Menú

Amenazas contra Galicia Bilingüe en la marcha nacionalista en Santiago

En la marcha de la Mesa por la Normalización Lingüística por la imposición del gallego frente al castellano se han oído amenazas contra Galicia Bilingüe y su presidenta. "Gloria Lago, pim pam pum" fue una de ellas. La Xunta, mientras, habla de una derogación "realista" del decreto del bipartito.

0
En la marcha de la Mesa por la Normalización Lingüística por la imposición del gallego frente al castellano se han oído amenazas contra Galicia Bilingüe y su presidenta. "Gloria Lago, pim pam pum" fue una de ellas. La Xunta, mientras, habla de una derogación "realista" del decreto del bipartito.
Manifestación nacionalista en Santiago. Foto: A. de Aragón

(Libertad Digital) Según ha podido saber este diario, durante la marcha a favor de la imposición del gallego en las aulas se han emitido amenazas a la plataforma Galicia Bilingüe y su presidenta, Gloria Lago.

"Gloria Lago, pim pam pum", o "Estamos todos, sólo falta Gloria Lago", han sido algunas de las consignas coreadas por ciertos grupos asistentes tales como Briga (Brigada Galicia) o Nós-Up (Nós Unidade Popular), algunos de los que boicotearon la manifestación no nacionalista del pasado mes de febrero y organizaron importantes incidentes.

Algunas de estas organizaciones radicales, contrarias al bilingüismo, estaban entre el conjunto de colectivos nacionalistas que han asistido para hacer una severa advertencia a Feijóo en cuanto a política lingüística se refiere.

Contra el bilingüismo

Según fuentes de la Policía nacional y la entidad convocante, a la manifestación asisitieron más de 20.000 personas. Entre ellas había personalidades de la política, de la cultura y de la sociedad de Galicia, que se unieron a la convocatoria por La Mesa por la Normalización Lingüística para exigir el uso del gallego en la enseñanza  y contra la política lingüística de la actual Xunta.

La numerosa manifestación, pese a las condiciones climáticas que registró la capital gallega con intensa lluvia que dio tregua por momentos, partió, según fuentes de Europa Press, a las 12.30 horas -con media hora de retraso a causa de la enorme masa de asistentes- de la Alameda compostelana e iba encabezada por un grupo de niños que llevaban una pancarta con el lema 'Señor Feijóo, queremos jugar y aprender en gallego', para pedirle al presidente de la Xunta que no derogue el decreto que regula el uso del gallego en la enseñanza y que aleja el castellano de las escuelas.

Tras ellos se situaban los miembros de la Mesa y su presidente, Carlos Callón, que antes de iniciar la movilización pidió al presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "que se apropie del gallego y lo defienda con el ejemplo de las personas que se reunieron hoy aquí".

Así, en declaraciones a los medios, recordó que "el consenso en la lengua ya existe y que la inmensa mayoría de la sociedad gallega no permitirá ningún paso atrás". "Ser defensor del gallego no es poner la mano en el pecho y recitar un verso, ser defensor es garantizar el derecho a vivir en nuestra lengua", afirmó.

Feijóo simulando a Pinocho

El transcurso de la marcha estuvo dirigido por un grupo de zancudos y gaiteros, mientras la multitud coreaba consignas como 'En galego na Galiza', 'Falamos Galego, temos dereitos' o 'Pola nosa lingua, ningún paso atrás', además de las proclamas que pudieron oírse contra Galicia Bilingüe.

Tras la pancarta de La Mesa, que dirigió la manifestación, el siguiente grupo fue el del BNG, entre los que se encontraban el portavoz nacional, Guillerme Vázquez; el portavoz parlamentario, Carlos Aymerich; el diputado en el Congreso, Francisco Jorquera; y diputados como Teresa Táboas, Ana Pontón, Alfredo Suárez Canal y Carme Adán.

Entre las numerosas pancartas que portaban los manifestantes mientras recorrían las calles de Compostela, se leían los logos de La Mesa, BNG, Galiza Nova, los sindicatos CIG-Ensino, STEG o Sindicato Labrego Galego; además de los Comités Abertos de Facultade.

Además, entre las curiosidades de la jornada, se vio una pancarta en la que se veía a Feijóo simulando a Pinocho; las burlas entre los zancudos y los niños sobre la castellanización del topónimo 'A Coruña'; o un grupo de independentistas que bromearon con la bandera española y se situaron en la Plaza de Quintana vestidos de blanco, con máscaras y con una enseña nacional tapándoles la boca.

Acto central

La cabeza de la manifestación alcanzó la Quintana a las 13.30, momento en el que Carlos Callón subió a un palco para proclamar que se trataba la "mayor manifestación en defensa del gallego de la historia".

Callón lanzó "un aviso a Feijóo" y un "grito contra la demagogia de quien dice que el gallego equivale a fracaso escolar". "Su bilingüismo cordial es una sumisión cordial y amable", consideró para después advertir de que "para enterrar la lengua, no habrá consenso" por su parte. 

Un "aviso" al PP

El portavoz del BNG, Guillerme Vázquez, consideró el acto como "un aviso de unos miles de personas que le dicen al PP que tiene que dar marcha atrás en esa política  de acabar definitivamente con el idioma gallego", por lo que pidió al PPdeG que "modere esas posiciones radicales que adoptó desde un primer momento".

Por su parte, el portavoz parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, definió la movilización como, en su opinión,  "una muestra clara" de que hay "miles de gallegos" que quieren "vivir con normalidad y con su lengua" frente  al Partido popular que "pretende hacer que se sientan extranjeros en su propio país". "No lo vamos a permitir", resolvió.

Por su parte, la diputada nacionalista Teresa Táboas, simplemente se refirió a Feijóo para recordarle que "vive en un país que se llama Galicia y que tiene un idioma que se llama gallego", y la diputada del Bloque Ana Pontón señaló que el pueblo "quiere seguir teniendo normativa que ampare y proteja el gallego".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 26 comentarios guardados

    Servicios