Menú

Gala revela su visita al Valle de los Caídos y Felipe González le "hiela el alma" a Albiac

El Papa vuelve a acaparar portadas con su segundo día de visita a España. Le roba algo de protagonismo Zapatero, retratado junto a él a una considerable distancia y con gesto algo incómodo. Se lo pasó mejor, pese a lo que pudiera pensarse, en Afganistán. Dice El Mundo que disfrutó como un niño.

MERCEDES R. MARTÍN
0

La visita de Benedicto XVI a España es de nuevo el tema estrella en todos los periódicos. En todos, incluso en Público, que prefiere titular por lo que le habría dicho Zapatero en su mini reunión con el Papa: que España es "aconfesional". El País gana este lunes al diario de Roures en críticas a Benedicto XVI. Dice de él que arrojó "nuevo combustible a los valedores de la igualdad de género y las nuevas formas de familia" y minimiza el seguimiento de la visita. El editorial también es para él: habla de "discurso exagerado", le acusa de ser "injusto y poco diplomático" por referirse al "laicismo agresivo en nuestro país"... Concluye, desolado, que "la Iglesia católica va muy por detrás de la laica España autonómica".

El tono es radicalmente opuesto en otros diarios. En La Gaceta, Carlos Dávila celebra las palabras del Santo Padre: "Al Gobierno le han sentado como una patada.. (...) La verdad es que ya es hora de que a este Gobierno que ha terminado de un plumazo al grito de ¡que se jodan los católicos! Con todo lo que predica y defiende la Iglesia de Roma, le respondiera quien lo puede hacer". En La Razón, el despliegue es inmenso: más de diez páginas, homilía completa del Papa, reportaje sobre la Sagrada Familia... Pero quizás lo más curioso es el tratamiento "arquitectónico" que da de la visita La Vanguardia. La fotografía, enorme, es para... las columnas de la Sagrada Familia. Al Papa hay que buscarle para encontrarlo. Y proclama en el titular: "Gaudí, Roma Europa": "Benedicto XVI consagra un templo que descubre al mundo su esplendor". También se fija en el templo El Mundo, pero para destacar otro aspecto que pasa más inadvertido: en el altar se escondía una discreta señera, pintada junto a un crucifijo.

Otro de los acontecimientos del fin de semana no tiene tanta suerte. De nuevo hay que buscar para encontrar menciones a la concentración de las víctimas del sábado, que batió todas las expectativas, incluidas las de los organizadores. Excepciones son Federico Jiménez Losantos, que dedica su columna en El Mundo al acto, y Regina Otaola, que habla del tema en La Gaceta. El periodista de esta casa celebra que Zapatero haya fracasado en el "empeño" de "machacar" a las víctimas pese a la "anulación de la AVT por Rubalcaba y Rajoy, a la deserción del PP y a que prácticamente toda la prensa ha asumido el papel de silenciador". En La Razón, una breve noticia se ocupa de las reacciones de algunas de las víctimas que encabezaron la protesta.

Todavía colean en la prensa las explosivas declaraciones de Felipe González. El Mundo se regodea en el titular que le ha regalado Prisa con su entrevista al ex presidente del Gobierno: "González da a entender que controlaba la guerra sucia". En el interior, dedica dos páginas a rebatir las frases de González, además de destacar el estupor que ha producido la confesión de que pudo "liquidar" a la cúpula de ETA. Gabriel Albiac, en ABC, no sale de su asombro: "Ayer el provecto presidente se despachó de un modo asombroso". "La edad bien es cierto que nos hace desbarrar a todos. Pero contar delitos de tal envergadura, que un ex presidente lo cuente con tal cinismo, el calor sólo de la certeza de que han prescrito, es algo que hiela el alma", cuenta.

En Público, mientras, están exultantes con su último descubrimiento: en su habitual encendida defensa de los sindicatos, celebran haber encontrado liberados en la patronal. Pide "transparencia" a la CEOE, pero no oímos lo mismo en relación al oscurantismo en este ámbito de CCOO y UGT. No se habla en este diario del Valle de los caídos y la misa a las puertas que celebraron los monjes benedictinos este fin de semana. Del tema se ocupan diarios como ABC y columnistas poco habituales de este tema, como Antonio Gala. En la críptica "tronera" que publica este lunes, y que no deja de hacer clara su visión del lugar, Gala confiesa que estuvo en el Valle de los Caídos una vez, "un Sábado Santo que se le antojó comulgar a Celia Gámez". "No sé por qué quieren destruir algunos lo que costó tanto construir en vidas y en presos, en fugas y en pararrayos lelos", dice. A su juicio, "lo mejor sería que las familias sacasen a sus muertos de allí si quieren y están seguras de a quién se llevan. También, "de largo", a Primo de Rivera y a Franco.

También en El Mundo, en página contigua, se habla de lo bien que se lo pasó Zapatero, pese a lo que pudiera pensarse, en su visita sorpresa a Afganistán. Cuenta el diario que el presidente no estuvo nada incómodo en ese escenario bélico y que se lo pasó como un niño montando en Hércules. Dicen que se bajó del avión "encantado" pese a lo "ajetreado" del viaje, que hizo palidecer a otros ministros.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios