Menú

'El País' se ceba con Mayor y 'La Gaceta' se espanta con Ekaizer y 'Cuéntame'

No hay portada en la que no aparezca Rajoy, con distinta pose según la cabecera. Muchos le piden que no se pase de entusiasmo.

MERCEDES R. MARTÍN
0

Mariano Rajoy mirando al cielo, saludando con entusiasmo a sus seguidores, entrando triunfal –con una luz algo espectral– en el escenario... Es el protagonista absoluto de las portadas gracias a la convención que ha celebrado el PP esta fin de semana y que ha servido, además de para transmitirse ánimos mutuos entre los dirigentes populares, para que alguno, como Antonio Basagoiti y Alicia Sánchez Camacho, aprovechara su paso por la capital hispalense para disfrutar de una noche flamenca, tal y como revela El Mundo.

En el diario de Pedro J. hay alguna advertencia al líder del PP. Falta "la segunda parte" de su discurso: "oír cómo se hará todo". Porque aparte de pedir elecciones y de apelar a una regeneración en España, no hubo recetas concretas. El diario le advierte, en el editorial, de que "en este año largo que falta para acudir a las urnas habrá muchas tensiones". Y que le falta detallar "una a una", las propuestas con las que pretende sacarnos del atolladero. Más entusiasmo hay en La Razón, que apunta que la convención "nos ha dejado liderazgo y confianza en un proyecto", algo que "ya es mucho". Y en ABC, celebran que este sea un proyecto "sin fisuras de liderazgo". De liderazgo, y de fisuras aparentemente cerradas, habla Raúl del Pozo en El Mundo. Se fija el periodista en el abrazo entre Aznar y Rajoy y advierte: "La historia está repleta de caricias fingidas, de abrazos con dagas". David Gistau, mientras, pone el acento en la poco acertada crítica de José Blanco, que habló de "orgía colectiva". Tras apuntar que las orgías se caracterizan por ser precisamente colectivas, dice que, para su decepción, nadie se llegó a quitar la ropa. "A tanto no llegó el calambre de euforia endogámica".

Los titulares de los diarios más críticos con la derecha también son, cómo no, para Rajoy. En Público hay foto algo fantasmagórica para los populares, que son portada sin que su nombre venga asociado, por una vez, a Gürtel. Enfatizan que se vea ya en la Moncloa sin elecciones de por medio al tiempo que publican una encuesta que vuelve a pronosticar un rotundo triunfo del PP, con trece puntos de ventaja. En El País hay ácidas críticas en el editorial. Tras presentarle como un político obsesionado con tocar el poder, ironiza con esa unidad que se vio en Sevilla con algún furibundo ataque a dirigentes populares concretos: "Incluso Jaime Mayor quiso respaldar a Rajoy, aunque sin renunciar a sus obsesiones ni a su penosa y desaforada retórica".

Dejando a un lado las sonrisas entusiastas de los populares, en ABC nos cuentan cuál puede ser el destino de Baltasar Garzón: cuentan que Trinidad Jiménez le está buscando trabajo en Colombia como asesor de derechos humanos. Lo curioso es que sería España la que correría con los gastos de su sueldo. Y mientras en el Gobierno, explica El País, andan ahora preocupados con los gastos de las comunidades autónomas, con la fracasada ley Sinde que aspiran ahora a pactar con el PP y con la pensión de oro de los diputados. Quienes hace dos días no tenían prisa alguna en retirar privilegios a los políticos, parecen haber emprendido ahora una carrera por tener la iniciativa en un tema que escuece, y mucho, a la ciudadanía. Al parecer, antes de que los populares anunciaran a bombo y platillo que van a llevar la iniciativa en este asunto, José Bono ya tenía el tema entre manos, se lo habría planteado al Ejecutivo y querría hacer un anuncio solemne esta semana.

En El Mundo, el 11-M vuelve al primer plano con las indemnizaciones que cobrarán los policías que fueron encarcelados con hablar con el diario. Y La Gaceta se acuerda de los atentados por la noticia que dedican a la columna que escribió ayer Ernesto Ekaizer en Público y que le ha puesto los pelos de punta a los periodistas del diario. Ekaizer apuntó que un "accidente" podría terminar dando la victoria al PSOE. En La Gaceta, dicen que "asusta cualquier interpretación imaginable de la expresión acontecimiento inesperado de suficiente impacto nacional". "¿Es que tiene que haber un atentado para que Zapatero siga en el poder?", se preguntan.

También habla La Gaceta de Lenin en el día en que La Razón informa de que se está planteando en Rusia la posibilidad de inhumar su cadáver. Según el diario de Intereconomía, la serie de TVE Cuéntame se convirtió esta semana "en un altavoz comunista". El motivo, las palabras del personaje interpretado por Juan Echanove. Dicen que declaró: "¿Nos vamos a olvidar de Lenin?"

Temas

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios