Menú

Cuatro muertos y varios heridos al derrumbarse un hotel en Mallorca que se renovaba sin licencia de obras

Cuatro obreros murieron este martes al derrumbarse un hotel de Mallorca en obras de rehabilitación. El establecimiento no contaba con la licencia de obras, que le fue denegada por el Consistorio hace mes y medio.

0
Cuatro obreros murieron este martes al derrumbarse un hotel de Mallorca en obras de rehabilitación. El establecimiento no contaba con la licencia de obras, que le fue denegada por el Consistorio hace mes y medio.

LD (Agencias) Cuatro hombres, dos de nacionalidad marroquí y dos españoles, fallecieron este martes por aplastamiento bajo los escombros del derrumbe de tres plantas de un edificio anexo al hotel Son Moll, en Cala Ratjada., en el cual se estaban realizando trabajos de rehabilitación, pese a que el establecimiento no contaba con la preceptiva licencia de obras, que le fue denegada por el Consistorio hace mes y medio.

El derrumbe se produjo sobre las 8:45 horas cuando las plantas baja, primera y segunda de este edificio añadido al hotel, ubicado en la calle Tritón número 25, se vinieron abajo, atrapando bajo las ruinas a cuatro obreros, que no pudieron salvar la vida. Además, varios trabajadores resultaron heridos de diversa consideración y fueron atendidos por los servicios sanitarios del 061 in situ o trasladados al Hospital de Manacor.

En el lugar del siniestro han estado trabajando durante todo el día una veintena de efectivos de los bomberos, agentes de la Policía Local, Guardia Civil, técnicos de la Dirección General de Emergencias y técnicos en maquinaria pesada que han ido retirando paulatinamente los escombros a fin de localizar los cuerpos sepultados.

También acudieron hasta el lugar técnicos de Inspección Laboral y de la Dirección de Salud Laboral para evaluar las circunstancias en las que se produjo el accidente y determinar si la obra cumplía todas las medidas de seguridad.

Las primeras hipótesis indican que las fuertes lluvias habrían propiciado el desplome de tres forjados del edificio. Sin embargo, pese a que todavía es prematuro para señalar a los responsables, el alcalde de Capdepera, Tomeu Alzina, informó que el hotel carecía de la preceptiva licencia de obra ya que la empresa propietaria del hotel, Hoteles Serrano, S.L., debía presentar una serie de requisitos necesarios para poder obtener dicha licencia.

El Consistorio había remitido al hotel varios requerimientos instándole a paralizar las obras, pero los trabajos siguieron sin que nadie lograra pararlos. En la obra se encontraban trabajando unos 80 operarios, si bien en el momento del derrumbe la mayoría estaban desayunando o en el inmueble hotelero principal, que no sufrió daños.

Pese a que es poco probable encontrar más cuerpos bajo los escombros, los bomberos siguen trabajando para descartar que haya más víctimas mortales. Varios operarios también han resultado heridos leves pero no se teme por su vida.

En este sentido, Santiago de la Cal, médico asistencial del 061 y responsable del dispositivo médico, informó que los cuatro obreros fallecidos quedaron atrapados bajo una especie de sótano bajo un enorme volumen de escombros y confirmó que murieron por aplastamiento. Los familiares de los fallecidos han sido alojados en el hotel s'Illot de Cala Ratjada, donde están siendo asistidos por psicólogos.

El consejero Insular de Interior, Joan Lladó, confirmó que el juez de guardia de Manacor ha ordenado el levantamiento de los cadáveres. Asimismo, en el lugar del accidente seguía trabajando a las 17:30 horas un retén que realizaba los trabajos de retirada de ruinas. La maquinaria pesada entró en la zona tras localizar el cuarto cadáver, por lo que se descarta que pueda haber más víctimas sepultadas.

El presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, el delegado del Gobierno, Ramon Socias, el coronel Jefe de la zona de la Guardia Civil de Baleares, Basilio Sánchez Rufo, el consejsero de Vivienda, Jaume Carbonero, el consejero de Turismo, Miquel Nadal, y la presidenta del Consejo de Mallorca, Francina Armengol, se desplazaron hasta Cala Ratjada tras conocer el suceso.

Asimismo, la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha sido activada a primera hora de la tarde debido a las inundaciones registradas en Mallorca, como consecuencia del temporal que desde ayer azota el archipiélago balear, y que habría provocado el desplome de los tres forjados del edificio anexo al hotel Son Moll, establecimiento que dispone de 125 habitaciones y nueve plantas, propiedad de la empresa Hoteles Serrano, S.L.

Al lugar del sinistro han trabajado durante todo el día bomberos de los parques de Manacor, Llucmajor, Felanitx y Artà, retirando sin descanso las toneladas de escombros y material de grandes dimensiones bajo el que fallecieron los cuatro trabajadores.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios