Menú

La EMV reconoció como titulares a vecinos desalojados en Vallecas

Gallardón aseguró este jueves que los vecinos desalojados en Vallecas cerca de la famosa Central Térmica "no tienen derecho al realojo" ya que no cumplen con las "condiciones patrimoniales". Sin embargo, la propia EMV reconocía en 1996, aunque ahora lo niegue, que son propietarios de las viviendas.

0
El Ayuntamiento de Madrid viene negando desde que estalló el escándalo que los vecinos afectados por los desalojos y la Central Térmica de Vallecas sean los propietarios legales de sus viviendas. El propio Gallardón lo sugirió este jueves, cuando dijo que "por razones patrimoniales" los vecinos desalojados esta semana de Vallecas "no tienen derecho al realojo", es decir, o al menos así se ha entendido, que los pisos de los que fueron desalojados no forman parte del patrimonio de los vecinos.

Sin embargo, tal y como puede verse en el documento adjunto, la propia Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) reconocía en un estudio del año 96 que muchos de los vecinos del edificio eran titulares de sus viviendas, entre ellos al menos cuatro de los que fueron desalojados el martes.

El caso más llamativo es quizá el de José Lorenzo Torres, que vivía en el 3º 5 del número 101 de la avenida de San Diego y que figura como titular con su propio nombre en la tercera página del documento que adjuntamos.

Menos llamativos, pero con la misma consideración desde el punto de vista de las leyes, son los casos de otras viviendas que han sido legalmente heredadas por otros vecinos: el propietario reconocido como titular por la EMV del piso B2, por ejemplo, era Adelino López Fernández, ya fallecido pero cuya viuda vive todavía, vivía mejor dicho, en el edificio.

También se ha heredado, y además hace una quincena de años, el 1º 3, cuyo titular era para la propia EMV María Candelas Hernández, que lo cedió a su nieta Mercedes, hasta el martes propietaria y ocupante de la vivienda.

Propietarios legales y legalmente reconocidos

Son sólo tres casos pero lo más significativo es que era la propia EMV la que reconocía la titularidad de la propiedad a la mayoría de los ocupantes del edificio en el momento en el que, como se puede ver en el documento, se hacía el estudio, precisamente, sobre los realojos llevados a cabo y los pendientes.

No puede ser de otro modo si nos atenemos a los contratos firmados en 1958 y en los que el Patronato Municipal de la Vivienda, antecesor directo de la actual EMV, se comprometía, literalmente, "a transmitir al adjudicatario (...) a título de venta, la propiedad de la vivienda referida".

De hecho, cuando en el año 98 el Ayuntamiento se negó a emitir las correspondientes escrituras de las viviendas hubo al menos un vecino que recurrió a los jueces para obligar a la EMV a reconocer sus derechos. El resultado fue que, tal y como se refleja en una sentencia del año 2000 emitida por la titular del Juzgado de Primera Instancia número 46 de Madrid condenaba a la EMV "a otorgar escritura pública de venta y transmisión" de una de las viviendas unifamiliares de la Colonia de Nuestra Señora de los Ángeles. Esta sentencia obra en poder de Libertad Digital.

Con todo esto resulta difícil y muy arriesgado negar que estos vecinos sean propietarios de sus casas, unas casas de las que les han echado sin darles nada a cambio y mediante subterfugios legales difíciles de sostener.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios