Menú

Rangel se quita responsabilidad por el caos en El Prat y dice que siempre estuvo "donde tocaba"

El Delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, no ha querido asumir su culpa por el caos durante la crisis del aeropuerto de El Prat y ha defendido su desempeño al afirmar que en todo momento estuvo "donde tocaba", hablando con quien hizo falta, y no rehuyó sus responsabilidades políticas para intentar resolver el conflicto. En el Parlamento catalán, sólo el PSC le ha defendido al declarar su representante que su actuación fue "prudente, oportuna y proporcionada" mientras que el resto de grupos le criticaron por su ineficiencia. PP y CiU han pedido además su dimisión.

0
El Delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, no ha querido asumir su culpa por el caos durante la crisis del aeropuerto de El Prat y ha defendido su desempeño al afirmar que en todo momento estuvo "donde tocaba", hablando con quien hizo falta, y no rehuyó sus responsabilidades políticas para intentar resolver el conflicto. En el Parlamento catalán, sólo el PSC le ha defendido al declarar su representante que su actuación fue "prudente, oportuna y proporcionada" mientras que el resto de grupos le criticaron por su ineficiencia. PP y CiU han pedido además su dimisión.
El Delegado del Gobierno en Cataluña.
L D (EFE) Rangel, que ha comparecido ante la Diputación Permanente del Parlamento catalán para dar cuenta de su gestión durante la huelga ilegal de El Prat, ha reconocido que en la resolución de esta crisis "se han podido cometer errores", aunque ha recordado que este es un riesgo que se corre siempre que uno gobierna y tiene que tomar decisiones políticas.
 
Frente a las críticas de CiU y PP, que le han acusado de "esconderse" durante esta crisis, Rangel ha recordado que no es una persona que acostumbre a aparecer en los medios de comunicación, lo que no significa que el mismo día 28 de julio no asumiera su responsabilidad en el conflicto y tomara las decisiones oportunas en cada momento, de acuerdo con lo que aconsejaban los responsables de los cuerpos de seguridad.
 
"No me he escondido ahora ni nunca (...) Cuando tocaba tomar decisiones y contactar con los responsables del Gobierno y de la Generalitat estaba donde tocaba", ha señalado Rangel, que ha subrayado que, sea desde las pistas del aeropuerto o desde los despachos, estuvo trabajando hasta altas horas de la madrugada y "durmiendo muy pocas horas" hasta que se resolvió el conflicto. "No he ido de vacaciones, no he salido de mi casa. He tenido este gesto de responsabilidad para que nadie me pueda reprochar que he estado unos días de vacaciones", ha remarcado.
 
Reacción de los grupos del Parlamento catalán
 
Rangel apenas ha encontrado el apoyo del PSC a través de su portavoz parlamentario adjunto, Joan Ferran, que consideró "prudente, oportuna y proporcionada" su actuación y acusó de "electoralismo" a CiU y PPC. El socialista afirmó que la actuación del delegado del Gobierno permitió "una salida rápida a la crisis y que al día siguiente todo funcionase". Y aseguró que consiguió que no hubiera heridos y añadió que el desenlace de la crisis fue "feliz dentro de la desgracia". Además, Ferran acusó al líder de CiU, Artur Mas, y al presidente del PPC, Josep Piqué, de "aprovechar una coyuntura para erosionar al gobierno" de la Generalitat, y de ser candidatos "vacíos de propuestas".
 
Por su parte, el portavoz de ERC, Joan Ridao, le ha responsabilizado de "una inacción de las fuerzas de seguridad que dilató el conflicto". El líder del grupo nacionalista, Josep Lluís Carod Rovira ha asegurado en la segunda ronda de intervenciones que "esto en Madrid no habría pasado" ya que "el Gobierno español no habría tolerado lo que pasó aquí". Carod ha rechazado la actitud de "barra libre de petición de dimisiones" de CiU y PPC, aunque ha apostillado: "El único que aquí ha dimitido soy yo".
 
Joan Boada, portavoz de ICV-EUiA, culpó a AENA y, en menor medida, a Iberia, del caos y añadió que Rangel, "también es responsable". "Nadie ha asumido ninguna responsabilidad", aseguró Boada, quien criticó al Ministerio de Fomento por no haber tenido "ninguna reacción" ante la situación y por su "irresponsabilidad gravísima". Boada también exigió a Rangel que explique "qué actuaciones piensa llevar a cabo para hacer frente a las indemnizaciones" de las personas afectadas por la huelga y cuyos equipajes se extraviaron. "Es posible que haya un enfrentamiento entre Iberia y AENA y el campo de batalla sea el aeropuerto de El Prat. Si fuera así, sería una gran irresponsabilidad", denunció Boada.
 

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios