Menú

Público contra Rosa Díez y la monumental rabieta de El País

El Debate sobre el estado de la Nación da sus últimos coletazos en las portadas de los diarios. Varios de ellos coinciden en preguntar a los ciudadanos sus impresiones. Otros, destacan alguno de los escasos anuncios del presidente. Y hay quien se enfada, mucho, con él.

MERCEDES R. MARTÍN
0

El País, El Mundo y La Gaceta coinciden en publicar encuestas sobre la opinión de los ciudadanos sobre el debate. Rajoy sale ganador pero por poco margen, como coinciden en señalar El País y El Mundo, que tras el varapalo que le dio ayer, sale en defensa del líder del PP en su editorial. Dice que, a la vista de estos datos, parece que "la estrategia de hacer política con toda la calma sin asumir riesgos le está dando resultados aunque sea poco a poco".

También habla, de pasada, sobre la comentada ausencia de Mariano Rajoy en el segundo día de debate. Todo lo contrario que Público: la portada la despacha con dos frases de letra extra grande: "Rajoy, ausente". En el interior, es algo más explícito: "Rajoy se toma el día libre". Por supuesto, es el más vapuleado por los columnistas. Pero tiene el consuelo de no ser el único. La que fue gran protagonista de la sesión, Rosa Díez, es objeto de críticas en la crónica parlamentaria, muy elogiosa con la actuación del presidente. Dice que la diputada hizo un discurso "españolista", califica de "agresiva" su actitud, afirma que "soliviantó" al PSOE y que la defensa de Zapatero –recordemos que ninguneó a Díez por el hecho de tener un solo diputado– "obedeció al lenguaje belicoso" de la parlamentaria. Y todo ello, en el interior. El titular grande es para el presidente y sus palabras sobre la nación.

El País, también poco amigo de Díez, le dedica una sola línea en su crónica. A su pesar, tiene que dedicar buena parte de su sección Nacional, y su principal editorial, a la sentencia que este jueves terminó de desmontar la trama de espías aireada por este mismo diario y que acabó llegando a los tribunales de la mano de sus supuestos afectados, Alfredo Prada y Manuel Cobo. El varapalo, espectacular, deja poco lugar para las matizaciones pero el diario lo intenta. Habla de un archivo "pese a las pruebas" y lamenta que la juez no quisiera escuchar a la esposa de Sergio Gamón, entrevistada hace pocas semanas por el propio diario. Anuncia también la intención de Prada de recurrir la sentencia. Cobo, de momento, se lo está pensando.

En el editorial, dice que la juez ha llevado el caso con "exasperante lentitud y aparente desgana". "Todo hacía pensar que se estaba a la espera de algún pretexto para cerrarla sin consecuencia alguna para los espías y sus jefes", dice el diario, que por supuesto, no se apea de la teoría del espionaje, algo que le obligaría a rectificar varias decenas de portadas. Pocos párrafos después, llega a decir que "lo único que queda claro y como un hecho incontrovertido, aunque inexplicado, tras una investigación judicial más bien abúlica y escasa, es que el denunciante Manuel Cobo se sintió espiado". Bien poco, entonces, si todo se reduce a una mera sensación del número dos de Gallardón. El País también saca a relucir los partes que se encargó de desmentir El Mundo. La novedad es que desde Prisa admiten por fin que fueron "una chapuza". Pero afirman, quizás recordando a los personajes de cómic Mortadelo y Filemón, que es un "ingrediente" que forma parte de esta actividad.

Tras este ejercicio de creatividad, cabe destacar otro editorial, pero de El Mundo. El tema es el de la intención del Gobierno de eliminar la sección de contactos de la prensa. En este diario dicha sección existe y el malestar es manifiesto. Evoca en el editorial la mención del PSOE de su deseo de tener contra estos anuncios "herramientas más elaboradas que simplemente su prohibición por ley". Se pregunta El Mundo si aluden a "grilletes", "flagelación" o "la bañera". Y sostiene que no hay razones para su supresión. La medida, advierten, tiene "un tufillo intervencionista similar" a la decisión tomada también este jueves sobre dejar de vender en los colegios bollería. Sobre este asunto habla Público con una llamativa foto de Trinidad Jiménez en un comedor escolar repartiendo una comida poco apetitosa a juzgar por las espantadas miradas de los pequeños.

El tema de los anuncios de contactos es, en cambio, motivo de júbilo en La Razón, que abre con este tema a toda página. También lo celebra La Gaceta que incluye una columna de Joaquín Leguina de tema bien distinto: el Estatuto catalán. El socialista también discrepa de sus compañeros en este tema. Dice que "no cabe en la Constitución ni a martillazos" y se refiere a las intenciones legislativas de Zapatero, "un disparate con perfume totalitario". Algo similar dijo en el Congreso Rosa Díez y a ella dedica su columna Federico Jiménez Losantos, por haber sido la única, con Zapatero, que se ha referido "al problema capital" de España: "la liquidación del régimen constitucional, la nación política y la soberanía popular por el Estatuto catalán, verdugo de la Constitución".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios