Menú

Madrid, asediada por las obras a una semana de la vuelta de las vacaciones

A sólo una semana de la vuelta al trabajo grandes arterias de Madrid permanecen levantadas y así seguirán durante muchos meses más. Las obras, proyectos personales de Ruiz Gallardón, son, en su mayoría remodelaciones puramente estéticas.

Fernando Díaz Villanueva
0
Plaza de Colón en obras | Foto:FDV

El de la próxima semana puede ser el atasco del siglo en la capital. Obras, obras y más obras. Y todas en lugares céntricos y puntos neurálgicos de la ciudad como la calle Serrano, la plaza de Colón, el Paseo de Recoletos o la Plaza de el Callao. Algunas, las de menor porte estarán concluidas antes de finalizar el año, otras, sin embargo, prometen largos y desesperantes atascos hasta bien entrado el 2010.

Calle Serrano, la madre de todas la obras

Las obras en dos kilómetros de la Calle Serrano, obra emblemática del alcalde durante esta legislatura, cuestan, además de la paciencia de los viandantes y los conductores, 106 millones de euros. Van del cruce de Serrano con María de Molina a la Puerta de Alcalá. El proyecto es faraónico. Ruiz Gallardón quiere semipeatonalizar la calle para convertirla en una suerte de escaparate de la capital. Las aceras se ampliarán a costa de un carril, pero, de los cinco restantes, sólo tres serán para los vehículos privados. Los otros dos estarán destinados al transporte público.

Los inmensos agujeros que se están practicando en la calle estarán destinados a tres aparcamientos que sumarán unas mil plazas. Para eso, lógicamente, hay que cavar muy profundo y remover mucha tierra, y esa es la razón por la que la Calle Serrano se encuentra, literalmente, sepultada por las obras. Y así estará durante, como mínimo, un año y pico más porque la previsión del alcalde es que la calle Serrano se pase levantada unos 24 meses. Los conductores que frecuenten la zona y los comerciantes de esa parte del barrio de Salamanca ya pueden ir armándose de paciencia porque va para largo.

Recoletos y Plaza de Colón

En paralelo a la calle Serrano Gallardón ha puesto en marcha uno de sus sueños urbanos más antiguos: la remodelación integral del eje Prado- Recoletos. Los planes del alcalde son idénticos a los de la calle Serrano, es decir, ampliar las aceras y reducir los carriles de circulación rodada. Así que los atascos de los próximos meses pueden ser el preludio de un macroatasco diario en este eje vial, uno de los más transitados de la capital.

En Colón la obras persiguen, una vez más, un objetivo estético, en este caso devolver la estatua del descubridor de América al centro de la glorieta, tal y como estuvo hasta mediados del siglo pasado. Sobre el papel parece sencillo, coger la estatua y ponerla en una isleta situada sobre la plaza, pero en la práctica supone un desafío porque la plaza es muy céntrica. En ella se cruzan dos de las principales arterias de Madrid que canalizan tráfico en los ejes norte-sur y este-oeste. La obra de Colón incluye una remodelación de la calle Jorge Juan, que ha sido cerrada al tráfico sobrecargando, de este modo, el Paseo de Recoletos, que ya viene sobrecargado por las obras en Serrano.

Más zanjas

Por si las obras en Serrano, Colón, Recoletos y Jorge Juan no fuesen suficientes para el sufrido conductor madrileño el ayuntamiento ha metido la piqueta en otros puntos de la ciudad. Así, la plaza de Santa Bárbara, junto a la glorieta de Alonso Martínez, también está levantada, y parte de la calle O`Donnell en el acceso de la M-23, y el túnel de Santa María de la Cabeza, y la plaza de El Callao… y un largo etcétera de pequeñas obras que continuarán durante el mes de septiembre y que convertirán la ciudad en un infierno circulatorio.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco