Menú

La Comunidad ofrece al Gobierno sufragar la incorporación de 3.000 policías nacionales y guardias civiles en Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha ofrecido este domingo a la Delegación del Gobierno sufragar económicamente la incorporación de 3.000 nuevos policías nacionales y guardias civiles para reforzar la seguridad en esta región. "Es el momento de la unión y no de la confrontación. Hay que evitar el sectarismo". Esperanza Aguirre, sobre los disturbios de Alcorcón, dijo que "lo que le ha pasado es bastante sonrojante", en alusión a las palabras del alcalde en las que negaba que en el municipio existieran bandas violentas mientras que un informe encargado por el propio Ayuntamiento en 2005 desvelaba que al menos existen ocho.

0
La presidenta de la Comunidad de Madrid ha ofrecido este domingo a la Delegación del Gobierno sufragar económicamente la incorporación de 3.000 nuevos policías nacionales y guardias civiles para reforzar la seguridad en esta región. "Es el momento de la unión y no de la confrontación. Hay que evitar el sectarismo". Esperanza Aguirre, sobre los disturbios de Alcorcón, dijo que "lo que le ha pasado es bastante sonrojante", en alusión a las palabras del alcalde en las que negaba que en el municipio existieran bandas violentas mientras que un informe encargado por el propio Ayuntamiento en 2005 desvelaba que al menos existen ocho.
Esperanza Aguirre.
L D (Europa Press) La presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP regional, Esperanza Aguirre, ha ofrecido a la Delegación del Gobierno sufragar económicamente la incorporación de 3.000 nuevos policías nacionales y guardias civiles para reforzar la seguridad en esta región. "Es el momento de la unión y no de la confrontación. Hay que evitar el sectarismo", dijo Aguirre en el Teatro El Bosque de Móstoles, donde presidió el acto de presentación de Esteban Parro, actual alcalde, como candidato del PP a la Alcaldía de este municipio en las elecciones del próximo mes de mayo.
 
Durante su intervención, Aguirre hizo referencia a los recientes disturbios juveniles que tuvieron lugar en Alcorcón para justificar la presencia de las Brigadas Especiales de Seguridad Ciudadana de la Comunidad de Madrid (BESCAM), formadas por policías locales pagados por el Gobierno regional a pesar de no tener las competencias en esta materia.
 
Asimismo, añadió que el PP volverá reiterar su ofrecimiento al Gobierno "para colaborar juntos" en materia de seguridad ciudadana y confió en que "el Gobierno y el Ministerio del Interior no rechacen dicha propuesta", reprochando en este punto "el desprecio" recibido por parte del anterior delegado del Gobierno, Constantino Méndez.
 
La presidenta autonómica destacó que para garantizar que no se produzcan "hechos delictivos o de agresión leves" existen miles policías locales pagados por el Gobierno regional que patrullan las calles de muchos municipios de la región y "faltan otros 500 más que se encuentran en la academia de la Policía formándose para incorporarse lo antes posible al servicio" y que completarán el objetivo de legislatura de las BESCAM.
 
Aguirre, sobre Alcorcón: "Lo que ha pasado es bastante sonrojante"
 
Aguirre también tuvo palabras para el alcalde de Alcorcón, Enrique de Cascallana, del que dijo que "lo que le ha pasado es bastante sonrojante", en alusión a las palabras de éste en las que negaba que en el municipio existieran bandas violentas mientras que un informe encargado por el Ayuntamiento en diciembre de 2005 concluía, de acuerdo con testimonios de jóvenes, que en la localidad hay, al menos, ocho.
 
A este respecto, la presidenta de la Comunidad de Madrid dijo que, "a diferencia de otros gobiernos que, por desgracia, crean problemas innecesarios", las comunidades donde gobierna el PP "se preocupan y ocupan por los intereses reales de los ciudadanos".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios