Menú

El "gilipolling", la familia hippy y el rapapolvo de Rosa Díez a El País

La prensa de este miércoles da en sus portadas un espacio notable a los cooperantes secuestrados y su "excursión" en 4x4 por el desierto con su secuestrador como simpático cicerone. Lo más destacado, no obstante vuelve a ser un genial Alfonso Ussía y el contundente rapapolvo de Rosa Díez a El País.

0

El único que no presta su imagen de portada a los cooperantes y su paseo de liberación con el mismo hombre que los secuestró es ABC, decidiéndose por una peculiar foto de la segunda generación de la Familia Real al completo, desde Urdangarín hasta Letizia, en la boda de sus familiares griegos y con toda la pinta de que se les acaba de caer el gin tonic de la mano. Una estampa muy veraniega, desde luego.

Los lectores más sesudos probablemente disfrutarán este miércoles de un rotundo artículo en Público del secretario general del Partido Comunista de España (que sí, que todavía existe esa tan poco benemérita institución), que nos propone su alternativa a esta crisis que, "como todo el mundo sabe", ha sido culpa de "la banca y las grandes constructoras". Y eso que "los datos", aunque José Luis Centella (que así se llama) no nos explica qué datos son éstos y de dónde vienen, indican "que la productividad en España es superior a la danesa e italiana, y similar a la alemana". Descacharrante.

Por supuesto la alternativa es "que los trabajadores participen en la planificación de la economía y en el control de las empresas en una democracia participativa". Hombre, ya puestos llamemos a los soviets, que tienen al menos cierto encanto histórico, aunque sea un encanto asesino.

Si tras esta dosis sigue usted ávido de profundidad política puede acercarse ahora a La Vanguardia y leer el interesantísimo (?) artículo Los cuatro jinetes del capitalismo, en el que se nos advierte, entre otras muchas cosas, de que nos estamos convirtiendo en "drogadictos del bienestar", lo que está provocando "una explosión material que se llevará por delante nuestro planeta". Lo de siempre: el ser humano y su puñetera manía de evitar el sufrimiento y, a ser posible, vivir con cierto nivel de confort; si es que no tenemos perdón de Lenin.

Ya ahítos de doctrina lo mejor es abrir La Razón y leer el divertidísimo artículo de Ussía, que termina el verano en un excelente estado de forma y nos habla del "gilipolling", que es el verdadero nombre que según el columnista debería darse a los practicantes del "balconing". El texto está plagado de perlas, a modo de muestra les dejamos su párrafo final: "Estos no son suicidas, ni héroes, ni valientes, ni osados. Son unos gilipollas por oposición. Que se vayan a su homing a hacer balconing en la piscining con la puting maming que les parioning". Brutal.

Volviendo a Público, que ya lleva dos días sin atender a la sexualidad prehistórica y ésto nos precupa, el diario de Roures nos ofrece una de las anécdotas de la jornada: mientras toda la prensa informa de que el terrible incendio de Ibiza se originó en unas cuevas habitadas por grupos de hippys, allí encontramos que en dichas cavernas habitaban "unas familias". ¿Habrán adoptado los contestatarios hippys el modelo tradicional de familia? Seguiremos investigando o mejor que lo investigue Público que nosotros estamos ocupados informando de verdad.

Nuestro recorrido por la prensa de este miércoles termina en El País, que ve en su sección de cartas al director como la diputada y lideresa de UPyD, Rosa Díez, le saca los colores por decir que el PP se había quedado sólo en el Congreso cuando en realidad contaba con la muy saludable compañía de su formación. Díez se muestra sorprendida de que el periódico de PRISA no informe bien: "Decir la verdad a medias es mentir. Y eso es lo que se ha hecho en esta crónica".

"Todo ello resulta impropio de un medio de comunicación serio", remata su carta Díez. Totalmente de acuerdo Rosa, pero... ¿resulta impropio de El País? Dejemos la pregunta en el aire.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios