Menú

La Junta tarda 18 años en construir 24 kilómetros de la autovía Sevilla-Utrera

De los más de ocho millones de personas que viven en Andalucía, el 22 por ciento no había nacido cuando se empezaron las obras de la autovía Sevilla-Utrera, de 24 kilómetros, que se terminó este lunes. El proyecto se inició en 1990 pero se finalizó dieciocho años después.

0

LD (Pedro de Tena) El PP ha calificado este lunes de "bochornoso" el retraso de dieciocho años para la construcción de los 24 kilómetros de la Autovía Sevilla-Utrera -que se inaugurará este martes- y ha denunciado el "aislamiento" al que su trazado ha condenado a más de 150 familias de la urbanización Los Granadillos. La parlamentaria popular por Sevilla Dolores Calderón ha asegurado que la autovía de Sevilla-Utrera "no solo llega con 18 años de retraso y con un coste desproporcionado, sino que parece que además, aún le ha faltado algún tiempo para terminarlo porque mañana, lo que va a inaugurar el consejero, es una verdadera autovía de la chapuza".

En su opinión, se han llevado "dieciocho años para construir 24 kilómetros en llano y después de todo ese tiempo, encima dejan aislados y sin transporte público a más de 400 habitantes de una urbanización". "Ante esta situación, el grupo popular en el Parlamento de Andalucía va a presentar una iniciativa parlamentaria para que la Junta de Andalucía solucione esta situación de aislamiento construyendo un acceso directo a las barriadas e implantando un servicio de transporte público", ha señalado Calderón. Mientras se lleva a cabo estas actuaciones, el PP va a solicitar que, de manera urgente, se implante la señalización y las luces del puente subterráneo para evitar riesgos y accidentes para los vecinos, según la parlamentaria popular.

La historia interminable

Los 24 kilómetros que separan la capital andaluza de Utrera por la A-376, la autovía que empezó a construirse en el año 1990, se ha terminado definitivamente, cuenta Diario de Sevilla. Este martes, a las 12:30, se inaugura oficialmente una carretera que permitirá conectar estas dos poblaciones en poco más de un cuarto de hora y que ha tardado 18 años en construirse desde que la primera máquina excavó en la tierra y más de 20 desde que el proyecto comenzó a licitarse. La velocidad de construcción de la obra ha sido de 1,33 kilómetros por año, si se realiza una simple media aritmética.

Dos décadas de trabajos para completar un proyecto que tenía que estar hecho, según los cálculos oficiales, para la Exposición Universal de 1992. Para aquella fecha sólo logró inaugurarse un tramo de 8 kilómetros entre Sevilla y el cruce con la carretera de Alcalá de Guadaíra. Tras la Expo, el proyecto cayó en el olvido y no se recuperó hasta diez años después, a finales de 2000, cuando se construyeron los cuatro kilómetros de la segunda fase entre el cruce hacia Alcalá y la salida hacia la SE-418 hacia Dos Hermanas. Ya entonces se habló de 2006 como fecha límite para la finalización de la autovía, pero no pudo ser. En 2005 se terminó el tercer tramo, de 5,5 kilómetros, entre este último punto y la intersección con la SE-425 hacia la urbanización Don Rodrigo.

La fase que se pone en servicio mañana es la cuarta y última y está formada por los siete kilómetros que van desde el desvío hacia la carretera de Don Rodrigo hasta Utrera. También tiene una salida hacia la urbanización El Comodoro y un enlace para entrar en Utrera por la zona norte del municipio. Ayer los vehículos ya podían circular por parte de la nueva autovía Se había dividido uno de los sentidos en dos y delimitado con conos y por ahí pasaban los coches para luego salirse antes de llegar a Utrera y entrar en el casco urbano por la antigua carretera. La obra tiene dos pasos inferiores y un cajón bajo la línea férrea.

La autovía terminada supondrá un avance enorme no sólo para los utreranos, ya que la carretera atraviesa los términos municipales de Sevilla capital, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra antes de llegar a Utrera. También es una conexión clave y permitirá ahorrar kilómetros a quienes se dirijan hacia Ronda y la Costa del Sol. Los 18 años que ha durado la construcción de la carretera no tienen parangón en la ingeniería pública sevillana de la historia reciente. Vías más largas y que se iniciaron después, como la A-66, ya llevan años en servicio. Eso ha hecho que en Utrera se conozca irónicamente a la autovía con nombres como la Vía Láctea o El Escorial de la Campiña.

Los fabulosos retrasos del señor Chaves

La A-92


La A-92, la autovía diseñada en principio para unir el occidente con el oriente andaluz (Sevilla-Granada) y que luego se convirtió en un proyecto más ambicioso al abarcar la conexión con Murcia por el norte y el enlace con Almería por el sur, entró en su recta final en junio de...2002, diez años más tarde de lo previsto. La Junta de Andalucía era la responsable de la ejecución de casi 500 km del total de 514, que terminaron en junio de 2002. Quedaban aún dos tramos ambos de la variante sur que enlazaba con Almería, cuya finalización quedó fijada en el otoño de ese año. Recuerden que en el tramo a Málaga se enterró el dinero negro del caso Ollero.

La historia de la A-92 comenzó en 1986, explicó en su día ABC, cuando ya se vislumbraba la celebración en Sevilla del V Centenario del Descubrimiento de América con una Exposición Universal. En esa fecha, se proyectó una A-92, con vocación de unir transversalmente la Andalucía occidental con la oriental, históricamente mal comunicadas por una red de carreteras estatal que partían de forma radial desde Madrid a las provincias. Así, el primer proyecto se limitó a diseñar una autovía desde Sevilla a Granada. Esa primera fase de la A-92 acumuló retrasos y no estuvo terminada para la fecha clave, el 1992. Se finalizó un año después en 1993, aunque en la realidad ha seguido en obras prácticamente hasta ahora pues ha habido que rehacer y arreglar los numerosos puntos negros y defectos de fábrica que acumularon las obras. Hasta Murcia y Almería

En 1992, ya se vio que el proyecto de autovía había quedado corto y que lo lógico era ampliarlo y dar a Andalucía una salida hacia Levante amén de que Almería había quedado descolgada del proyecto. Esta obra se terminó en 1997; el segundo ramal, el sur, conectaría la autovía con el Bajo Almanzora y con la capital almeriense, esta última fase es la que estaba pendiente de la finalización de dos tramos competencia de la Junta en 2002, diez años después.

La Jerez-Los Barrios

En 2006, se inauguraba el último tramo de la autovía Jerez-Los Barrios

Eso si no contamos con la construcción del último tramo, no considerado así por las prisas inauguradoras de Manuel Chaves, que unía esta autovía con la autovía Sevilla Cádiz. O sea, 14 años después de ser proyectada, la Junta terminaba esta autovía. Los 100 kilómetros de autovía suponían el punto y final del tradicional aislamiento del Campo de Gibraltar que, por cierto, cuenta con el segundo puerto de Europa. Los primeros trabajos de construcción de la autovía se remontan a los últimos meses de 1997

Según recordó uno de los representantes relevantes del PP en Cádiz, Aurelio Romero, "ya en los presupuestos de la Junta de Andalucía de 1990 aparecía la primera partida para la A-381, en concreto mil millones de las antiguas pesetas". De esta forma, Romero entiende que "en catorce años ha habido más que suficiente para que esta obra estuviese más que terminada". Y añadió que "está claro que si no es por el Gobierno del PP esta obra no hubiera llevado el curso de los últimos años. La Autovía Jerez-Los Barrios en la provincia de Cádiz estaba incluida como objetivo prioritario tanto en el Plan Director de Infraestructuras 1993-2007 como en el Plan Director de Infraestructuras de Andalucía 1997-2007.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation