el que presenta una flotabilidad más aceptable. La decisión definitiva se tomará tras observar mediante el estudio técnico puesto en marcha las condiciones en la que se encuentra el casco. Según la información remitida a la Junta, una parte del buque, la mayor, "será remolcada, mientras que se estudia hacer lo mismo con la otra parte".

Los pescadores y armadores de las flotas con base en los puertos del estrecho de Gibraltar (Algeciras, Ceuta, Tarifa y La Línea de la Concepción) decidieron ayer mantener los barcos amarrados ante la contaminación del agua en el Estrecho. El paro afecta a unos 220 barcos pesqueros. Los armadores calculan que cada barco pierde una media de 1.800 euros por cada día amarre. A esto habría que sumar, según algunos armadores, los costes de personal y lo que pierde el sector subsidiario cuando no hay capturas.

La pésima gestión de los problemas medioambientales generados en las aguas españolas de Gibraltar y el Estrecho

Lo que define el control de las aguas del estrecho de Gibraltar es la descoordinación, según denunció el pasado agosto Agaden, (Asociación Gaditana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza). Esta organización ha anunciado que va a presentar una denuncia en la Dirección General Europea de Medio Ambiente contra las autoridades españolas y gibraltareñas por la “dejadez de funciones” y la “negligencia” demostradas tras los muchos accidentes producidos en la zona. El pasado agosto el buque con bandera panameña ‘Ginga Saker’, intentó salir de las aguas gibraltareñas sin aviso. Por otro lado, y entrando a la Bahía, llegó el carguero canario ‘Verónica B’, que tuvo que realizar una maniobra de emergencia para evitar colisionar con el primero. El capitán del ‘Verónica B’ logró evitar el choque, pero la proa del barco rozó con un espigón del puerto de Gibraltar.

Según Javier Gil, portavoz de Agaden, el hecho de que Gibraltar no tenga torre de control dificulta el avistamiento de los barcos. El accidente no llegó a más y los cargueros no corren peligro, de hecho el ‘Verónica B’, que transportaba aceite vegetal, ya se encuentra descargado en el puerto de Algeciras esperando para su reparación (el roce dañó su casco por la parte superior, por encima del nivel del agua). No se han producido daños personales ni existe riesgo de vertidos. Para Javier Gil, existe una total descoordinación entre las autoridades españolas y gibraltareñas, y “haría falta un organismo conjunto que controle la entrada y salida de los buques”, por ello van a pedir amparo a la Unión Europea.

Ecologistas en Acción considera que se repite la historia del "New Flame". El buque Fedra, se partió en dos al chocar con roca al este de Punta Europa, por la mala gestión portuaria del Estrecho. Se repite la historia del ’New Flame’, en este caso porque siguen suministrando combustible con las inclemencias meteorológicas, poniendo en riesgo la economía y el Medio Ambiente del Mar de Alborán y del Parque Natural del Estrecho. Ecologistas en Acción denunciará estos hechos ante la Unión Europea de Gibraltar, ya que está mal gestionando un LIC (Lugar de Interés Comunitario).

El buque Tawe, naufragó ese mismo día a las 4:11 horas en el costillaje de la Punta de San García, con 22 tripulantes a bordo, sin carga, solo con las 1.000 toneladas de combustible para su uso, que de momento se está tirando a la Bahía de Algeciras.
 

Recorrido que hace el buque Tawe, hasta que encalla.

El naufragio, recuerda a todos el caso del Sierra Nava, que naufragó en el 2007 en la misma zona del Parque Natural del Estrecho. Lo mismo que el Sierra Nava. El buque Tawe, esta arrojando hidrocarburos ligeros a la bahía de Algeciras, la grieta en uno de los dos tanques de combustible, que usa para su navegación, está vertiendo y los olores a hidrocarburos, llegan a todos los alrededores de la Ensenada de Getares.



La contaminación insoportable del sur de Andalucía

Una investigación de la Universidad de Cádiz alertó este año de la contaminación en la Bahía de Algeciras. Estas son las CONCLUSIONES DE LA TESIS DE CARMEN MORALES QUE NOS HA REMITIDO AMABLEMENTE SU AUTORA:

1) Se han determinado las concentraciones de metales y contaminantes orgánicos en diferentes sedimentos de la costa Gallega localizados en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas (islas de Ons y Cies) y en la Bahía de CormeLaxe tras el vertido del petrolero Prestige y se han comparado con niveles de estos contaminantes en zonas del Golfo de Cádiz. La presencia de niveles elevados de PAHs en sedimentos junto con los niveles moderados de metales en algunas de las zonas estudiadas en Galicia, ponen de evidencia la influencia del vertido de petróleo en la zona. Los niveles de contaminantes en la zona de la Bahía de Algeciras confirman su carácter de zona contaminada en varios de los puntos estudiados, tanto por metales como por contaminantes orgánicos. La estación seleccionada en la Bahía de Cádiz ha resultado ser adecuada como referencia dados sus bajos niveles de contaminación metálica y la ausencia de PAHs y PCBs.

2) Se ha identificado y cuantificado el efecto adverso de los contaminantes presentes en el fuel procedente del petrolero Prestige, demostrando que la especie Ampelisca brevicornis es adecuada para realizar ensayos de toxicidad a la hora de determinar la toxicidad aguda en sedimentos afectados por contaminación de tipo orgánico y metálico.

3) Se ha demostrado la ventaja de utilizar el poliqueto Arenicola marina en la caracterización de zonas afectadas por vertidos de petróleo, y que a pesar de ser una especie menos sensible que otras A. marina puede estar presente en áreas polucionadas lo que permite realizar estudios de bioacumulación Los PAH procedentes del fuel del Prestige que más se bioacumularon fueron fluoranteno, pireno benzo(fluoranteno y benzo(k)fluoranteno mientras que fenantreno y antraceno se acumularon inicialmente y luego fueron probablemente metabolizados.

4) A partir de los ensayos de toxicidad se ha detectado una respuesta aguda moderada-baja debido principalmente a los PAHs originados tras el vertido en los sedimentos del Parque Nacional de las islas Atlánticas; por otra parte, la Bahía de Algeciras presentó elevada toxicidad aguda mientras que no se detectaron efectos adversos en los organismos expuestos a sedimentos procedentes de la estación de referencia localizada en la Bahía de Cádiz.

5) Los resultados obtenidos demuestran que existe una disminución de la toxicidad aguda en los sedimentos afectados por el vertido del petrolero Prestige en la costa de Galicia; los sedimentos de Corme-Laxe y el Parque Nacional de las Islas Atlánticas no presentaron toxicidad aguda cuatro años después del vertido aunque la presencia de algunos metales y PAHs en los sedimentos es considerada como un riesgo potencial para la calidad de los mismos. La bioacumulación de PAHs en poliquetos expuestos a sedimentos de Corme-Laxe indica la posibilidad de que se den efectos subletales en los organismos.

6) Con el fin de realizar un estudio más completo de la toxicidad de los sedimentos afectados por vertidos de petróleo se han diseñado una serie de bioensayos con invertebrados y vertebrados marinos que mediante exposiciones subletales y medidas de diferentes biomarcadores han permitido diferenciar “zonas grises” en la clasificación de toxicidad. Los resultados obtenidos muestran una clara diferenciación entre los sedimentos recogidos en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas, la Bahía de Corme-Laxe. En este sentido, estos ensayos y medidas utilizadas en los mismos han demostrado ser útiles para la clasificación de la calidad de los sedimentos estudiados.

7) Se han determinado los efectos adversos de los contaminantes en los sedimentos exponiendo durante 60 días juveniles del pez Sparus aurata a éstos mediante la aplicación de un bioensayo de toxicidad crónica y analizando diferentes biomarcadores de exposición a metales (Metalotioneinas) y a contaminantes orgánicos (Actividad EROD) y biomarcadores de efecto (histopatología en dos tejidos, branquias e hígado). Los resultados después de los 60 días muestran una correlación con los datos de toxicidad aguda y confirman la presencia de elevadas concentraciones de PAHs en sedimentos como la causa de los efectos analizados tras el vertido en estaciones del Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

8) Se ha caracterizado la relación de los biomarcadores de exposición a contaminantes orgánicos (Actividad EROD) y la de los biomarcadores de efecto (histopatología) a lo largo del tiempo mediante la aplicación de un modelo cinético. La inducción de la actividad EROD a lo largo del tiempo es mayor en las estaciones con mayor concentración de PAHs. El modelo predice la relación entre la inducción de la actividad EROD como el primer sistema de defensa enzimático frente a la presencia de éstos contaminantes y además determina su eficiencia frente a la aparición del daño histopatológico provocando su inducción un retraso en la aparición del daño. La aparición de estos daños histológicos es más severa una vez que la inducción de actividad EROD se estabiliza o disminuye en las tres estaciones del Parque de las Islas Atlánticas utilizadas en este estudio.

9) Se ha demostrado como los biomarcadores medidos en la almeja Ruditapes philippinarum y el cangrejo Carcinus maenas se activan en función del tipo y el nivel de contaminación en los sedimentos, permitiendo establecer diferencias en función del origen y fuente de los contaminantes.

10) Tras varios años después del vertido del petrolero Prestige los sedimentos del Parque Nacional de las Islas Atlánticas presentaron los niveles más bajos de respuesta subletal, mostrando una recuperación de la zona tras el vertido; sin embargo, la presencia de algunos metales ligados al sedimento podrían acarrear cierto estrés ambiental en el parque. Los organismos expuestos en jaulas ancladas en la zona de Corme-Laxe han mostrado niveles elevados de este tipo de estrés, lo cual no se observó en los ensayos de laboratorio lo que revela el impacto de otras fuentes de contaminación en la zona. En el caso de la Bahía de Algeciras la inducción de los biomarcadores fue significativa bajo condiciones de laboratorio mientras que en las exposiciones en campo se observó una disminución de los mismos, posiblemente relacionada con la influencia mareal o el efecto de “lavado” de la contaminación, que disminuiría la biodisponibilidad de los contaminantes. En el caso de la vitelogenina medida en cangrejos, para todas las estaciones ésta mostró mayor respuesta bajo condiciones de laboratorio, mientras que las exposiciones en jaulas resultaron menos sensibles a la toxicidad de los sedimentos. Los resultados obtenidos ponen de manifiesto la importancia de realizar exposiciones en campo complementarias a aquellos ensayos de laboratorio.

11) Los resultados de biomarcadores obtenidos en los diferentes organismos expuestos a sedimento de la Bahía de Cádiz, confirman su elección como referencia en estudios de toxicidad, dada la ausencia de respuestas biológicas adversas. Y confirman esta zona como de referencia para estudios que impliquen evaluaciones de toxicidad mediante ensayos crónicos y utilizando medidas subletales como los biomarcadores.

12) Los biomarcadores analizados en cangrejos y almejas se indujeron de manera significativa durante la primera semana de exposición. Se han observado relaciones entre biomarcadores de la fase 1 y II de detoxificación lo que sugiere la funcionalidad del este sistema en ambas especies de invertebrados marinos. El estudio de biomarcadores a lo largo del tiempo ha ayudado a identificar tanto las fuentes como la manera de actuar y detoxificar los contaminantes, así como de identificar respuestas biológicas frente a contaminantes que no han sido analizados.

13) Se ha demostrado como varía la biología del poliqueto Arenicola marina expuesto a diferentes niveles de contaminación. Se han establecido correlaciones entre contaminantes orgánicos, metales y respuestas biológicas, incluyendo actividad antioxidante, inmune y químico-sensorial siendo el biomarcador más destacable el daño de ADN medido por el ensayo Cometa Por vez primera se ha seleccionado y aplicado una batería de biomarcadores con el poliqueto A. marina y los resultados obtenidos muestran nuevas herramientas para su aplicación en estudios medioambientales.

14) Se ha demostrado la recuperación de la fauna bentónica años después del vertido del Prestige en la zona de Galicia. Se ha demostrado una importante alteración biológica en las estaciones localizadas en la bahía de Algeciras y se han relacionado con al concentración de PAHs en el sedimento. A su vez, las comunidades bentónicas de Corme-Laxe y Algeciras, pueden verse afectadas por la presencia de metales en los sedimentos. La estructura de la comunidad bentónica en la zona de Cádiz se estableció como normal no asociándose con alteración significativa, al menos en la estación elegida como referencia.

15) Se ha llevado a cabo una nueva mejora en la metodología integrada de evaluación de la calidad de los sedimentos dentro del marco del “Weight of Evidence approach” que ha permitido obtener resultados más objetivos. Se ha demostrado como tras el vertido los PAHs fueron el principal contaminante de la costa gallega. Se ha identificado la existencia de fuentes de metales en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas y de la bahía de Corme-Laxe que aparentemente no están produciendo efectos biológicos de tipo agudo. La polución ha disminuido en los últimos años en ambas zonas de Galicia, aunque aún existe cierto estrés ambiental principalmente en las zonas estudiadas de la bahía de Corme-Laxe.

16) Se han demostrado las ventajas de incorporar los biomarcadores como linea de evidencia dentro de un estudio integrado, éstos han mostrado una mayor sensibilidad en los resultados a la hora de cuantificar la polución e identificar la misma; el uso de los biomarcadores obtenidos en exposiciones de campo y laboratorio dentro del “Weight of Evidence approach” ha ayudado a relacionar las fuentes de contaminación y los efectos incluso cuando el contaminante no ha sido analizado. A pesar que varios años después del vertido no se han detectado efectos agudos significativos en el área de Corme-Laxe, se han observado respuestas subletales relacionadas con las concentraciones de contaminantes como los PAHs, y los metales Pb y Hg. La presencia de ciertos metales como Zn, Cu y Ni en las islas Cíes podrían suponer un riesgo aunque por el momento no se han detectado efectos biológicos en la zona asociados con estos contaminantes. Tras los resultados obtenidos en la Bahía de Corme-Laxe, se sospecha que la presencia de las bateas de cultivo de mariscos pueda suponer una fuente de estrés importante en la zona.

17) La existencia de distintas fuentes de contaminación da lugar a la presencia de una mezcla compleja de contaminantes en la Bahía de Algeciras, incluyendo vertidos industriales, urbanos y derivados del tráfico marítimo y de las actividades de bunkering. Todo ello se refleja en una alta degradación ambiental debida a la entrada continuada de estos vertidos. Por otro lado, cuatro años después del vertido del petrolero Prestige se observa una recuperación generalizada de los sedimentos del Parque Nacional de las islas Atlánticas y una mejora en la calidad de la Bahía de Corme-Laxe. El método integrado ha demostrado la recuperación del sistema afectado en la costa de Galicia, la polución en la zona de la Bahía de Algeciras y la condición de zona de referencia en la estación elegida en la Bahía de Cádiz.

18) Se ha demostrado la capacidad ambiental de recuperación tras un gran vertido de petróleo como el ocurrido en Galicia en 2002 mientras que sedimentos litorales que se ven afectados por moderadas dosis de vertidos durante un largo periodo de tiempo y que en principio no desatan tanta alarma social pueden resultar notablemente más degradados como es el caso de la Bahía de Algeciras.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco