Menú

Tomás y casi no decimos más, ETA pacifista y el Real Madrid, colectivista

A nadie sorprenderá que Tomás Gómez sea el gran protagonista victorioso de la prensa de este lunes, tampoco que Zapatero sea quién capitaliza la derrota a los ojos de todos, incluso a los de los más afectos. Editoriales y artículos se preguntan si ha llegado el principio del fin del zapaterismo.

0

Casi todos los periódicos editorializan sobre la derrota de Trini – Zapatero, empezando por uno de los que más se ha destacado en la defensa de la candidata de Ferraz, El Mundo, que habla de la derrota del presidente y de la "situación nada airosa en la que quedan Blanco y Rubalcaba". Además, recuerda el cariño que ha desplegado por la campaña del ganador: "Algunos de los apoyos que ha conseguido (...) – Barrionuevo, Rodríguez Ibarra y demás representantes de lo peor del PSOE – no presagian nada bueno".

Casimiro García – Abadillo habla de "tsunami en Madrid", que insiste en que "la victoria de Gómez se ha hecho con material de derribo, como la vieja guardia de los GAL"; Santi González habla del "ojo clínico" de Zapatero, "instrumento de precisión incierta, aunque esto no constituya novedad: sus grandes estrategias están preñadas de esa capacidad de análisis, a sea en la voluntad pacifista de ETA, ya en el reconocimento de la crisis".

Raúl del Pozo, por su parte, se muestra en su columna lírico y triste, diríase que desencantado y no habla de democracia como la retórica socialista, sino de algo bien distinto: "La puñalada tenía la siguiente trayectoria: de abajo a arriba".

A Público, en uno de esos días en los que uno se acerca al periódico de Roures pensando "a ver qué dicen estos", también se le nota el desencanto y el vértigo de la derrota. En los titulares rehúye hablar de Zapatero, pero un subtítulo describe con delicioso voluntarismo el tortazo que las urnas han dado al inquilino de Moncloa: "La militancia socialista obvia el parecer de Zapatero". Eso sí, se posiciona para el futuro: "Los detractores del líder madrileño vaticinan que fracasará en 2011". ¿Llegará la sed de venganza a que Público apoye a Aguirre? Cosas más raras se han visto.

Particularmente cruel nos parece el editorial de ABC, que quiere incluso desalojar a Trini del ejecutivo: "El desgaste de Jiménez es suficiente para cuestionar incluso su continuidad en el Gobierno". ¡No hace falta cebarse tanto con el árbol caído, señores de Vocento!

De los artículos nos quedamos con un Ignacio Camacho que recalca que "Tomás Gómez se ha convertido así en el primer político español capaz de vencer a Zapatero, aunque sea por persona interpuesta" y, sobre todo, que "Trini no sólo no ha podido, sino que tampoco quería".

En El País tiran con bala en los titulares: "Gómez gana a Zapatero en Madrid" y "Tomás Gómez elogia en su victoria a Jiménez pero se olvida de Zapatero", a eso en mi pueblo le llaman echar sal en las heridas... El editorial es muy duro para el secretario general del PSOE, sin dejar espacio para la duda: "(...) supone un enorme tropiezo del presidente Zapatero", ni siquiera cuando utiliza el condicional: "El deterioro de la imagen de Zapatero estaría arrastrando a todo el partido".

¿Y además de Tomás?

Aunque el protagonismo indiscutible sea para las secundarias en el PSM, quizá lo más jugoso de la prensa de este lunes esté en otros temas, como el artículo surrealista de Griñán defendiendo el flamenco en El País, que dice en críptica frase, quizá con doble significado, que "nuestro arte no está en vías de extinción" y muestra su incultura, incluso flamenca, con parrafadas como "el flamenco ha experimentado un auge y difusión sin precedentes con la democracia y, en especial, desde la implantación del Estado de las Autonomías". Sí, seguro que la autonomía andaluza era lo que tenían en mente Camarón y Paco de Lucía... Y un poco más allá una gran doble página sobre cómo se dibuja a los dinosaurios, ¿será una indirecta?

Hablando de animales prehistóricos, y que me perdonen los lagartos gigantes, El Mundo se hace eco de la forma en la que los piquetes de la huelga general "informaron" al coche de Carlos Herrera: el popular periodista se lo encontró el 29S con las ruedas pinchadas y lleno de pegatinas de CCOO. La denuncia está puesta, veremos en qué queda.

También animal político de gran porte es, pero ahora en mejor sentido, Álvarez Cascos, al que Sánchez Dragó dedica un artículo más que elogioso en el que pide al PP "¡Un poco de patriotismo!" y le dedica catarata de epítetos: "Un peñatu, un donpelayo, un delantero de Amberes, un braveheart, un astur de quijotesco escudo, un hombre que siempre se pone al teléfono".

Por último, Público nos da motivos para la risa y para el llanto. Para lo primero en la sección deportivo – bolchevique, porque no sabemos qué otro nombre darle tras el titular sobre los delanteros del Real Madrid: "El cuarteto de arriba por fin se colectiviza", con una crónica que incide: "Por primera vez apareció un colectivismo pronunciado entre los cuatro jugadores de ataque del Real Madrid". En qué estarían pensando...

Y la de llanto en un artículo que firma un tal Vicenç Fisas sobre el fin de ETA, en el que resulta difícil errar tanto: "ETA ya no utilizará más las armas ni cometerá un atentado", dice el profeta al que esperamos que Santa Lucía conserve la vista, porque lo que es el olfato político... "Creo no pecar de ingenuo si afirmo que, definitivamente, hemos entrado en la recta final del proceso que ha de llevar a la desaparición de ETA", dice en otro momento. Pues si no es ingenuidad sólo puede ser maldad... o pura estupidez, claro.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios