Menú

Bono no pagó la decoración de las habitaciones de sus hijas

Según La Gaceta, Rafael Santamaría pagó la decoración de la casa de Bono en Olías del Rey. Las obras tuvieron un coste de 7.669 euros, que fueron pagados por el presidente de Reyal Urbis, amigo del presidente del Congreso.

LIBERTAD DIGITAL
0

En 1998, Bono reconoció una deuda de 10 millones de pesetas con el constructor y promotor Rafael Santamaría por haberse ocupado de la obra en la localidad toledana donde vive el presidente del Congreso. En su declaración de bienes del 2000, publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, Bono informaba que esa deuda ya estaba salvada.

No obstante, Rafael Santamaría decidió pagarle la decoración de dos de las habitaciones de esta vivienda de 400 metros cuadrados. Así lo demuestran, dice La Gaceta, las facturas de la empresa Cecilia Gómez SL, a las que el diario ha tenido acceso.

En enero de 2001, la esposa de Bono, Ana Rodríguez Mosquera contrató los servicios de Cecilia Gómez SL. para decorar los dormitorios de sus hijas Sofía y Amelia.

La propietaria del negocio se veía obligada a facturar el pedido completo a Ayala 3, sociedad cuyo accionista único es Reyal Urbis. Los albaranes demuestran que la decoración se llevó al domicilio familiar de José Bono, y que fue la compañía de Rafael Santamaría la que pagó el importe total del trabajo, unos 7.669 euros.

Según el entorno de la empresa de decoración, Santamaría puso a su mano derecha, Cecilia Hurtado, a disposición del matrimonio Bono para que se ocupara de los detalles del proceso de renovación de las habitaciones. Las relación entre Bono y Santamaría se remontan a los años de presidencia manchega de Bono, y sigue intacta. En uno de los hoteles de Santamaría en Madrid, Bono aloja a los obreros de Albacete que hacen la reforma del piso que ha regalado a su hijo.

También de esta compañía es la promoción de la urbanización de lujo Las Náyades, en Estepona, donde la familia Bono adquirió dos áticos contiguos en 2006. Lo hizo a través de Ahorros Familiares Saja.

La relación de Bono con Santamaría va más allá. Una de sus hijas, Ana Bono Rodríguez, trabajó en el gabinete de la asesoría jurídica de Reyal Urbis. Durante tres semanas, el 18 de septiembre al 9 de octubre de 2007, llegó a formar parte de su consejo de administración como apoderada.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 17 comentarios guardados

    Servicios