Menú

Tertsch pierde los nervios con Zapatero y Aizpeolea sale al rescate de Eguiguren

El último número del Gobierno por el conflicto del Sahara acapara la prensa, que se regodea este jueves con las contradicciones, matizaciones y enviados estrella del Ejecutivo para apagar la polémica. A Hermann Tertsch se le acaban los adjetivos para calificar al presidente.

MERCEDES R. MARTÍN
0

ABC destaca en su portada que el Gobierno ha tenido a bien "tirar de Moratinos" para "apuntalar" la política exterior en el delicado tema del Sahara. En el editorial, el diario lamenta el error del Gobierno de creer que "obtendría ventajas en otros campos si cerraba los ojos ante la realidad y abandonaba los intereses de España al albur de la política marroquí". Los columnistas disfrutan con la oportunidad, ofrecida en bandeja por el Gobierno, de ridiculizar su actuación ante el Sahara. Ignacio Camacho habla, en relación con las declaraciones de Ramón Jáuregui, de que se ha alcanzado "el punto más bajo del abandono español desde la marcha verde". A Hermann Tertsch se le agotan los calificativos para hablar del Gobierno. Con indisimulada indignación, dice el periodista que "en nuestra política exterior estamos viviendo horas estelares del zapaterismo químicamente puro". Se diría que hasta el periodista disfruta en la crítica: "El dislate generalizado ha alcanzado cotas orgiásticas del despropósito. El ridículo y el oprobio son ya la percepción constante en un serial interminable de torpezas y barrabasadas".

David Gistau también debió de disfrutar escuchando a Jáuregui en el Congreso pensando ya en su crónica parlamentaria. Afirma el periodista de El Mundo que el ministro llamado a comunicar mejor tras la última remodelación del Gobierno "fue convirtiendo cada una de sus frases en una demostración de cómo es posible abrasar un prestigio en apenas unos minutos". "Se hizo la picha un lío con la soberanía del Sahara", afirma. El mismo diario constata en el editorial que "abochornan los patinazos del Gobierno en un asunto tan serio". El País, mientras, ahonda en la revelación publicada ayer de que Trinidad Jiménez estaba al tanto de las intenciones de Rabat de arrasar el campamento de El Aaiún. Cuenta que, pese a los desmentidos del Ejecutivo, sus fuentes se lo confirman. También le confirman que Moratinos, pese a la versión oficial, ha ido a Argelia a hablar de los saharauis.

Pero no es este el asunto que más destacamos en el diario de Prisa. En el día en que comienza el juicio a Arnaldo Otegi por el mitin de Anoeta, al que acudirá Jesús Eguiguren de testigo de la defensa, el periodista Luis R. Aizpeolea hace una encendida defensa del socialista justificando, al modo de la "clase de derecho" de Rubalcaba, su presencia. Afirma el periodista que la petición de la comparecencia "le sorprendió de tal manera que la semana pasada" se tuvo que entrevistar con la abogada de Otegi "para que le explicara el motivo". Se espera que hable del contenido "político" del acto ya que, como cuenta el periodista, "conocía de antemano dicha propuesta, y también el Gobierno, porque mantenía conversaciones frecuentes con Otegi". "Y la veían con simpatía, porque se encuadraba el pacto de Ajuria Enea", añade Aizpeolea, que está hablando de los contactos con Batasuna que negó una y otra vez el Ejecutivo. La defensa más encendida, en la línea de Patxi López, llega al final: tras afirmar que la negociación encabezada por Eguiguren "permite hablar hoy de la etapa terminal del terrorismo etarra", hablar de un "brutal proceso político y mediático de linchamiento" contra él".

En Público, mientras, están que trinan con el retraso sine die de la ley de Libertad Religiosa. Lamentan en portada que Zapatero no vea "urgente quitar privilegios a la Iglesia" bajo la frase "El camino hacia el Estado laico". Hoy esa crítica al Gobierno no es la única. El diario de Roures no disimula su indignación ante la decisión de Competencia de dar vía libre a la entrada de Telecinco en Digital Plus. Destaca en la noticia que Mediapro lo ve como "un gravísimo atentado" contra la competencia y que piensa denunciarlo ante la Comisión Europea. Lectura bien distinta, como es lógico, hacen en El País, donde respiran hoy con alivio tras la decisión. Pero quizás la más interesante sea la de El Mundo, que hace una lectura política de la decisión en su editorial. Habla de "inmenso favor a Prisa del gobierno Rubalcaba porque así la empresa podrá ingresar unos muy necesarios mil millones de euros. "Todo vuelve a ser como era", constata.

Otros temas del día son los papeles del archivo de Salamanca que han salido rumbo al País Vasco tras pedirlo el PNV, como destacan ABC y La Razón. Este diario también cuenta, en el día del juicio a Otegi, que el batasuno sigue siendo calificado como preso de ETA en los listados de la banda. En La Gaceta cuentan que Andalucía ha pagado otros cinco mil euros a la etarra Bengoa para someterse a una inseminación artificial. Y enfatizan la ausencia de Eguiguren al acto de la mañana en el Parlamento vasco de homenaje a las víctimas.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios