Menú

TVE subcontrata tareas a Mediapro que luego tienen que repetirse

El tres de marzo hubo una huelga en TVE en protesta por las cada vez más habituales externalizaciones. No es de extrañar si se tiene en cuenta que, según ha podido saber Libertad Digital, alguna de las tareas pagadas a Mediapro se ha tenido que repetir después por los técnicos de la cadena pública.

0
La denuncia llega desde APLI, uno de los sindicatos que representa a los trabajadores de la cadena pública, que resalta el punto prácticamente grotesco al que ha llegado la situación, pues ya seha llegado a externalizar tareas a una empresa de Mediapro que, al ser entregadas por ésta, no sólo no ahorran trabajo sino que lo generan: varios programas tuvieron que ser montados de nuevo después de que el vídeo que entregó Mediaten, compañía del conglomerado de Roures, era incompatible con los sistemas de TVE.

El problema ha afectado a varios programas, entre ellos El club de Pizzicato, o El Mundo se mueve para los que el desaguisado ha supuesto "muchas jornadas de trabajo perdidas y mucho tiempo".

La cuestión surgió cuando un mando intermedio de TVE pidió la contratación de varios técnicos de montaje para poder asumir el trabajo que suponía la gran cantidad de programas semanales de los que tenía que responsabilizarse.

¿No sabían que era de Mediapro?


Sin embargo, "alguien de arriba" aseguró que esa contratación era inviable y que, por el contrario, el montaje de los programas debía externalizarse. Tras un análisis de las ofertas se seleccionó la de Mediaten, aunque los responsables de la selección afirmaron, sorprendentemente, no saber que se trata de una filial de Mediapro.

Y es que no sólo este contrato sino que la mayoría de las muchas externalizaciones que se están desarrollando en la cadena pública acaban, es de suponer que por casualidad y sin saberlo como en este caso, en manos de empresas del grupo de Jaume Roures.

Según un trabajador de TVE "los problemas que han surgido son varios" y, siempre según este profesional que es parte de uno de los programas afectados, "todos provocados por el montaje" (es decir, el trabajo que se había externalizado) ya que los archivos que se había servido Mediaten eran incompatibles con los sistemas de la cadena pública.

Así, el trabajo realizado por la productora "ha tenido que ser realizado casi todo de nuevo", perdiendo "muchas jornadas" y con la presión de tratarse de programas que tenían una fecha de emisión prevista.

"Nadie ha pedido explicaciones"


Más sorprendente es, si cabe, la reacción que ha tenido la cadena pública o, mejor dicho, la falta de reacción. Según uno de los trabajadores afectados "nadie ha pedido explicaciones por lo sucedido".

Algo que probablemente se deba a la falta de control en la contratación y también a la nula supervisión, "nadie se preocupo en la casa de ver esto", y a la forma chapucera en la que se ha gestionado el tema: "Se trajeron los archivos de manera precipitada y cutre, sin comprobar eran compatibles o no".

Lo peor, no obstante, es que según los trabajadores nada garantiza que no vuelva a ocurrir algo parecido: "Nadie sabe cómo se ha hecho y por qué ha dado tantos problema", es decir, si no se sabe donde está el problema será difícil ponerle remedio.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios