Menú

Mueren cuatro niños en Sant Boi al hundirse el tejado de un polideportivo

Doce personas, cuatro de ellas niños, es el balance de muertos por el fuerte temporal de viento que ha azotado gran parte de España en las últimas horas. El suceso más trágico ha ocurrido en Sant Boi, donde se ha hundido un pabellón deportivo acabando con la vida de cuatro menores.

0
Doce personas, cuatro de ellas niños, es el balance de muertos por el fuerte temporal de viento que ha azotado gran parte de España en las últimas horas. El suceso más trágico ha ocurrido en Sant Boi, donde se ha hundido un pabellón deportivo acabando con la vida de cuatro menores.

L D (Europa Press) En Cataluña, el temporal se cobró la vida de siete personas, cuatro de ellas niños. El siniestro más importante tuvo lugar en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), al hundirse un edificio anexo a las instalaciones del campo de béisbol municipal, a consecuencia del cual murieron 4 menores de entre 9 y 12 años, y ocho personas resultaron heridas.

Las fuertes rachas de viento hundieron la cubierta y las fachadas de la nave anexa al campo, ubicado en la calle Riera de Fonollar junto a la avenida Aragón.

Entre los heridos, destacan tres niños que permanecen en la UCI, aunque no se teme por sus vidas. Cuatro niños más y un adulto también siguen hospitalizados en los hospitales de Bellvitge, Sant Joan de Déu y Vall d'Hebron.

El Ayuntamiento de Sant Boi decretó tres días de luto oficial como muestra de apoyo a los familiares de las víctimas en un pleno extraordinario convocado el sábado por la tarde, que empezó con un minuto de silencio y que acogió, en la sala de plenos del Ayuntamiento, a unas 100 personas entre concejales, entidades y familiares y amigos de las víctimas.

El alcalde de la población, Jaume Bosch, aseguró, en una rueda de prensa posterior, que la instalación siniestrada estaba en "buen estado" y que, desde que había sido remodelada en 1992 con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona, "no se había detectado ninguna deficiencia por parte del Ayuntamiento ni de los usuarios".

Según Bosch, la causa del siniestro fue un viento "excepcional" que podría haber ido acompañado de algún otro fenómeno como un tornado. "A la espera del informe, no se puede decir la causa exacta del siniestro más allá de manifestar que se ha producido un fenómeno atmosférico extraordinario", apuntó.

Otro de los accidentes mortales que tuvo lugar el sábado a causa del temporal ocurrió en La Palma de Cervelló (Barcelona) y en él un hombre perdió la vida al caerle encima un árbol. Además, otro hombre resultó herido grave en el mismo sinistro y fue trasladado al Hospital de Vall d'Hebron de Barcelona. Horas después, otro hombre, de unos 60 años, murió en Abrera (Barcelona) en las mismas circunstancias.

El primer suceso mortal provocado por los fuertes vientos tuvo lugar el sábado por la tarde, cuando una mujer murió al caerle encima una pared de una obra en la calle Llacuna de Barcelona, en el barrio del Poblenou, debido a una racha de viento. La mujer fue trasladada al Hospital Clínic de la capital catalana, pero los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida.

Otros tres muertos en Galicia

Mientras, en Galicia el temporal de viento y lluvia se saldó con tres personas fallecidas y con problemas en numerosas vías de comunicación por tierra, mar y aire, así como cortes en el suministro eléctrico de numerosos puntos de Galicia.

Entre los sucesos más importantes causados por el fuerte viento, un agente de la Guardia Civil de Tráfico falleció en torno a las 4.30 horas de la madrugada en el municipio lucense de Burela tras caerle un árbol encima mientras regulaba el tráfico el tráfico.

Además, un hombre de 82 años falleció calcinado en el incendio de su casa en Vilalba (Lugo) por un cortocircuito causado por el temporal en torno a las 22.00 horas de la pasada noche.

Mientras, los seis tripulantes de un barco de bandera portuguesa, el mercante 'Braga', tuvieron que ser evacuados por el helicóptero Helimer al detectar una vía de agua en el buque, que se iba a pique por el fuerte oleaje. Una vez en el Hospital de A Coruña, cinco de ellos, ilesos, fueron dados de alta, mientras que uno falleció.

Por otra parte, en el término municipal alicantino de Aigües de Busot un hombre de 51 años falleció tras caerle encima un muro. Los hechos se produjeron en torno a las 11.40 horas del sábado en la partida de la Venteta cuando el muro se derrumbó.

La última víctima por el temporal se produjo en el municipio burgalés de Hontoria de Valdearados, donde una mujer de 73 años perdió la vida al caerle encima una puerta debido a las fuertes rachas de viento. El suceso se produjo en torno a las 14.00 horas, cuando la Guardia Civil tuvo constancia del fallecimiento de la mujer, A.F.C. de 73 años, al desplomarse una puerta como consecuencia del viento.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD