Menú

El pitorreo de 'El Mundo' con 'El País' y el misterio de la conversación Zapatero-Rajoy

Los diarios siguen cargados de análisis sobre la crisis de los controladores con los más diversos puntos de vista. Hay quien aún cree que Zapatero estaba al mando de la crisis. Otros hablan de un putsch del PSOE evidenciado este fin de semana.

MERCEDES R. MARTÍN
0

Las últimas novedades en torno a la huelga salvaje de los controladores se mezclan este martes con los actos del día de la Constitución. En casi todas las portadas, la imagen de Zapatero y Rajoy departiendo amigablemente en los pasillos del Congreso. Subraya ABC que "pide ayuda... y presume de solucionar el caos aéreo en 24 horas". El País destaca esos "dos minutos en los pasillos" que compartieron ambos". Otros diarios, además de publicar la imagen, intentan desvelar lo que hablaron los dos mandatarios en una conversación que tuvieron, intencionadamente, ante las cámaras. Para La Razón, no hay duda de que "intercambiaron impresiones sobre el caos aéreo", la comidilla en las conversaciones de ayer en el Congreso. El Mundo, en cambio, tiene otra versión. Citando "fuentes de toda solvencia" de Génova, afirman que la "crítica situación económica" fue "el verdadero tema de conversación entre Rajoy y Zapatero".

Y es que la gravísima situación creada por el paro masivo de los trabajadores ha ocultado el asunto que ocupaba todos los análisis la semana pasada: la crisis de deuda y la situación extrema que atravesaba nuestro país. Mientras unos comentan que el presidente se ausentó de la Cumbre Iberoamericana porque sabía del caos que se iba a organizar en los aeropuertos, El País afirma que fue la crisis y sus consecuencias para nuestro país la verdadera razón de su sonada ausencia en Argentina. El diario de Prisa sostiene que el presidente se quedó en Moncloa "porque llegó a temerse que tendría que acudir a una eurocumbre para la salvación de España", amenaza que no se concretó. Lo hace en un reportaje que intenta reconstruir los hechos entre la tarde del viernes y el lunes, que habla de "tensión" y que presenta, sorprendentemente, a un presidente tajante en sus decisiones pese a que no se le vio, ni se le intuyó, hasta este lunes. Afirma El País que él fue "el primero en pedir estudios sobre el estado de alarma" y trata de convencer de que al Gobierno todo le pilló por sorpresa. Al principio, dice, "casi no se lo podían creer". Todo lo contrario afirma La Gaceta, que confirma, de paso, que José Blanco no quiere "ni oír hablar de dimisión". Según el diario, hubo falta de decisión y se decidió postergar el estado de alarma para "graduar" la respuesta a los huelguistas. En Público, mientras, lo que más destacan es ese estado de alarma que Zapatero defendió en el Congreso y apunta a que, mientras el Ejecutivo estudia sólo actuar contra los cabecillas de la huelga, 200 nuevos controladores podrían estar listos para trabajar en breve.

Hay visiones bien distintas de los hechos entre los columnistas de otros diarios –los de Prisa están centrados, unánimemente, en criticar al PP-. Para Ignacio Camacho, en ABC, la volatilización del presidente tiene una lectura política clara: que la última remodelación del Gobierno "no fue producto de una decisión soberana" sino "de un verdadero putsch interno dentro del PSOE". Zapatero habría quedado, pues, de "interino" y en el activísimo Rubalcaba de las últimas horas se escondía, apunta, "un mensaje electoral". En El Mundo, Luis María Anson sostiene que Rubalcaba "saltó como una pantera de Java a la yugular de los depredadores y se merendó, de paso, a Zapatero". Y en La Razón, Alfonso Ussía pierde toda esperanza respecto del Ejecutivo. Tras criticar a los controladores y pedir, directamente, su despido masivo, destaca que "sufrimos el peor Gobierno de nuestra libertad". "Parece que han decidido que gobiernan para cuarenta millones de imbéciles (...) todo a nuestro alrededor es desprestigio", constata. En El Mundo, Salvador Sostres pide mano dura para todos: "Me pareció encantador el gesto de militarizar los aeropuertos, pero por los mismos motivos se tendría que haber militarizado el metro de Madrid".

El resto de temas de actualidad quedan difuminados ante esta crisis pero también hay asuntos jugosos que analizar. El País sigue titulando a toda página con las informaciones de Wikileaks y ahora se ocupa de la retirada de las tropas de Irak. Presiones de EEUU, un Zapatero implacable, lamentos de Moratinos... El Mundo, sorprendido por lo intrascendente de las filtraciones o quizás por no haber tenido acceso a ellas, publica un ácido editorial dedicado a la competencia: "Por mucho que aparezca con el matasellos del Departamento de Estado de EEUU, un cotilleo es un cotilleo". Dice el diario que produce "vergüenza ajena" ver alguna portada de los últimos días y apunta que "es curioso que sea el amigo de la casa quien salga tan bien parado" en las filtraciones, en alusión clara a Rubalcaba.

En Prisa, mientras, lanzan un par de advertencias al Gobierno en sus editoriales con respecto de las relaciones con Marruecos y las pensiones. Dice el diario, entre algún ataque a Aznar, que "tal vez lo mejor sea revisar las relaciones" con el país vecino. Y sobre el tema de las jubilaciones, advierte que "las vacilaciones del Gobierno han contribuido poderosamente a rebajar la credibilidad exterior".

Temas

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios