Menú

La fosa de Alcalá se cavó junto a un paredón de fusilamiento republicano

Nuevos datos de la fosa común de la Guerra Civil encontrada en antiguas dependencias militares del bando republicano en Alcalá de Henares. El diario ABC -que ha cedido las fotos a Libertad Digital- indica este jueves que los restos encontrados hasta ahora corresponden a siete personas, aunque la fosa, de tres metros de hondo y 140 de largo, aún no ha sido descubierta totalmente y "el número de cadáveres podría ser escalofriante". De momento, dice el diario, se sabe que "a escasos metros" había un paredón de fusilamiento. El Gobierno y las llamadas asociaciones de "defensa de la memoria", tan solícitos en otros casos, siguen éste con frialdad.

El Gobierno de la Memoria, frío ante el hallazgo

0
Nuevos datos de la fosa común de la Guerra Civil encontrada en antiguas dependencias militares del bando republicano en Alcalá de Henares. El diario ABC -que ha cedido las fotos a Libertad Digital- indica este jueves que los restos encontrados hasta ahora corresponden a siete personas, aunque la fosa, de tres metros de hondo y 140 de largo, aún no ha sido descubierta totalmente y "el número de cadáveres podría ser escalofriante". De momento, dice el diario, se sabe que "a escasos metros" había un paredón de fusilamiento. El Gobierno y las llamadas asociaciones de "defensa de la memoria", tan solícitos en otros casos, siguen éste con frialdad.
"
(Libertad Digital) Los restos humanos encontrados están custodiados en el Juzgado de Instrucción número 3 de Alcalá de Henares, aunque las diligencias las ha practicado hasta ahora el el titular del Juzgado Togado Militar Territorial número 11, asistido por una médico forense de Alcalá y por agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil.
 
Según ABC, que cita a "fuentes consultadas" no identificadas, los cuerpos fueron apilados en la fosa "de abajo arriba, sin ningún orden". La excavación fue de tres metros de profundidad y 140 de longitud, "lo que apunta a una fosa común abierta y cerrrada sucesivamente". Las mismas fuentes estiman, a instancias del mismo diario, que "el número de cadáveres podría ser escalofriante".
 
"En un cotejo posterior", dice ABC, "se ha averiguado que a escasos metros de la fosa se levantaba un paredón en esos años, tal y como aparece en fotografías aéreas de la época que están en poder del Ministerio de Defensa".
 
El descubrimiento tuvo lugar a finales de febrero, durante unas obras en el establecimiento militar que, hasta hace poco, era sede de la Brigada Paracaidista y que ahora alberga las instalaciones de la Brigada Ligera del Ejército de Tierra.
 
Entre los restos humanos, se han encontrado también "botones y hebillas, pequeños restos de ropa, algunos proyectiles –aún sin analizar– y alguna bota suelta. En principio", informa ABC, "no se ha determinado que estos objetos guarden relación con uniformes, aunque dado el tiempo transcurrido no es fácil llegar a esa conclusión".
 
                          Foto de los huesos encontrados cedida por ABC
 
La zona donde ha aparecido la fosa fue un acuartelamiento republicano durante toda la Guerra Civil. En las inmediaciones se localizaba el aeródromo a donde fue conducido el líder del POUM, Andreu Nin, después de ser detenido y brutalmente torturado por agentes españoles y rusos de la policía secreta de Stalin, con la pasividad cómplice del Gobierno de la República. Según diversas fuentes historiográficas, Nin fue asesinado en la zona donde ha aparecido la fosa. Su cuerpo nunca se ha encontrado.
 
Cinco familias han adelantado su intención de aportar el ADN de sus antepasados desaparecidos para comprobar si se corresponden con algunos de los cuerpos encontrados en Alcalá de Henares. Entre esos parientes, está la nieta de Nin. Según ABC, el juez Togado Militar se ha mostrado dispuesto a que las asociaciones que dicen defender la "memoria histórica" se impliquen en el seguimiento de la excavación arqueológica. Generalmente solícitas cuando se trata de fosas halladas en zonas del bando nacional, ninguna ha manifestado, hasta ahora, el menor interés por la fosa de Alcalá.
 
El Gobierno, mientras tanto, sigue guardando silencio sobre este hallazgo. Ningún portavoz del Ministerio de Defensa, ni del de la Presidencia ha informado a la Opinión Pública del estado de las investigaciones. Todo lo que se sabe, de momento, es gracias a las pesquisas periodísticas del diario ABC con fuentes oficiosas y no identificadas.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios