Menú

Raúl del Pozo pone sobre aviso a los ancianos y 'El País' es casi tan agorero como Tertsch

Las elecciones catalanas compiten con el rescate a Irlanda en la atención de editoriales y columnistas de la prensa de hoy. Varios diarios coinciden en ilustrar las noticias de la campaña, que sigue alcanzando nuevas cotas de esperpento, con los caganers de cada candidato.

MERCEDES R. MARTÍN
0

El periodista David Gistau no da crédito en El Mundo a lo que está pasando en la animada campaña catalana: "La política profesional sucumbe del todo ante una invasión parasitaria de frikis, idiotas, advenedizos, portadoras de una pistola láser contra los negros, calientabraguetas que luego llevan toalla, atolondrados de la parodia antiespañola y pornostars del Youtube". No es difícil adjudicar un partido a cada disparate. Para Gistau, "una sociedad desencantada, cabreada de tal forma con su ortodoxia política, puede escorar o hacia Le Pen o hacia Carmen de Mairena". También en El Mundo, Arcadi Espada hace un certero retrato del candidato de CiU a quien todos dan por ganador, Artur Mas. El nacionalista le espetó a Albert Rivera en el debate de ayer: "fíjese si somos tolerantes que usted habla en castellano en la televisión nacional de Cataluña y no pasa nada". A juicio del periodista, "si en Cataluña hubiese una opinión pública, estas palabras habrían tenido sobre sus posibilidades electorles un impacto similar al sudor de Nixon en su debate con Kennedy". "Si Cataluña fuese una nación", apunta Espada, "no tendría un protopresidente que perdona la vida a la mayoría de ciudadanos, cuya lengua materna es el castellano". En La Gaceta, Carlos Dávila afirma que Montilla, Mas y "este Puigcercós que va por el mundo de rompehuesos como un leñador de Ohio son los únicos responsables de que en estos años haya florecido" en Cataluña "un espíritu rupturista hasta ahora desconocido".

El rescate de Irlanda y sobre todo sus consecuencias para España, con la abultada caída de nuestro mercado, es el otro gran tema en las portadas. Varios hablan de "especulación contra España", como El Mundo, y otros, directamente de "ataque", como Público. Para algunos, como Hermann Tertsch, la culpa de la situación no la tienen los "tiburones" de que habla el diario de Roures sino nuestro presidente. En ABC, apuntan que "nuestro Gran Timonel parece ansioso por darles la razón a quienes consideran inútil esperar una reacción apropiada de España mientras él no haya desaparecido de escena". Vuelve a hablar de la entrevista en El País del domingo: "Aún no está seca la tinta y las respuestas del presidente son ya una mala broma". "Nunca defrauda este hombre. Nos ha hecho más pobres y menos libres. Y pronto apenas dueños de nosotros mismos", concluye en alusión a la pérdida de soberanía que ha supuesto para Irlanda la petición del rescate.

No se pone tan agorero El País en su editorial pero casi. Con un tono al que no estábamos acostumbrados desde la entronización de Rubalcaba, el diario de Prisa alerta de los peligros que corre nuestra economía si no se emprenden ya reformas. "El riesgo de contagio se mantiene. Esta es, sin duda, la crisis más grave del euro y, sin caer en dramatismos, es probable que se agrave en el futuro". "Detrás de Irlanda", advierte, "están Portugal y España". Pide el diario como solución de urgencia para salvar la moneda única "avanzar por la vía de la completa federalización, incluida la política presupuestaria". Y apunta que "la confianza de los inversores en Grecia, Irlanda, Portugal y España exige más y más ajustes fiscales para refinanciar las deudas pública y privada". "Sin crecimiento, y eso vale para todos los países, la confianza de los inversores que reclaman austeridad también se esfuma", concluye.

Un tema que sigue dando que hablar es el de la futura Ley de Muerte Digna, que analiza con macabro humor Raúl del Pozo en El Mundo. "El Gobierno, convencido de que no trata a los viejos como los bantúes, ha decidido que ya que no puede subirles las pensiones, les administrará una muerte digna", cuenta. Y añade: "Las pensiones peligran, ya las han congelado y terminarán congelando a los propios ancianos". ABC, sobre este asunto, revela que el PSOE alegó que con esta ley se evitarán más casos como el del doctor Montes.

Mientras, los artistas de la zeja, a cuenta del Sáhara, han decidido dar la espalda a Zapatero y así lo cuentan casi todos los diarios. Público, que también está criticando con dureza al Ejecutivo en los últimos tiempos, celebra que el beneficiado ahora del apoyo de los actores sea Joan Herrera, de ICV, e incluye una entrevista al político, exultante por el respaldo recibido. "Me he sentido la novia más acompañada del país", dice al preguntarle si se ve como segundo plato. Sobre el Sáhara, los dos únicos periodistas españoles en la zona, de El Mundo y El País, siguen hablando de la situación en unas crónicas que hoy hablan de denuncias de tortura por parte del pueblo saharaui.

En el mismo diario, una ex ministra del Gobierno Zapatero, Bibiana Aído, se desahoga contra Sostres, Ussía, Antonio Burgos y todo columnista que haya osado rebasar las líneas que marca su política de género. Para la ministra existe un fenómeno de "depredadores mediáticos" y no vale, dice, "ampararse en la supuesta privacidad de ciertos espacios", en alusión a que Sostres habló en una pausa publicitaria cuyo contenido acabó filtrado a los medios. Le contesta en La Razón Alfonso Ussía en un artículo brillante. Ni Cela, ni Miguel Mihura, ni el mismo don Juan se habrían librado hoy del azote de las feministas, advierte. Testigo de las palabras de Sostres, el columnista sale en su defensa recordando precisamente que se trataba de una charla privada.

Temas

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios