Menú

Fernando Delgado llama "chabacanas desbocadas" a las mujeres de derechas

El periodista Fernando Delgado, publicó este jueves un artículo en El País, escandalizado por lo mal que habla la derecha. No es muy original, sólo aporta cierta pedantería al editorial ya publicado por el mismo periódico, y un toque machista al poner el foco en las mujeres de derechas.

0

Desde que un micrófono captó a Esperanza Aguirre diciendo "hijo de puta" la redacción de El País es un sin vivir. Tan modositos ellos, deben tener hasta pesadillas. No bastó aquel insólito editorial que vinculaba los tacos con la derecha. Uno de los más ilustres empleados de la casa, Fernando Delgado, publicó este jueves un sesudo análisis para apuntalar la misma tesis.  Lo único novedoso que aporta es que pone el foco en las mujeres de derechas, lo que no está mal viniendo de estos campeones del feminismo.

¿Y quién es Fernando Delgado, experto en buenas maneras? Periodista de larga trayectoria, en su curriculum destaca su etapa al frente del Telediario fin de semana de TVE, bajo la dirección de informativos de María Antonia Iglesias –otro ejemplo de elegancia– en los peores años del final del felipismo, cuando la televisión pública se dedicaba a ocultar los escándalos de corrupción y el crimen de Estado, mientras atacaba a los periodistas independientes que sí lo denunciaban.  

Con estos méritos su destino natural al dejar el ente no podía ser otro: el Grupo Prisa. En 1996 cuando el PSOE sale del Gobierno y pierde el control de TVE, Delgado ficha por la SER para hacerse cargo del programa A vivir que son dos días. Desde ese programa en aquellos días entre el 11-M y las elecciones del 14 de marzo tanto Delgado como el Grupo Prisa –tan preocupados ahora por los tacos de la derecha–  dieron todo un recital de finura y buenos modales, recuerdan.

En el artículo que publicó este jueves en El País titulado Modos de hablar Delago repite, eso sí con más pretensiones literarias, los argumentos del editorial ya publicado por ese mismo diario para identificar los tacos con la derecha, pero apuntando directamente a las mujeres. Sin embargo, en sus ejemplos nos encontramos muchos más hombres: las conversaciones grabadas a los protagonistas valencianos de la trama Gürtel, el reciente "hijo de puta" de Esperanza Aguirre, Díaz Ferrán diciendo que la presidenta madrileña es "cojonuda", el "manda huevos" de Trillo o un "tonto del culo" de Rajoy hace ya casi una década. Poco más. No parece un gran soporte documental para desarrollar de forma tan pretenciosa esta teoría tan de moda entre los pupilos de Cebrián. En apenas unos minutos de Google en LD ya les sugerimos modestamente a nuestros colegas de Prisa, una lista mucho más amplia, empezando por los "palilleros, grasientos y babosos" de su jefe en la SER, Daniel Anido. Pero de poco ha servido. Delgado concluye su juicioso análisis:

La evolución hacia la modernidad en la expresión pública del PP ha terminado convirtiendo en unas arrabaleras a sus señoritas de toda la vida. Para que se vea que la derecha también cambia han optado por hacer de sus chicas finas unas chabacanas desbocadas que te sueltan un hijo de puta a la primera de cambio.

Si nos tomásemos en serio esta teoría de Delgado, habría que decir que sus compañeras en El País Maruja TorresPor cada millón de personas que se manifestaba [contra la Guerra de Irak] existían cuatro millones de hijos de puta que callaban sabiendo que iban a votar a Aznar – y Almudena Grandesfusilaría cada mañana a dos o tres veces que le sacan de quicio son dos peligrosas derechistas. Y Pilar Bardem, de Falange.

De momento, no ha trascendido reacción alguna de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

Temas

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 41 comentarios guardados

    Servicios