Menú

La deprimente agenda del Gobierno y el "candidato de la derecha" Tomás Gómez

La desértica agenda del Gobierno y algunas misteriosas ausencias son noticia este lunes en la prensa, que destaca, en su mayoría, el aplazamiento de la reunión con los constructores. Algún diario se "traga" la versión de Moncloa.

MERCEDES R. MARTÍN
0

Portadas y editoriales están dedicados, en su mayoría, a analizar las razones de la suspensión del encuentro entre constructores y presidente. Desde Moncloa, hubo mutismo total... pero sólo para algunos. El País recoge la versión de que fueron los empresarios quienes forzaron el aplazamiento para no parecer "pedigüeños". Otros diarios destacan el papel que, seguro, tuvo el presidente en todo este episodio: Zapatero, aficionado últimamente a suspender reuniones a última hora, prefirió, según El Mundo, evitar que sus bandazos económicos fueran ligados a la reunión con los constructores y parecer complaciente con ellos. En el editorial, denuncia "lo preocupado que está Zapatero con la imagen". Idéntica percepción tiene ABC, que lamenta que esta cancelación arroje "aún más incertidumbre sobre el rumbo del Ejecutivo socialista en materia económica".

Donde parece que no hay improvisación es en la campaña en contra de Tomás Gómez orquestada por Ferraz. Tras la publicación de la famosa encuesta demoledora con las posibilidades del líder del PSM, El País disimula este martes recogiendo la versión del entorno de Gómez sobre el sondeo. Dicen, en un titular de lo más sorprendente, que ven "juego sucio" en todo esto. En El Mundo, habla Juan Barranco para defender al actual secretario general del PSM y aprovecha para lanzar algún dardo a Zapatero. Entre encendidos elogios a Gómez –"lo motivan principios éticos", "se ha erigido como un ejemplo de lealtad a sus valores..."–, destaca que "se ha subido a un ring con una mano atada a recibir los golpes de una pelea desigual" y enfrentarse a "la imagen hueca y las encuestas que tratan la política como si fueran bienes comerciales". Y en Público, nos descubren una nueva dimensión de la batalla en Madrid, ya del todo abierta: una de las estrategias de quienes rechazan a Gómez es criticarle por recibir, dicen, los elogios de la los medios conservadores. En los últimos días, incluso, ha aparecido un sospechoso blog dedicado a él con el título "el candidato mimado de la derecha". Todo vale y promete un fin de verano aún más intenso.

Melilla, y ahora también Ceuta, son de nuevo materia de análisis en la prensa. ABC desvela que la ciudad autónoma que por ahora se ha librado de los bloqueos está en el punto de mira de los activistas marroquíes, que han convocado frente a la frontera, el próximo sábado, a sus partidarios a través de Facebook. Entre sus seguidores hay consignas de tinte inquietante. Alguno hay que habla de "combate" contra la "colonización". Mientras, en Marruecos, a no ser que por allí esté Moratinos de incógnito, la representación española brilla por su ausencia. Ni embajador, ni cónsules, ni CNI... y tampoco hay embajador marroquí en España tras un nombramiento nada inocente de Mohamed VI.

Las desapariciones, sin embargo, no se limitan al ministro de Exteriores. ABC retrata la frenética actividad del Gobierno durante este verano con las imágenes de la agenda gubernamental del Ejecutivo cubiertas, a lo sumo, por una línea. Para "rellenar", incluso, incluyeron la asistencia de la ministra Sinde a un concierto como actividad gubernamental. Se echa de menos a la locuaz, en otros veranos, De la Vega. Del resto, a excepción de Blanco, poco o nada se sabe.

Sí se habla de Rubalcaba en La Gaceta por los movimientos de presos a el País Vasco o los permisos concedidos en los últimos tiempos a varios de ellos. Según el diario, los "premiados" son ya ochenta de ellos y desde Interior se considera ya a un tercio de estos reclusos como contrarios a la banda. En El País, mientras, hablan de otro terrorismo, el islamista, en un editorial de apoyo a Obama ante las intenciones de construir una mezquita en la Zona Cero. Para el diario de Prisa, no se debería tener reparo alguno en construir allí un centro de oración y es la "ultraderecha" la culpable de que el presidente haya reculado. Los asesinos del 11-S no eran "portavoces de los fieles de este credo", afirman. Y ve "inaceptable" acusar de "falta de sensibilidad" a los promotores de la iniciativa.

Dos fotos de las que ocupan las portadas destacan este martes: por un lado, la de la representación de la obra Moctezuma en el Festival de Edimburgo. El Mundo afirma que es una obra antiespañola subvencionada, sin embargo, por España. En La Razón, los protagonistas son los guardias civiles y la huelga de "bolis caídos", que contrasta, destacan, con la caída en el número de víctimas por accidentes de tráfico.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios