Menú

Garzón nombra a Jiménez Villarejo y a Doñate expertos para investigar el franquismo

El juez, Baltasar Garzón, ha designado este lunes al fiscal Carlos Jiménez Villarejo y al juez Antonio Doñate Martín como miembros de la comisión de expertos creada en el marco de la investigación abierta por el magistrado para investigar los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el Franquismo. Así se lo ordena Garzón en un nuevo auto dictado después de que la Fiscalía haya recurrido su esperpento por ser una "inquisicón general" . 

0
El juez, Baltasar Garzón, ha designado este lunes al fiscal Carlos Jiménez Villarejo y al juez Antonio Doñate Martín como miembros de la comisión de expertos creada en el marco de la investigación abierta por el magistrado para investigar los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el Franquismo. Así se lo ordena Garzón en un nuevo auto dictado después de que la Fiscalía haya recurrido su esperpento por ser una "inquisicón general" . 
"
(Libertad Digital) En un auto dictado este lunes, Garzón considera "procedente" la designación de los dos juristas y les requiere para que "en el menor breve plazo de tiempo posible" se personen en el Juzgado Central de Instrucción número 5 para "la aceptación y juramento o promesa del cargo".
 
Carlos Jiménez Villarejo es tío de Trinidad Jiménez y miembro de la Unión Progresista de Fiscales (UPF). Fue fiscal Anticorrupción entre 1987 y 2003, cargo creado por el Gobierno de Felipe González. Concurrió en las listas de ICV-EUiA en la provincia de Barcelona y estuvo a punto de encabezar la candidatura europea de IU, aunque finalmente renunció a la oferta.
 
En las últimas elecciones dio hasta diez motivos para votar a la formación liderada por Gaspar Llamazares. Según Villarejo, IU es el partido que ofrece una "auténtica política de izquierdas" y el que ha "contribuido decisivamente en el proceso de construcción del Estado del Bienestar". "IU es un ejemplo de actividad política entendida como servicio a los intereses generales".
 
Otra de las razones que daba el ex fiscal era la posibilidad de "construir un Estado laico", y, finalmente, la décima estaba dedicada, por entero, a la Ley de Memoria Histórica:
 
  • "Hay otra buena razón para votar a IU, el papel que ha jugado en la aprobación de la Ley de Memoria Histórica. Sencillamente, sin IU hoy no habría Ley o sería manifiestamente inaceptable. Gracias  Izquierda Unida, la Ley condena el franquismo, lo declara ilegal e ilegítimo y, por tanto, causante de gravísimas violaciones de los derechos humanos; declara que sus Tribunales, procesos y condenas eran contrarios a los principios de un juicio justo; y así, sucesivamente, hasta construir la herramienta legal que cierra el proceso de la transición, consuma la ruptura y abre nuevas perspectivas a todos los ciudadanos y organizaciones cívicas para reclamar derechos, acceder a los archivos y, sobre todo investigar el destino de los represaliados desaparecidos".
 
El ex fiscal estudió denunciar a Aznar ante el Tribunal de la Haya por "genocidio en Irak" y criticó por telegrama a Grande Marlaska por prohibir una conferencia de Otegi. Acusó al magistrado de "dificultar gravemente el proceso de paz" y de "servir a los intereses antidemocráticos del PP".
 
Impulsó un manifiesto a favor de la ley de Memoria Histórica. Entre los firmantes se encuentra la otra persona designada por Garzón, el magistrado, ya jubilado, Antonio Doñate Martín, otro gran defensor de la Ley impulsada por Zapatero.
 
El juez es experto en asuntos de Justicia Universal y ha sido presidente de la Audiencia Provincial de Barcelona y juez de Vigilancia Penitenciaria de Cataluña. Es miembro de Jueces para la Democracia. Participó como observador internacional en el juicio contra Alberto Fujimori. En ese momento proclamó:
 
  • "Nos jugamos la Justicia universal. Lo importante es que se juzguen los hechos de gravísimas violaciones a los derechos humanos y ya hay condenados por esos delitos, el hecho de que sean los tribunales los que valoren si es verdad o no que se han cometido estas monstruosidades contra los derechos humanos y que hay personas responsables. Lo que estos tribunales digan, en un sentido o en otro, será muy positivo para poder pasar página de la historia respecto a una determinada etapa". 
 
El grupo de expertos -formado por cinco personas que serán designadas por las asociaciones denunciantes y las dos nombradas por el juez- tendrá como misión "estudiar, analizar y valorar y dictaminar sobre el número, lugar, situación e identificación de las víctimas en un solo informe que incluya el número total de víctimas" entre el 17 de julio de 1936 y el 31 de diciembre de 1951.

Por su parte, las asociaciones denunciantes han facilitado este lunes a Garzón los nombres de tres de los cinco expertos que deben designar. Se trata del miembro de la Sociedad de Ciencias Aranzadi Francisco Etxeberria y de los historiadores Francisco Espinosa y Julián Casanova.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios