Menú

Ibarra pide la cabeza de Luis Fernández y se arrebata contra Pumpido: "Defiende la Ley cuando le interesa"


Por si el PSOE no tenía ya bastantes frentes abiertos, el ex presidente extremeño se ha presentado este sábado con cajas destempladas contra los suyos. Literalmente, Juan Carlos Rodríguez Ibarra se ha arrebatado contra el fiscal del Estado y el presidente de RTVE, por la acusación de que encubrió el asesinato de un pastor a manos de la Guardia Civil, lanzada por el abogado español de El Solitario. En un durísimo alegato ante la Prensa, que habrá cogido por sorpresa al PSOE y al Gobierno, Ibarra ha exigido la dimisión de Luis Fernández. De Cándido Conde-Pumpido ha dicho: "Sólo defiende el Estado de Derecho cuando le interesa".

0
Juan Carlos Rodríguez Ibarra. (LD)
LD (Europa Press) Su impugnación no ha podido ser más plenaria: "No estuve peleando en mis más de 30 años de militancia para que haya un Fiscal del Estado como el que hay, y para que haya un director de Televisión Española como el que hay".
 
El ex presidente de la Junta de Extremadura y secretario general del PSOE extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, solicitó este sábado la dimisión del presidente de RTVE, Luis Fernández, y del jefe de los Servicio Informativos de TVE, Daniel Llorente,  por emitir en sus telediarios las acusaciones vertidas por el abogado de El solitario contra su persona y contra la Guardia Civil acerca del asesinato de un pastor en 1996, y criticó que el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, no haya intervenido ante tales imputaciones.
 
Rodríguez Ibarra compareció este sábado ante los medios de comunicación en la sede del partido en Mérida en una rueda de prensa convocada esta misma mañana, y en la que trató de denunciar la "facilidad que existe en España para poder hacer acusaciones de este calibre, sin que nadie absolutamente mueva un dedo para evitarlo".
 
El dirigente socialista anunció que intentará defender su honor ante los tribunales de las imputaciones vertidas el pasado jueves por José Mariano Trillo-Figueroa, defensor del supuesto atracador Jiménez Arbe, más conocido como El Solitario.
 
Acerca de las imputaciones que recayeron sobre la Guardia Civil de matar a un pastor en 1996 en Zafra (Badajoz) cuando los unos agentes intentaban apresar a Jiménez Arbe, Rodríguez Ibarra, a quien El Solitario acusó de encubrir el asesinato, se limitó a decir que en aquella fecha no murió ningún pastor asesinado en Extremadura, y que, en consecuencia, "no hay caso", por lo que no tiene que defenderse "de nada".
 
Según dijo, la comparecencia no tenía como objeto defenderse de las palabras de "un tipo como Trillo-Figueroa", de quien dijo que "estuvo cinco años en la cárcel por narcotráfico y que en sus tiempos mozos, militando en la extrema derecha, intentó secuestrar y asesinar al líder independentista Cubillo", sino que la finalidad de la rueda de prensa era la de "atacar".
 
Rodríguez Ibarra argumentó la decisión de comparecer ante los medios advirtiendo que "cada uno es consecuencia de sus circunstancias", y que sus circunstancias en la vida política "siempre ha sido el responder a aquello que consideraba injusto en los ataques que se formulaban" en contra de su "honor".
 
En todo caso, dijo que la única defensa que hará ante esta situación será de la Guardia Civil: "resulta inaudito que con suma facilidad se pueda acusar a un general de la Guardia Civil como Rodríguez Galindo, en aquel tiempo sin funciones ejecutivas, y a miembros de la Guardia Civil". "La Guardia Civil no se dedica a ir matando pastores por Extremadura ni por España", recalcó el ex presidente extremeño.
 
Difundirlo por TVE: "Una marranada"
 
Sobre la transmisión de las declaraciones del abogado de 'El Solitario' en los medios de comunicación, dijo que la prensa privada "es su problema. Cada uno hace lo que cree que debe hacer".
 
Sin embargo, continuó Rodríguez Ibarra, el hecho de que el ente público TVE retransmita en directo la rueda de prensa de Trillo-Figueroa y que sus telediarios, en las ediciones de las 15.00 y las 21.00 horas reproduzcan las acusaciones de asesinato es una "marranada" y "refleja el concepto que los directivos de Televisión Española tienen de lo que es un servicio público".
 
"No estuve peleando en mis más de 30 años de militancia en el partido, y desde el 96 para acá cuando la mitad de los que hoy nos dirigen y gobiernan estaban metidos debajo de la arena del desierto en el que se convirtió el PSOE, para que haya un Fiscal General del Estado como el que hay, y para que haya un director de Televisión Española como el que hay", dijo el ex presidente.
 
"El Fiscal actúa cuando le interesa" 
 
Rodríguez Ibarra acusó al Fiscal General del Estado de "defender el Estado de Derecho sólo cuando le interesa a él". "Hay veces que le interesa defender el Estado de Derecho un jueves, y hay jueves que no le interesa".
 
"Si el asunto le reporta beneficios, publicidad y renombre, entonces actúa. Si el caso, como en este momento, es defender a la Guardia Civil y a quien ahora está en el uso de la palabra, no le reporta ningún tipo de beneficio, no actúa, como debería haber sido su obligación, puesto que se acusa a la Guardia Civil de un asesinato, y a un presidente de la Junta, que lo fue, de encubridor".
 
Además, dijo que el deterioro de la Justicia en España es "culpa de todos, pero fundamentalmente de aquellos que la utilizan como profesión", y apuntó que a los miembros del Consejo General de la Abogacía de España debería "darles vergüenza" de que un "personaje" como Trillo-Figueroa se pasee por los juzgados y haga ruedas de prensa acusando de asesinatos a la Guardia Civil, y a su persona de encubrirlo, sin ser expulsado.
 
Defensa del honor
 
Como ya advirtiera el pasado jueves, Rodríguez Ibarra avanzó de nuevo que "seguramente" acudirá a los tribunales para "intentar" defender su honor, aunque reconoció que no tiene "ninguna esperanza" de conseguirlo, vista la experiencia de las demandas que tiene interpuestas contra el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, y contra Federico Jiménez Losantos, de la COPE.
 
El motivo de aquellas demandas fue la publicación de unas informaciones en las que, según el propio Ibarra, se le intentó implicar en el caso del 11-M. En dichas noticias se apuntaba que el dirigente socialista puso un despacho a disposición del ex secretario de Estado Rafael Vera para recabar información sobre los atentados terroristas.
 
"Vista la experiencia, si algún abogado tiene ganas de perder el tiempo y defenderme, acudiré a los tribunales simplemente para ver cómo los poderosos eluden constantemente la acción de la justicia, mientras que los más desfavorecidos son víctimas de esa justicia en España".
 
Sobre la situación en que se encuentra el procedimiento abierto contra Pedro J. Ramírez, Ibarra dijo que han pasado "varios meses" en los que se está intentando que el director de El Mundo comparezca en el juicio "sin que se digne a comparecer y sin que los jueces se sientan escandalizados".
 
Preguntado acerca de si ha transmitido su malestar sobre este asunto a algún miembro del PSOE, Rodríguez Ibarra se limitó a responder que no va "llorando por ahí" ante los responsables de su partido, y que son estos mismos dirigentes los que "deberían saber lo que tendrían que hacer".

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La "enfermedad" de Sánchez que aterroriza al PSOE
    2. Trabajo recorta de nuevo las pensiones máximas por la puerta de atrás
    3. Rufián, indignado con Iglesias: "Mientes a sabiendas y marcas un antes y un después"
    4. Un impactante vídeo muestra cómo casi asesinan a tiros a Frank Cuesta
    5. Rivera tacha de "populista" a VOX y asegura que no estará en la negociación andaluza
    0
    comentarios

    Servicios