Menú

Rajoy se pregunta por qué invita Prisa a miembros del PP "si son tan deleznables" como dice Polanco

El presidente del PP ha defendido este martes la respuesta de su partido a las injuriosas declaraciones de Jesús Polanco, que ha calificado como "ataque en toda regla" contra su partido y sus votantes. Rajoy ha dicho que Polanco "es quien no quiere tener buenas relaciones" con el PP y que su formación tiene derecho a responder a sus críticas. También se ha preguntado para qué quieren los medios de Prisa invitar a miembros de su partido si los miembros del PP son "tan deleznables". "¿Qué esperaba, que aplaudiéramos?", ha dicho Rajoy. A Polanco le ha pedido que "asuma las consecuencias de sus actos".

Almudena Grandes "fusilaría" a las voces que "le sacan de quicio"

1
Mariano Rajoy.
L D (EFE) En un desayuno organizado por el Fórum Europa, Mariano Rajoy subrayó que su partido es "independiente", "libre", que no está "a las órdenes de nadie" y "no depende más que del conjunto de los españoles y de sus intereses". Así se refirió a la decisión de su partido de no conceder entrevistas a los medios de comunicación del Grupo Prisa, en una respuesta que fue seguida de un fuerte aplauso por parte de los asistentes al acto.

El líder del PP hizo hincapié en que su partido es "absolutamente respetuoso" con "lo que todo el mundo escriba, diga o haga", y añadió que "ningún periodista" puede decir que él "jamás" haya "presionado" a un medio de comunicación. Sin embargo, insistió en que el PP "tiene derecho a defenderse" y a "responder" a las afirmaciones de Polanco, que definió como un "ataque en toda regla" contra su partido y sus votantes.

"No quiere tener buenas relaciones. ¿Qué esperaba, que aplaudiéramos?", continuó Rajoy quien añadió que si los miembros del PP son "tan deleznables", para qué se les quiere invitar a participar en los medios del Grupo Prisa. En ese sentido, dijo a los trabajadores de este grupo de comunicación que "no teman" porque el derecho a la información "queda absolutamente preservado".

Aunque comentó que no es de los asuntos "que más preocupan" a los ciudadanos, Rajoy recordó que "nadie" le ha dado aún "una explicación" sobre las palabras de Polanco, y le pidió que "asuma las consecuencias de sus actos".
 
El "considerable éxito" de la estrategia de aislar al PP
 
Además, Rajoy denunció que el Gobierno actúa "pendiente de lo que haga y diga ETA" y de lo que resuelva el Tribunal Constitucional sobre los recursos presentados contra el Estatuto de Cataluña. Esta situación de carencia de "liderazgo" e "iniciativa" del Ejecutivo responde, según Rajoy, al "intento de excluir" al PP, a una falta de "conocimiento" y "prudencia" por parte del Gobierno, o "a las dos cosas a la vez".

Frente a esta situación, Rajoy se mostró dispuesto a "sumar y agregar apoyos", para que los ciudadanos "vean" en el PP la "solución a la incertidumbre que plantea" el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El presidente del PP aseguró que si gana las próximas elecciones generales liderará un Gobierno "sensato", "liberal", "de centro", "serio" y "previsible", que "no haga todos los días una cosa que sorprende a los ciudadanos", que "trabaje para una nación en positivo" y que "gobierne para todos".

Se comprometió a trabajar para "recuperar los consensos básicos de la transición", para que "se respeten las reglas de la democracia" y para lograr acuerdos con otros partidos sin estar "buscando arrinconar a la oposición". Afirmó que la "estrategia de pretender aislar al PP se ha saldado con un considerable éxito" porque su formación cuenta cada vez con más apoyos entre los ciudadanos y "van a conseguir que cada vez tengamos más partidos políticos con los que sea fácil llegar a un acuerdo".

El líder de la oposición recalcó que Zapatero "no ha sabido liderar el país", ni "administrar su éxito electoral" y le acusó de haber generado "división" entre los españoles, haber puesto "en tela de juicio el modelo de Estado" con el Estatuto de Cataluña, y de haber "aceptado el chantaje" de una organización terrorista con sus decisiones "políticas" sobre José Ignacio de Juana Chaos y Arnaldo Otegi.

 
La mayoría de los socialistas "quiere que estas cosas se pacten"

"Si son decisiones políticas, se explican como tal. Me gustaría que se explicaran y que no se intentase tomar el pelo a los españoles", señaló Rajoy. El presidente del PP se refirió a la decisión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de retirar la acusación contra Arnaldo Otegi y dijo que si no querían acusar al portavoz de Batasuna no deberían haberle dado "oportunidad" para montar el "espectáculo" de la detención policial en su domicilio del País Vasco.

Insistió en que, "como español", no está "satisfecho" de lo que ha ocurrido en esta legislatura, y reiteró que el Gobierno, "por primera vez en la democracia", ha "roto" consensos básicos de la transición, como el acuerdo sobre el modelo de Estado o el Pacto Antiterrorista. Si Rajoy llega al poder, se comprometió a recuperar el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo porque es "fundamental" en la lucha contra ETA y "además no es tan difícil", como tampoco lo es llegar a acuerdos sobre los Estatutos de Autonomía. "La inmensa mayoría de los socialistas quiere que estas cosas se pacten, por lo tanto, se pueden pactar. Estoy absolutamente convencido", incidió Rajoy.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco