Menú

Rafael Sánchez Ferlosio recibe el Premio Cervantes de manos de los Reyes en Alcalá de Henares

El escritor español Rafael Sánchez Ferlosio recibió este sábado de manos del Rey el Premio Cervantes, el máximo galardón de las letras hispanas. El Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, ciudad natal de Cervantes, sirvió de marco para la entrega del prestigioso galardón, dotado con 90.151 euros y que a Ferlosio, de 77 años, le fue concedido el 2 de diciembre pasado.

0
El escritor español Rafael Sánchez Ferlosio recibió este sábado de manos del Rey el Premio Cervantes, el máximo galardón de las letras hispanas. El Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, ciudad natal de Cervantes, sirvió de marco para la entrega del prestigioso galardón, dotado con 90.151 euros y que a Ferlosio, de 77 años, le fue concedido el 2 de diciembre pasado.
Rafael Sánchez Ferlosio
L D (EFE) Tras recibir la distinción, el escritor se dirigió al auditorio y pronunció el tradicional discurso en torno a Cervantes y a su mítico personaje, Don Quijote, a quienes este autor ha dedicado no pocas páginas en su ya larga carrera literaria.
 
En su discurso, el Rey ha definido a Rafael Sánchez Ferlosio como un "maestro de la palabra y alquimista del lenguaje" y destacó su "escritura de pureza y perfección clásicas". Don Juan Carlos dijo que desde el comienzo de su carrera literaria Sánchez Ferlosio "ha cultivado la investigación lingüística y la experimentación de nuevos recursos narrativos".
 
El Rey, junto a la Reina, presidió el solemne acto de entrega del Premio Cervantes, celebrado, como cada año, en el histórico paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid). Los Reyes estuvieron acompañados en la ceremonia por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, y el rector de la universidad alcalaína, Virgilio Zapatero.
 
A la manera de Cervantes
 
Don Juan Carlos recordó que "a ambos nos une el mismo lugar de nacimiento, la eterna Roma" y expresó su reconocimiento a este autor que "ha ido forjando con los años una escritura de pureza y perfección clásicas, en la que nos ha entregado un mensaje complejo y completo a la vez, comprometido con la literatura y con la realidad". "A la manera de Cervantes, algunas de sus aportaciones más valiosas como escritor han sido la innovación constante y la minuciosa creación de realidades", apuntó el Rey.
 
El Rey también resaltó de su obra "una dimensión utópica, que alcanza el equilibrio entre lo cotidiano y lo fabuloso, gracias a una prosa llena de matices y registros", y se refirió a "El testimonio de Yarfoz" como su novela más cervantina. Recordó que en la obra "Industrias y andanzas de Alfanhuí" se daban cita la imaginación, la fantasía y el ejercicio poético, sin olvidar el humor, mientras que en "El Jarama" sitúa "en primer plano el lenguaje". "Es, como lo fue El Quijote, -continuó- una novela de diálogo y un espejo de la sociedad del tiempo que le tocó vivir".
 
El monarca se refirió a la faceta de ensayista de Sánchez Ferlosio con sus numerosos textos de reflexión en ensayos y artículos. Así, remarcó su "inconfundible estilo" regido "por la preocupación por el detalle y la precisión, brillante y que rezuma por igual humor y lirismo", lo que hace de estos textos "una de las contribuciones más valiosas a la actual prosa de pensamiento".
 
También tuvo una especial mención a la celebración este año del cuarto centenario de la publicación de la primera parte de "El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha", al que definió como "uno de los textos capitales de la literatura universal y primer ejemplo de la novela moderna" y una "referencia lingüística ejemplar para el idioma español".

Estilo "precioso y minucioso"

Ferlosio, nació en Roma el 4 de diciembre de 1927, de padre español –el también escritor Rafael Sánchez Mazas— y madre italiana, es autor de novelas como "Alfanhui", "El Jarama" o "El testimonio de Yarfoz", y de ensayos como "Las semanas del jardín", "Mientras no cambien los dioses nada ha cambiado" y, más recientemente" "Non olet" y "Un escrito sobre la guerra".

De su escritura, los críticos han destacado a menudo su estilo preciso y minucioso, y de su personalidad, su profundo sentido ético, su espíritu libre y su inquebrantable decisión de denunciar los abusos del poder. Rafael Sánchez Ferlosio vive en Madrid y está casado con Demetria Zamora.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios