Martes 9 de Noviembre
Actualizado a las 00:12:49
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Sociedad

"HA LLEGADO EL MOMENTO DE REVINDICAR A CARRILLO"

Público acoge al periodista de El Mundo que dijo: "toda España debió ser Paracuellos"

El pasado 21 de noviembre, un día después del aniversario de la muerte de Franco, Félix Martínez, redactor jefe de El Mundo en Cataluña, escribía un artículo titulado "La nostalgia de los malvados" con la expresión de un deseo explosivo: "Toda España debió ser Paracuellos". El pasado 30 de noviembre e-Nocicies informaba de que había sido despedido por el diario a causa del artículo y el propio periodista ha confirmado su despido y anunciado que lo acogerá el diario Público como parte de su redacción.

"
(Libertad Digital) Según cuenta el propio Félix Martínez en su bitácora, "el viernes pasado me vi obligado a abandonar mi trabajo en el diario El Mundo". Obligado, porque "la jefa de personal se presentó a las 10 de la mañana para entregarme la carta de despido" a consecuencia del contenido de su artículo "La nostalgia de los malvados". En él dice literalmente que "Toda España debió ser Paracuellos", en referencia a la cárcel de la localidad madrileña en la que se ejecutó, de forma sistemática y en pocos días, a un número de personas que supera las 5.000. La historiografía apunta a la responsabilidad personal de Santiago Carrillo.
 
Pero Martínez no estará en el paro por mucho tiempo. Según cuenta en su blog, "aquellos interesados en leer mis crónicas podrán hacerlo en el diario Público". De este modo, su sección "Secretos & Mentiras" volverá en el diario de Jaume Roures, "aunque aún no sé cómo".
 
En la anotación de su bitácora matiza esas palabras, con las que termina su artículo "La nostalgia de los malvados" y que él reconoce que fue "especialmente duro". Dice ahora que, aunque sigue " reivindicando la figura de Santiago Carrillo", cuando decía que Toda España debió ser Paracuellos "sólo lamentaba que el país entero debería haber sido testigo de aquellos hechos para evitar imputaciones infundadas".
 
Sin embargo resulta complicado encontrar las palabras que le den precisamente ese sentido a sus palabras, con las que termina su artículo, y no otra. En él habla claramente de lo que deberían sufrir "los nostálgicos del franquismo" como Blas Piñar, al que acusa de ser "responsable de los asesinatos de los abogados de Atocha". Los "malvados asesinos merecen una muerte lenta y dolorosa", por lo que se duele de que enfermedades como el cáncer se lleve a los "bondadosos" y "justos".
 
Y advierte de que "los que hemos enterrado a los vencidos", "responderemos primero con la fuerza de la razón ante la razón de la fuerza, luego con la ley que a ellos jamás asistió, y si no basta, con todo". Los nostálgicos "aún son capaces de matar. Pero no deberían poner a prueba", sigue, "la paciencia de los que acumulamos más de 70 años de ansias de justicia".
 
Y es entonces cuando concluye el artículo recordando el caso de un camarero que estuvo tentado de utilizar el cuchillo jamonero contra dos capitostes franquistas. Él, nos dice, no lo hizo porque era un buen hombre. "Pero a los hombres buenos los estamos enterrando y entre su prole, la siguiente generación, hay un número suficiente de hijos de puta que sí habría dado al cuchillo el uso que debió tener", concluye. Y es en este contexto en el que termina el artículo diciendo que "Quizá ha llegado el momento de reivindicar a Carrillo. Toda España debió ser Paracuellos".
0 comentarios
Compartir:
Menéame Tuenti
Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899