Menú

Peces Barba llama ignorantes a Aguirre y Camps y dice que "bordean la prevaricación"

0
"
"
(Libertad Digital) El autor intelectual de Educación para la Ciudadanía critica la sentencia del TSJA que reconoce el derecho a objetar contra esta materia y considera que Esperanza Aguirre y Francisco Camps pueden "bordear la prevaricación" con sus "proclamas de fomento de la desobediencia". En El País, este lunes, Gregorio Peces Barba descalifica la sentencia del Tribunal andaluz por sus "tesis premodernas"
 
Gregorio Peces Barba vaticina una próxima revocación de la sentencia. "No tiene, creo, (...) muchas posibilidades de sobrevivir a un recurso serio que ya está en marcha", opina en una tribuna de El País.
 
El profesor emérito de Filosofía del Derecho de la Carlos III, también ex comisionado político para las víctimas del terrorismo rechazado por éstas por su defensa de la negociación con los terroristas, defiende el perfil de una "ética pública" impuesta por el Estado con la legitimidad de la mayoría democrática.
 
A su juicio, Educación para la Ciudadanía no se aparta de los límites de la enseñanza de una ética pública "que debe comprender los valores constitucionales, las instituciones, los procedimientos de toma de decisiones, y los derechos fundamentales".
 
En contra de todas las evidencias que han demostrado, con base en los decretos de contenidos del Ministerio y de las Comunidades Autónomas, así como en los manuales de texto, que EpC es mucho más que eso e imparte doctrinas sobre moral sexual, relativismo o laicismo coincidentes con el paradigma ideológico y cultural del partido gobernante en este momento, el arquitecto de la asignatura opina que la sentencia "aparentemente defiende los derechos de unos padres pero en realidad los derechos a adoctrinar de la Iglesia Católica, excediendo del ámbito de la ética privada y extendiéndose a la ética pública que corresponde al Estado".
 
Para Peces, la resolución del TSJA se apoya en "una genérica y confusa referencia a valores morales", una base insuficiente, a su juicio, para admitir el derecho a objetar contra la asignatura.
 
Se trata –considera el ex rector de la Carlos III– de "tesis premodernas, como la unificación de la moral", que "contradicen grandes progresos de la modernidad como la secularización de la vida política". Descalifica, apoyándose en J. Bentham, a "esos fanáticos armados de un derecho natural que cada uno interpreta a su manera afirmando que una norma la obedece porque está de acuerdo con ella y otra no, porque la rechaza".
 
"Es obvio", dice Peces, "que se debe reconocer el derecho de los padres a que se respete en la educación de sus hijos sus convicciones religiosas y filosóficas, pero eso no es relevante puesto que la Educación para la Ciudadanía se refiere a una competencia pública que es la enseñanza que debe comprender los valores constitucionales, las instituciones, los procedimientos de toma de decisiones, y los derechos fundamentales".
 
El profesor le augura una corta vida a la sentencia del TSJA, una vez que se estudie en una instancia superior "un recurso serio que ya está en marcha", según dice, refiriéndose al anuncio que en su día hizo el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves.
 
Descalifica a los presidentes autonómicos  Esperanza Aguirre y Francisco Camps por comunicar que aplicarán la sentencia y admitirán todas las objeciones de padres a EpC. Se han lanzado, opina Peces, "a proclamas de fomento de la desobediencia de la asignatura que podrían bordear la prevaricación, pero que sobre todo ponen de relieve su ignorancia y su desprecio por la modernidad".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios