Menú

La Junta amenaza al dueño del asador rebelde con 600.000 euros de multa

La Delegación Provincial de Salud de la Junta de Andalucía ha entregado este miércoles en mano al propietario del Asador Guadalmina de Marbella (Málaga), José Eugenio Arias, un requerimiento para que deponga su actitud y retire los carteles en los que informa de que no acepta la ley antifumadores.

0

Así, desde el Gobierno andaluz han advertido al empresario de que si no depone su actitud, se le abrirá el correspondiente expediente, que podría derivar en una sanción muy grave, que incluye multas que van desde los 10.000 a los 600.000 euros.

La Administración regional ha asegurado en un comunicado que ya tiene constancia de dos incumplimientos, documentados con una denuncia interpuesta por la Policía Local de Marbella por no atenerse a la reforma de la Ley antifumadores, que entró en vigor el 2 de enero, y con la inspección que cursó este martes un funcionario de la Consejería de Salud, donde se corroboró que se reiteraban esas infracciones.

El requerimiento, con fecha 5 de enero y firmado por la delegada de Salud de la Junta en Málaga, María Antigua Escalera, establece lo siguiente:

"A la vista de los hechos expuestos y constatados tanto por la Policía Local de Marbella como por la Inspección de la Delegación Provincial de Salud y considerando las mismas presuntas infracciones de la Ley 42/2010 de 30 de diciembre, que modifica la Ley 28/2005 de 28 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, suministro, consumo y publicidad de los productos del tabaco y de la Ley 14/1986 de 25 de abril General de Sanidad, se le requiere para que proceda, en presencia de los inspectores de Salud, a la retirada inmediata de los carteles que incitan al consumo de tabaco en su establecimiento, así como a cumplir el resto de la normativa".

Precisamente, desde la Delegación Provincial de Salud han dejado claro que se pondrán todos los mecanismos necesarios para hacer cumplir la normativa.

Recogida de firmas

Por su parte, el propietario del Asador Guadalmina está recogiendo desde este miércoles en su restaurante firmas contra esta normativa para trasladarlas al Defensor del Pueblo. Además, contempla la posibilidad de transformar su negocio en una sociedad gastronómica para que no tenga cabida dicha prohibición.

"Sigo en mis trece, he dado un paso para adelante y ahora no me voy a echar para atrás; no se puede permitir este asalto que nos ha hecho el Gobierno; además, ya somos varios los que en distintos puntos de España estamos actuando así y creo que cada día que pase vamos a ser más", ha defendido. "Me da igual que a la gente le parezca bien esto o le parezca mal, yo estoy expresando mi opinión y defendiendo mis derechos como local privado", ha aseverado. 

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 55 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia