Menú

El retapiado del muro para que Hereu y Nadal se hagan la foto costó 300.000 euros

La operación de maquillaje a la que ha sido sometido el túnel de la línea 9 del metro de Barcelona para que el alcalde, Jordi Hereu, y el consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, puedan hacerse la foto durante su inauguración este martes ha costado 300.000 euros. Desde la Generalidad dicen que se trata de "una práctica habitual" y explican que han tenido que retapiar el muro derrumbado por la tuneladora porque ésta salió dos semanas antes de los previsto. Según El Mundo, el presidente de la empresa pública que gestiona las grandes infraestructuras ha señalado que este error de cálculo "estaba dentro de las posibles situaciones".

0
"
(Libertad Digital) Fuentes de la Generalidad catalana han justificado el retapiado del muro derrumbado por la tuneladora para que todo esté bonito para la foto oficial de inauguración en que es "una práctica habitual". Los operarios de la línea 9 del metro de la Ciudad Condal han trabajado en las últimas dos semanas a marchas forzadas para tapiar un agujero que la máquina había abierto por error.
 
Los responsables de la obra ordenaron colocar una enorme cortina para esconder la maquina y reconstruir el muro, una tarea que según revela este martes el diario El Mundo ha costado 300.000 euros. Además,  se ha tenido que alquilar una gigantesca grúa con pinzas para retirar los escombros desde la superficie de un pozo que tiene 30 metros de profundidad y 90 de diámetro.
 
Todo por la foto
 
Todo para que para que el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y el consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, puedan hacerse la foto oficial ante los medios de comunicación.
 
Añade, además, que el presidente de la empresa pública que gestiona las grandes infraestructuras (GISA), Xavier Casas, señaló también que la caída de este muro "estaba dentro de las posibles situaciones" y quiso explicar que es una forma de que  los ciudadanos "entiendan que la máquina ha superado cosas muy difíciles".
 
Los trabajadores dicen que la caída del muro fue accidental, que se debió a un error de cálculo del recorrido de la tuneladora, pero desde la Administración le restan importancia e insisten en que se trata de "algo que puede suceder y que está dentro de las previsiones". Es más, el presidente de GISA quiso hacer hincapié en que no se puso en riesgo la seguridad de los operarios cuando cayó el muro, algo con lo que no están de acuerdo los empleados: "Nadie esperaba que ocurriera aquello".
 
Justificaciones
 
Pero este lunes, al conocerse la noticia, todo eran justificaciones desde la Generalidad. Casas insistió: "Lo más importante es la construcción de la línea" y sobre la operación de maquillaje dijo que "en el 99 por ciento de ocasiones" cuando se cae el muro antes del acto oficial se lleva a cabo esta reconstrucción. Reconoció igualmente que si no está previsto hacer una presentación pública ante los medios, no se hace esta reconstrucción porque no hay cámaras.

Esta línea del Metro de Barcelona se va a convertir en la más larga de Europa con más de 43 kilómetros y con un coste de 3.000 millones de euros. El recorrido unirá Santa Coloma de Gramanet con el aeropuerto de El Prat y Bon Pastor con el Polígono Gornal de Hospitalet.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation