Menú

La verdad de Cebrián en 'La Gaceta' y el secreto de Carmen Rigalt sobre Rubalcaba

Los periódicos tratan de desentrañar el misterio del Gobierno y las bombillas, mientras aparecen nuevos reptiles.

0

El País se hace eco del lío de las bombillas. "Industria plantea cambiar luces de las ciudades". Pero cuenta el periódico de Prisa que Pedro Castro anunció a bombo y platillo que sería el Ministerio el que pagaría. Poco después, salió apresurado Sebastián a hacer una pequeña aclaración. "Fuentes de Industria precisaron luego que (Castro) lo había entendido mal" y que no va a poner ni un duro.  También cuenta que Blanco aclara que no va a dejar los túneles a oscuras, como en un principio aseguró ante el pasmo de todos, sino que va a "sustituir las bombillas de las farolas por otras de bajo consumo". Y Cataluña y Madrid se han rebelado contra la rebaja de los billetes de tren. Los catalanes lo explican estupendamente. "Ellos invita a café, la gente se toma el café y después dicen que pagues la cuenta". Hasta Público tira la toalla y reconoce que el Gobierno se ha vuelto a meter en un lío. "La improvisación en la toma de decisiones es uno de los reproches más letales para la credibilidad de Zapatero". El PP acusa "alguna vez con razón", dice el periódico de Roures con pesar.

La Razón está muy alarmada con el asunto de la luces. "El apagón de Blanco triplicaría las muertes en las carreteras" y cree que "es difícil saber qué pretende conseguir el Gobierno con éstas y otras ocurrencias". Ussía está emocionado con el niño que empezó a trabajar en una bodega el mismo día que nació. Y no es para menos. "Sus padres hubieron de sentirse mas que orgullosos con la determinación del nene. Un niño que nace, renuncia a la mamancia y se marcha a trabajar a una bodega no es un niño normal. Que haya cobrado ERE (...) es una minucia. La insoportable manía de los españoles de entrar en los tiquismiquis para oscurecer los méritos de los grandes hombres". Se confiesa emocionado y le rinde un "homenaje nacional" a este ejemplo para la sociedad al que todos nos adherimos.

ABC critica a Zapatero, para variar. ¿Y ahora por qué?, se preguntarán. Pues porque no le parece nada bien la gira que se está pegando por Oriente. "Zapatero ofrece ayuda, pero luego pasa la hucha". Pero qué criticones, córcholis. Esos señores están forrados y nosotros somos pobres, y ya que le pagamos el viaje por lo menos que se traiga algo.

Antonio Burgos ya sabe lo que le falta al PP. Un Rubalcaba. Y es que "los progres" le dan al PP "hasta en el cielo de la boca (...) leña al mono, que es un facha" mientras que los peperos no logran que el asunto de los reptiles llegue a escándalo nacional. "La endémica corrupción andaluza, no el flamenco, debería haber sido declarada por la Unesco patrimonio de la humanidad (...) pero aquí no hay más problema nacional que el guardarropas de Camps", dice dolido. Y llega a conclusión de que el PP "necesita urgentemente un Rubalcaba (...) un virtuoso en el arte de la manipulación y del embuste". Pero es que, ¡ay! Rubalcaba, como las madres, solo hay uno.

El Mundo abre con Sortu, que se ha negado "a repudiar a los etarras preparados para matar". Según Pedro J., "sería un error de gravísimas consecuencias legalizarles" porque ha demostrado que son "un apéndice de ETA".

Pero es Carmen Rigalt la que me deja de piedra. Cuenta que le gusta una barbaridad Marlon Brando (en sus buenos tiempos, claro). Nada que objetar. "Brando tenía una mirada que desbordaba la pantalla. Era una mirada para mí sola, que estaba acurrucada en el asiento recibiendo los primeros embates de testosterona de mi vida". Y así fue transcurriendo su vida hasta que descubrió que Marlon tenía un gemelo. ¡Rubalcaba! "Ustedes me perdonen, pero a mí también me pone Rubalcaba". Pero muchacha, ¿cuánto hace que no vas al oculista?

Y en La Gaceta, Javier Algarar propina unos azotes a Pedro J. y Cebrián por su agarrada a cuenta del 23-F y los huevos. "Patético espectáculo que estos días nos están ofreciendo a cuenta de lo mucho que pintaron y los huevos que tuvieron (...) El cacareo de corral (...) huele un poco a chulería de adolescente a las puertas del instituto, en plan de 'a ver quién la tiene mas grande' o 'cuál de los dos es capaz de mear más lejos'". Y revela que "Cebrián recurrió a sus contactos familiares falangistas para garantizar su seguridad antes de atreverse a autorizar" la edición especial. Mira qué listillo. Ay, Cebrián, qué pillín.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation