Menú

El juez de la Audiencia de Sevilla investigado por el caso Mari Luz lamenta haberse enterado por la prensa

El magistrado de la Audiencia Provincial de Sevilla Javier González, que confirmó en diciembre de 2005 la condena al presunto asesino de Mari Luz Cortés, Santiago del Valle, por abusos sexuales a su hija, ha asegurado que le hubiera gustado que el CGPJ informara "a los afectados a la misma vez que a la prensa" sobre la convocatoria de la Comisión Disciplinaria prevista para el lunes en la que se estudiará la posible incoación de expediente disciplinario a los dos jueces que intervinieron en la condena a Del Valle.

0
L D (Europa Press) El juez González aseguró en declaraciones a Europa Press que no tiene "constancia oficial" de lo que ayer 1 de abril decidió el CGPJ, si bien aclaró que cuando lo tenga confirmado hablará con el Consejo.
 
De esta manera la Comisión Disciplinaria del CGPJ se reunirá en sesión extraordinaria para estudiar los casos tanto de Javier González como del titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla, Rafael Tirado. En el caso del magistrado de la Audiencia Provincial sevillana el CGPJ tratará de aclarar si éste pudo incurrir en una falta grave de dilación, ya que tardó casi tres años en redactar la sentencia que rechazó el recurso de apelación presentado por la defensa de Del Valle.
 
No obstante, la Ley Orgánica del Poder Judicial señala que las faltas graves prescriben en un año, por lo que este aspecto tendrá que ser estudiado por el Consejo General del Poder Judicial en la convocatoria del lunes, indicaron fuentes del CGPJ.
 
Según los datos de que se dispone en el CGPJ, Rafael Tirado, al que también investiga el CGPJ por su responsabilidad disciplinaria en este caso, condenó a Del Valle el 15 noviembre de 2002 por los abusos a su hija, y en mayo de 2003 se fijó la fecha para la deliberación y fallo del recurso de apelación contra dicha condena en la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla.
 
Pese a ello, la sentencia no se dictó hasta el 30 de diciembre de 2005. Por su parte, el juez Tirado, que era el responsable de ejecutarla, no ordenó la busca y captura del condenado hasta principios del pasado mes de marzo, y se limitó a dictar una "averiguación de domicilio" en marzo de 2006.
 
Con respecto a Tirado, se trata de aclarar si la no ejecución de la sentencia puede ser considerada una falta muy grave de desatención, lo que de confirmarse podría suponer incluso la expulsión de este juez de la Carrera.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios