Menú

Julián Muñoz dice que Jesús Gil era quien mandaba en el Ayuntamiento y él se limitaba a firmar

El ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz, que ha prestado declaración como imputado por presuntas irregularidades urbanísticas, aseguró que el que fuera regidor Jesús Gil era quien mandaba en el Ayuntamiento y que él se limitaba a firmar los convenios que le presentaban. La juez investiga en la causa la firma de un convenio en 1997 entre el Consistorio marbellí y la empresa "Jardines de Alicate", así como una posterior adenda en 2001, que habría supuesto un perjuicio de al menos 67.000 euros para las arcas municipales. Por otra parte, el sumario de la operación Malaya ha desvelado que la Policía investigaba desde hace un año las cuentas de Pantoja y su hijo.

0
Julián Muñoz.
L D (EFE) Muñoz compareció ante la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella, Carmen Rodríguez-Medel, en relación a uno de los 27 procedimientos en los que se desglosó una querella de la Fiscalía Anticorrupción por supuestas irregularidades en convenios sobre permutas y tasación de terrenos. La juez investiga en la causa la firma de un convenio en 1997 entre el Consistorio marbellí y la empresa "Jardines de Alicate", así como una posterior adenda en 2001, que habría supuesto un perjuicio de al menos 67.000 euros para las arcas municipales.
 
En su declaración, a la que tuvo acceso Efe, el ex alcalde negó conocer los detalles sobre la operación y destacó que durante su etapa en el Ayuntamiento rubricó unos 500 convenios, "limitándose únicamente a firmar los documentos que le eran presentados". Muñoz, que fue trasladado a los juzgados de Marbella desde la cárcel de Jaén, donde permanece en prisión preventiva por el "Caso Malaya", afirmó que "jamás" negoció ningún convenio y señaló que era Gil "quien mandaba" en el Consistorio mientras que él "se limitaba a firmar".
 
En relación al convenio y a la adenda firmados con "Jardines de Alicate", el ex regidor apuntó que si el secretario o el interventor municipal hubieran puesto objeción a la operación tendría que constar en el acta de la Comisión de Gobierno y resaltó que ignora los extremos del acuerdo urbanístico en cuestión. Muñoz insistió en que durante su etapa en el Ayuntamiento no negoció ningún convenio y siempre hizo "lo que decían que tenía que hacer", sin firmar "nada a sabiendas de que cometiera ilegalidad alguna".
 
En este sentido, destacó que "nunca jamás" dudó de los profesionales que trabajaban en el Consistorio marbellí y aseveró que "con una sola pega que le hubieran puesto" no habría firmado los documentos que le presentaban.
 
La comparecencia de Muñoz, que llegó a los juzgados de Marbella a las 9:20 horas y fue conducido nuevamente a la prisión de Jaén sobre las 11:00 horas, supone su primera salida del centro penitenciario tras la huelga de hambre que mantuvo durante seis días, poco después de la detención de su compañera sentimental, la tonadillera Isabel Pantoja.
 
La Fiscalía presentó en junio de 2006 una querella por delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación, fraude y malversación de caudales públicos contra el Muñoz, el ex asesor urbanístico Juan Antonio Roca y el tasador José Mora, a quienes atribuye irregularidades en convenios sobre permutas y tasación de terrenos. Dicha querella se desglosó en 27 procedimientos, en varios de los cuales la juez ha imputado también a ex concejales de distintas corporaciones municipales del Grupo Independiente Liberal (GIL) y empresarios y promotores que supuestamente se habrían beneficiado de las citadas irregularidades urbanísticas.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco