Menú

Ni la tuna se libra de la SGAE: la voracidad de Bautista no tiene límite

La SGAE hace gala una vez más de su voracidad recaudatoria. Ahora les toca a las tunas que, a pesar de no cobrar por sus actuaciones, deberán pagar derechos de autor. La sociedad que preside "Teddy" Bautista no respeta ni a los estudiantes cuando hay dinero de por medio.

LIBERTAD DIGITAL
0
La SGAE hace gala una vez más de su voracidad recaudatoria. Ahora les toca a las tunas que, a pesar de no cobrar por sus actuaciones, deberán pagar derechos de autor. La sociedad que preside "Teddy" Bautista no respeta ni a los estudiantes cuando hay dinero de por medio.
Eduardo "Teddy" Bautista, presidente ejecutivo de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE)

Así lo revelan Javier Romera y Antonio Lorenzo en un artículo publicado en el diario El Economista, un reportaje en el que incluyen las declaraciones de Joseba Molina, presidente del Consejo Nacional de Tunas Universitarias de España, en las que augura el "hundimiento de las tunas" porque sus actuaciones "no tienen ánimo de lucro".

Según Molina, la Sociedad General de Autores y Editores están exigiendo unos pagos desorbitados que no pueden soportar los músicos universitarios. Cada año se celebran en nuestro país alrededor de 20 a 30 certámenes de tunas de distintas facultades y, según denuncian, algunos de sus miembros "nos han empezado a reclamar el repertorio de nuestras actuaciones para llevarse su parte, en muchos casos aunque ni siquiera cobremos por la entrada".

Molina explica, por ejemplo, que "en la Universidad de Deusto, en Bilbao, cuando se ha organizado un certamen de tunas, cobramos entrada, pero no con ánimo de lucro, sino tan sólo para sufragar el viaje y el alojamiento de los participantes, con lo que si la SGAE nos cobra por la representación en el teatro, acabamos perdiendo dinero".

En su opinión, la ambición recaudadora de la sociedad gestora de derechos es tal, "que van a acabar exigiendo el pago a la gente que toca el acordeón o la guitarra en el metro para poder vivir". Y es que a la entidad que preside Teddy Bautista, todo eso parece importarle más bien poco cuando hay dinero de por medio. Si cobra por festivales solidarios, las bodas, bautizos y comuniones, ¿cómo no va a cobrar a las tunas?

La SGAE ha mantenido siempre que tiene que cobrar por las obras que están protegidas por los derechos de autor, por lo que si las tunas interpretan una obra popular de carácter anónimo, en principio no habría ningún problema. Pero si cantan, en cambio, una adaptación de otro autor, deben pasar por caja.

El director general de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Javier Trujillo, ha negado que cobren derechos de autor a las tunas, excepto cuando el público paga por un certamen de tunas o cuando alguien obtiene un beneficio por su actuación.

Temas

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 17 comentarios guardados

    Servicios