Menú

Tertsch pregunta a El País dónde está cuando atacan a periodistas críticos con Zapatero

El Comité de Redacción de El País se ha ofendido por las críticas a Jesús Eguiguren y a su amplio eco en el diario pro-gubernamental, algo impensable en un dirigente del PP que hubiese sido condenado en firme por maltratar a una mujer, como lo ha sido el presidente del PSE. Herman Tertsch mostró en ABC esta contradicción y el aparato de Redacción de El País ha puesto el grito en el cielo. El periodista, buen conocedor del diario de Prisa, responde este jueves con una contundente carta.

El Comité de Redacción de El País se ha ofendido por las críticas a Jesús Eguiguren y a su amplio eco en el diario pro-gubernamental, algo impensable en un dirigente del PP que hubiese sido condenado en firme por maltratar a una mujer, como lo ha sido el presidente del PSE. Herman Tertsch mostró en ABC esta contradicción y el aparato de Redacción de El País ha puesto el grito en el cielo. El periodista, buen conocedor del diario de Prisa, responde este jueves con una contundente carta.
(Libertad Digital) El pasado 9 de abril, Hermann Tertsch comentó en ABC una entrevista de dos páginas dedicada por El País al presidente del PSE y enviado de Zapatero a las conversaciones públicas y secretas con ETA, Jesús Eguiguren. La conversación había sido elaborada y resumida por el cronista más fiel a Rodríguez Zapatero, el veterano Luis R. Aizpeolea.
 
Tertsch señaló en su comentario de ABC las contradicciones de Eguiguren y las de El País. Del presidente del PSE, demostró cómo, en sus respuestas a El País, dice una cosa y la contraria, que hubo y que no hubo diálogo con ETA antes de la tregua, es decir, bajo gobierno del PP.
 
También constató la contradicción de un diario como El País, adalid de la supuesta superioridad moral de la izquierda y, sin embargo, acogedor en sus páginas con una persona condenada en firme por maltratos a su ex esposa. Tertstch no pudo imaginar que alguien del PP en las mismas circunstancias hubiese gozado de dos páginas en El País.
 
El Comité de Redacción de El País respondió este miércoles, en la sección de Cartas al Director de ABC. El brazo corporativista del diario se ofende e indigna por lo que considera "lamentables descalificaciones del columnista", a pesar de que no hay una sola descalificación o insulto en el artículo de Tertsch, como puede comprobarse en su lectura, AQUÍ.
 
El Comité de El País lamenta supuestos ataques a su compañero Aizpeolea y recuerda que "todos estamos en el mismo bando" contra ETA.
 
La respuesta de Tertsch ha llegado este jueves, también en la sección de Cartas de ABC.
 
Señala su "enorme satisfacción de saber que el Comité de Redacción de El País considera que todos estamos en el mismo bando" en la lucha anti-terrorista.
 
El columnista de ABC recuerda, a continuación, que ni El País ni su Comité de Redacción "estuvieron en el mismo bando de los que no quisieron comulgar con las ruedas de molino del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero" durante la negociación con ETA.
 
Pide a sus colegas un ejercicio de memoria para evocar que cuando el presidente Zapatero, la vicepresidenta y el ministro del Interior mintieron diciendo que habían verificado las condiciones de la tregua o que las negociaciones se interrumpieron después del asesinato de Carlos Palate y Diego Estacio en el atentado de la T-4, "hubo muchos periodistas en España que alzaron la voz contra esa intoxicación".
 
Lo que recibieron desde El País fue "descalificaciones e insultos en artículos, columnas e incluso editoriales".
 
En este sentido, hay que recordar que firmas tan destacadas de El País como Juan Luis Cebrián han dedicado expresiones como "charlatán de mierda", "bandolero" o "fascista sociológico" a algunos de esos periodistas, tal y como recoge Libertad Digital en este muestrario.
 
Hermann Tertstch recuerda también que el Comité de Redacción de El País "no tuvo el mayor problema en que desde su periódico se vertieran todo tipo de manifestaciones de desprecio contra todo periodista que no comulgara con las mentiras del Ejecutivo difundidas y defendidas con entusiasmo militante por el que ahora se considera agredido".
 
Y abunda en la conducta sufrida por los periodistas críticos con el Gobierno: "agredidos han sido, incluso físicamente, cadenas de radio, periodistas y políticos que no creían en la tesis, extendida por columnistas, dibujantes e informadores de diversos periódicos afines al Gobierno socialista como el suyo, de que Batasuna y ETA querían la paz y el PP poco menos que añoraba muertos por el terrorismo y dinamitaba la paz deseada fervientemente por De Juana y Otegi y los negociadores socialistas".

Temas

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad