Menú

Los fingidos orgasmos de los "fugados" sindicales y Herrera defendiendo a Reverte

Garzón y la "manifa" sindical de Vistalegre copan las portadas de la prensa de este viernes, en cuya cara editorial destaca que el "superjuez" ya es defendido únicamente por un animoso e injurioso Público, lo que viene a ser lo mismo que estar sólo ante un panorama legal más que oscuro.

0

Y es que El País, tradicional defensor del magistrado Garzón (en su etapa post caso Gal, claro) "se rila" editorialmente este viernes, cuando más necesitado de su ayuda estaba el juez (o ya casi ex juez) que se queda sólo con un Público que, obviamente, no es lo que era el periódico de Prisa. Aunque bueno, ni el propio país es lo que era, todo hay que decirlo.

Sin embargo, la defensa del periódico que no escribe editoriales porque toda su portada es un editorial tampoco parece muy acertada. Primero por el titular injurioso y casi delictivo, "El Supremo persigue a Garzón". Aunque más abracadabrante, si cabe, es una entrevista con el propio justiciable, hecha con motivo de un magno acontecimiento: la concesión del título de "hijo adoptivo" por el pueblo de Valverde del Camino, el primero (y quién sabe si el último) en el que ejerció como juez.

Lo más destacable, las tremendas preguntas del periodista: "Dejó usted huella imborrable..."; "su calidad humana y su valentía profesional"; "parece que echa de menos Andalucía y su gastronomía"... Toda una dura prueba para Garzón que, al final, tiene que confesarlo todo: "Soy andaluz hasta los tuétanos y desde las raíces hasta el final de los días". ¿No se les escapa una lagrimita?

Hablando de defensas, no hay que perderse la que hace Carlos Herrera de Pérez Reverte desde su columna en ABC. Lean, lean:

"Puede que a APR le falte un poco de correa, pero su oficio no es el de la política menor. Ni siquiera el de la mayor: no pertenece a la cuadra de la ceja, tampoco a la de los otros, va por libre y tiene la boca muy suelta. No necesita de subvención alguna para vivir y no comparte el paniaguado sistema de gratitudes que contempla la administración andaluza".

Y es que, como bien dice Herrera, el bicentenario de la Pepa "merece algo más que unas peleas propias de verdulería desestructurada".

Respecto al segundo gran tema del día, la demostración sindical de Vistalegre, hay que recurrir a diversas fuentes para hacerse una idea de lo glorioso del evento. La primera debería ser el artículo de Gistau en El Mundo, con el expresivo título "Fingiendo el orgasmo" en el que cuenta sabrosos detalles de la fiestecita, como este: "Alguien se acercó a Méndez y le dijo: "Vamos, Cándido, es hora de hacer el paseíllo". Suerte que se trataba de una acepción taurina, y no de la histórica, que habría acarreado feas evocaciones".

La conclusión, demoledora para CCOO y UGT: "Están fingiendo el orgasmo vindicativo, hay que reconocer que ayer gimieron de un modo muy creíble".

Santiago González, también desde El Mundo, compara el acto de este jueves con la desangelada fiesta rodiezmera: "Es la diferencia entre tener de público a la vanguardia de la clase obrera, que son los liberados de los sindicatos, o reunirse con la puta base, que está mucho menos concienciada, dónde vamos a comparar"

Por último, en La Razón es el común de los ciudadanos el que sentencia a los "camaradas" sindicales con unas cuantas frases recogidas en los alrededores de Vistalegre por un periodista. Algunas frases son tan jugosas como esta sobre los liberados: "Serán los... ¿cómo se llaman? Sí, los fugados, eso sí que es un chollo".

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios