Menú

Rubalcaba acusa a Rajoy de "no tener valor" para decir a sus alcaldes que hay que "cumplir la ley"

Alfredo Pérez Rubalcaba ha acusado a Mariano Rajoy de no “tener el valor” de decir claramente que los alcaldes y funcionarios “tienen que cumplir la ley”, en relación a los ediles populares que se han negado a casar homosexuales. Zaplana ha replicado a Rubalcaba que “el primero en incumplir la ley ha sido Rodríguez Zapatero, que ha incumplido la ley de Partidos”. El socialista Francisco Vázquez, presidente de la FEMP ha anunciado que no apoyará la ley en el Senado, aunque insta a los ayuntamientos a cumplirla. Justicia dice que en este caso no se puede ejercer la objeción de conciencia y anuncia sanciones.

0
Alfredo Pérez Rubalcaba ha acusado a Mariano Rajoy de no “tener el valor” de decir claramente que los alcaldes y funcionarios “tienen que cumplir la ley”, en relación a los ediles populares que se han negado a casar homosexuales. Zaplana ha replicado a Rubalcaba que “el primero en incumplir la ley ha sido Rodríguez Zapatero, que ha incumplido la ley de Partidos”. El socialista Francisco Vázquez, presidente de la FEMP ha anunciado que no apoyará la ley en el Senado, aunque insta a los ayuntamientos a cumplirla. Justicia dice que en este caso no se puede ejercer la objeción de conciencia y anuncia sanciones.
Pérez Rubalcaba.
L D (Agencias) En una rueda de prensa en el Congreso, el portavoz socialista denunció que cuando preguntaron a Rajoy sobre las recomendaciones de El Vaticano para que los funcionarios españoles no casaran a homosexuales, el líder del PP "calló". "En mi tierra, dicen que el que calla, otorga. Y cuando alguien no es capaz de decirle a los ciudadanos que los funcionarios en España tienen que cumplir las leyes y los alcaldes también, está permitiendo este tipo de cosas", sentenció. "Lo que tiene que hacer es decirle a los españoles que su partido quiere que se cumplan las leyes, las que le gustan y las que no le gustan", añadió.
 
Rubalcaba explicó que el PP "se enfada mucho" cuando se les tacha de "reaccionarios", pero recalcó que el hecho de que "alguien salga diciendo que los homosexuales son personas taradas es profundamente reaccionario por llamarlo suavemente", igual que lo es que se "jalee" a los que se niegan a celebrar esas bodas. Según el dirigente del PSOE, uno "está en su derecho" de oponerse a una ley, pero lo que no puede hacer es "taparse los ojos frente a llamamientos para que una ley no se cumpla". Por último, lamentó que el PP "siempre llegue tarde" a las reformas sociales y vaya habitualmente "dos pasos detrás de la gente".
 
El portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana, condenó los insultos a los homosexuales lanzados por el alcalde de Pontons (Barcelona), el popular Fernando Caldentey y anunció que su organización actuará "en consecuencia". Además, Zaplana pidió que no se "generalicen" declaraciones de esa naturaleza y, aunque admitió que las leyes incluyendo la del matrimonio homosexual están para cumplirlas, abogó por respetar el derecho a la objeción de conciencia.
 
Agregó que el PSOE ha puesto en marcha una estrategia --y citó concretamente a Alfredo Pérez Rubalcaba-- que pretende que las palabras de Caldentey parezcan "del conjunto del Partido Popular". "Quieren desviar la atención de la opinión pública". "Ya está bien de crispar", sentenció.
 
Zaplana dice que "el primero en incumplir la ley ha sido Zapatero"

Zaplana replicó a Rubalcaba que la exigencia de hacer cumplir la ley "está muy bien". "Pero el primero en incumplir la ley ha sido Rodríguez Zapatero, que ha incumplido la ley de Partidos Políticos. Mal ejemplo es ese para exigir luego a los concejales, ediles y funcionarios que cumplan la ley", sostuvo.

Mientras, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, se declaró este martes en Mérida contrario a la nueva ley que permite el matrimonio entre homosexuales, porque "no había necesidad" de impulsarla, porque supone, a su juicio, "un grave error" y porque genera "tensión y conflictos". Rajoy fue preguntado por la negativa de algunos alcaldes del PP para oficiar bodas entre homosexuales. Respondió que había que tener "prudencia" en este tema, pero insistió en su "preocupación" por el hecho de que la norma, además, permita la adopción a los homosexuales.

Ante un tema "tan importante", señaló el líder 'popular', el Gobierno socialista "tenía que haberlo pensado un poco más", puesto que sólo Holanda permite la adopción de niños por parte de homosexuales, junto a Bélgica, donde se permiten los matrimonios. "No había una razón para que España se ponga a la cabeza", apostilló. Finalmente, dijo que las uniones entre homosexuales no debieran llamarse matrimonio porque "a lo largo de miles de año el matrimonio ha sido la unión de un hombre y una mujer", por lo que calificó la ley que permite estos enlaces como "un grave error porque no había necesidad y porque genera tensiones y conflictos en la sociedad".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios