print
EL PP CALIFICA LOS ATAQUES DE "DESMESURADOS"

El PSOE acusa a la Iglesia de antidemocrática mientras niega a los católicos el derecho a criticar al Gobierno

El PSOE ha emitido un comunicado en el que acusa a la Iglesia de apartarse de la democracia por criticar la política del Gobierno. PSOE y Gobierno pretenden obviar que fueron miles de personas las que secundaron el acto a favor de la familia el pasado domingo. Católicos sí, pero también ciudadanos. Ante el "desmesurado" ataque del PSOE, el PP ha defendido el derecho de manifestación y se pregunta si "a partir de ahora habrá que pedir permiso al Gobierno para concentrarse".

Lea el comunicado completo del PSOE

Noticia publicada el 02-01-2008

L D (Agencias) La dirección del PSOE ha replicado a la Iglesia que es la sociedad, a través de sus representantes, la que tiene la potestad de ordenar los principios de libertad individual y convivencia, y le ha recordado que "quienes deliberadamente ignoran estos principios se apartan de los fundamentos de la democracia".

A mediodía la Ejecutiva del PSOE ha hecho público un comunicado, bajo el título "Las cosas en su sitio", con el que pretende "salir al paso" de las afirmaciones vertidas por algunos responsables de la jerarquía eclesiástica en la concentración que se celebró en Madrid el pasado día 30 y que comienza expresando su "pleno respeto" a los actos litúrgicos o confesionales.

El texto socialista subraya que "toda confesión religiosa tiene plena autonomía en su orden doctrinal respecto de quienes participan de ella, pero es la sociedad la que tiene, a través de sus representantes, la potestad de ordenar los principios de libertad individual y de convivencia para todos los ciudadanos".
 
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que en España "todo el mundo tiene su sitio y derecho a tener derechos, piense como piense y profese una religión o no la profese", algo que, según dijo, "es lo que quiere la inmensa mayoría de los españoles, por lo que esa España va a continuar así".
 
El portavoz parlamentario del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, advirtió a la Iglesia de que cuando se entra en la política "se corre el riesgo de que se le responda desde la política", en referencia a las acusaciones vertidas durante la concentración del pasado domingo, en la que, a su juicio, el "mayor error" fue precisamente "mezclar" ambas cuestiones.
 
No obstante, en declaraciones a Punto Radio recogidas por Europa Press, López Garrido aseguró que el PSOE no tiene previsto revisar los términos del Concordato ni variar su política respecto a la Iglesia católica. "Por el hecho de que haya una concentración donde haya asistido una parte de la jerarquía católica no se va a producir un cambio de la política del PSOE", indicó el portavoz parlamentario, antes de subrayar que su partido "no compite con la Iglesia católica en las elecciones".
 
Mientras tanto, el portavoz parlamentario planteó que el principal partido de la oposición deberá "aclarar" todavía cuál va a ser su programa electoral respecto a las cuestiones que han suscitado las críticas de la Iglesia. Así, pidió al PP que diga "si va a abolir la ley del aborto vigente, cosa que no hizo cuando estaba en el Gobierno, si va a abolir la ley del divorcio, o si va a abolir la ley del matrimonio homosexual", porque, durante esta legislatura no ha hablado "absolutamente nada sobre ningún tema que tenga que ver con los ciudadanos salvo uno, el asunto de ETA", apostilló.
 
En la misma línea, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha instado a la Iglesia a que se presente a las elecciones o se quede al margen de la política, y le ha emplazado a que antes de pedir el voto para el PP, le exija que en su programa se incluya la derogación de leyes como el divorcio o el aborto. En la entrada de hoy de su blog "El cuaderno de Pepe Blanco", con el título "Abandonar el cinismo", Blanco se refiere a las afirmaciones que el pasado domingo hicieron varios miembros de la jerarquía eclesiástica durante una convocatoria en defensa de la familia en Madrid contra algunas medidas adoptadas por el Gobierno socialista.

"Espero que antes de pedir el voto directa o indirectamente para el PP, la jerarquía eclesiástica le exija que introduzca en su programa la derogación de la Ley del Divorcio, la derogación de la Ley del Aborto, la derogación de la ley que permite a las personas del mismo sexo contraer matrimonio o la derogación de la Ley de Igualdad para volver a la familia tradicional", sostiene.

El número dos socialista opina que si la Iglesia pide al PP que incluya estas medidas en su programa "les asiste el derecho a pedir el voto" para los populares, pero agrega que, en caso contrario, "tienen dos opciones: o presentarse a las elecciones o mantenerse al margen de la política". "¿Incluirá el Partido Popular estas derogaciones en su programa electoral para las próximas elecciones? La respuesta es no, porque el PP tira la piedra y esconde la mano", concluye Blanco.
 
La Conferencia Episcopal guardará silencio
 
Por su parte, y según ha informado la Cadena Cope, la Conferencia Episcopal no va a responder al comunicado oficial de los socialistas aunque ha instado al Gobierno de Rodríguez Zapatero a "respetar" la masiva concentración a favor de la familia.
 
En este sentido, el presidente del Gobierno, desde Jaén, ha señalado que en España "todo el mundo tiene sitio" independientemente de la religión que profese.
 
 



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados