Menú

Un campamento de la Generalidad vetó a los niños la final del Mundial

Según La Gaceta, el campamento de Pere Figueras, en Planoles (Gerona), impidió a los niños catalanes ver la histórica final del Mundial de Sudáfrica que ganó la selección española. Fue orden expresa de uno de sus directores.

0

El campamento, para niños de entre 10 y 16 años, está organizado por la Agencia Catalana de la Juventud, dependiente de la Generalidad. El objetivo es "contribuir al progreso nacional y social de Cataluña mediante la promoción del turismo, la educación y el desarrollo integral de los jóvenes, el asociacionismo y el bienestar social a través del conocimiento de la realidad territorial catalana".

La llamada a su padre de un niño de 13 años que lleva tres años acudiendo a estos campamentos y que, según su progenitor, "es un gran amante del fútbol", llamó la atención sobre el hecho. El joven llamó "indignado" desde el campamento para "decirme que no le dejaban ver el partido. Mi mujer se plantó allí para ver qué pasaba y hablar con la dirección".

La directora, publica La Gaceta, es Pura Bober, que también dirige las actividades futbolísticas en el campamento. El otro director es Jaume Sanou, que coordina las actividades de Ingenio. "Según mi mujer, Pura Bober, como máxima autoridad del centro, dio el visto bueno a la emisora de la final al ver cómo muchos niños tenían ganas de verlo. Sin embargo, ella se fue y se quedó al mando Jaume, que se negó en redondo a que los niños vieran el histórico partido".

Según prosigue La Gaceta a partir de datos de la propia Generalidad, desde septiembre de 2008 hasta junio de 2009, la Xarxa Nacional de d'Albergs Socials de Catalunya (Xanascat), ha recibido 1.342.210 euros en subvenciones, entre los que destacan 42.180 para la revista, 332.210 para los celadores y 576.901 para las contratas de limpieza. Los 20 albergues de la Generalidad que hay en la comunidad se llenan todos los veranos, y tienen un capacidad para casi 3.000 niños. La estancia de cada uno en torno a 10 días cuesta entre 500 y 600 euros, según las actividades que ofrezcan.

El de Pere Figuera está en Planoles, un pequeño pueblo de los Pirineos, fue el primero que inauguró la Generalidad, en el año 1983, y tiene una capacidad de 189 personas.

Según reveló la esposa del padre cuyas declaraciones aparece en La Gaceta, la mujer tuvo una conversación con ambos responsables del centro, y mientras "la directora Pura Bober le quitaba la razón a Jaume, que mantenía que ese partido no se iba a ver. Discutieron y Jaume se centraba en que ellos estaban allí para enseñar valores a los críos, que había una orientación política definida y que el partido no entraba dentro de esos planes. A él no parecía importarle nada la ilusión de los niños que estaban en asu campamento. Igual si hubiese sido la final de Copa de Europa con el Barcelona, les hubiesen obligado a verlo".

Asegura el padre que su esposa respondió enojada diciendo que "los valores a mi hijo se los enseña su familia, no usted o un partido durante un campamento de verano". Muchos niños querían ver la final pero finalmente, según La Gaceta, se quedaron sin ella. "Mi hijo se quedó sin ver el partido". Sólo lo pudieron ver unos pocos afortunados, los apuntados a la actividad de fútbol, colándose en un cuarto.

"Hay mucho odio contra lo español. El día que fui a buscarle estuvimos en Salou y chavales de 13 y 14 años afirmaban que no se alegraban del triunfo de España. Que iban a muerte con Holanda. Son cuatro gatos, pero hacen mucho daño".

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 27 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia