Menú

Un juez de familia prevé un "holocausto" si se endurece la Ley de Violencia de Género

El juez sevillano, Francisco Serrano, prevé un "holocausto" si se endurece la Ley de Violencia de Género y asegura que los cambios que prepara el PSOE aumentarán los suicidios de hombres denunciados y los homicidios de mujeres, abogados o incluso jueces y fiscales.

0

Consecuentemente, Serrano ha rechazado el borrador de informe para el estudio del funcionamiento de dicha ley elaborado por el PSOE, que prevé reforzar la seguridad de las mujeres que denuncien y de sus hijos y que contempla, entre otras medidas, que en el momento de admitirse a trámite una denuncia por maltrato se proceda a la suspensión cautelar del régimen de visitas de los hijos con el padre.

Serrano ya criticó en su día la vigente Ley de Violencia de Género, motivo por el cual fue fustigado por la Fiscal Jefe de Sevilla, María José Segarra, próxima al PSOE.

Según Efe, el juez de Familia de Sevilla Francisco Serrano ha asegurado que se producirá un "holocausto" si se endurece la Ley Integral contra la Violencia de Género como propone el PSOE, pues aumentarán los suicidios de hombres denunciados y los homicidios de mujeres, abogados o incluso jueces y fiscales.

Ya en febrero de este año, el juez Serrano, juez de Familia, fue duramente criticado por la Fiscalía de Sevilla. María José Segarra, fiscal jefe, decidió tomar cartas en el asunto ante la repercusión de las palabras del juez, y aseguró entonces que dicha ley "ni ha producido ni viene produciendo un efecto perverso al proteger situaciones de abusos", como afirmó el juez en una entrevista, sino que "es un instrumento jurídico eficaz en la lucha y erradicación de este fenómeno complejo e incluso su prevención".

La fiscal jefe de Sevilla, que también es la coordinadora de Violencia del Ministerio Público en Andalucía, entendía que el "posible incremento de las denuncias por malos tratos" no se debe a que la ley genere más violencia, sino que se debe a que "la sociedad está tomando conciencia de que debe condenarse a la violencia machista", y de "la tolerancia cero" con el maltrato. Llegó a acusar al juez de "desconocer el ciclo de la violencia de género" al sostener una opinión contraria.

No obstante, Segarra admitió que se debe “analizar la magnitud de este fenómeno” desde diferentes puntos de vistas que permitan evaluar las políticas de protección de las víctimas para adoptar y proponer nuevas medidas que permitan “corregir las disfunciones y los errores cometidos”.

El juez sevillano, que en ocasiones anteriores ha comparado dicha ley con la base de detención de Guantánamo por la falta de garantías jurídicas, ha añadido ahora que la propuesta de reforma "producirá situaciones de injusticia y eso puede llevar a las peores condiciones de violencia". Aumentarán los suicidios de hombre denunciados y los asesinatos de mujeres, de los abogados, jueces y fiscales que intervienen en el proceso familiar, en una situación que Serrano compara con un "holocausto".

El juez Serrano se ha opuesto reiteradamente al "olvido" o menosprecio de la figura del padre. Por ejemplo, en su sentencia de marzo de 2008, el juez Francisco Serrano acordó que un menor abandonase de inmediato el tratamiento con una psicóloga que era partidaria de que no tuviese contacto con el padre. La madre solicitó la privación de la patria potestad o en su caso la supresión de las visitas, pero el Juzgado dictó sentencia desestimando la demanda y acordando de oficio que el menor abandonase de inmediato el tratamiento psicológico que estaba recibiendo y mandó a los progenitores a terapia familiar, emplazándoles para final de año con la finalidad de evaluar la evolución del proceso de normalización

En opinión de este juez, la suspensión de los contactos de padre e hijo "solo se debe hacer cuando el menor haya sido víctima de maltrato" y al menos se debe dejar la decisión en manos del juez, como ocurre hasta ahora. Ha criticado, además, que la propuesta de reforma no incluya la suspensión de los contactos cuando la mujer haya sido la maltratadora.

Serrano ha recordado que, de los 638 hombres que se suicidaron en España en 2006, el 80 por ciento se encontraba en proceso de divorcio, y ha lamentado que las estadísticas oficiales hayan dejado de desglosar estos datos por sexo desde dicho año.

Serrano participó la semana pasada en Madrid en una jornada de estudio de la Asociación Multidisciplinar para el Estudio de las Interferencias Parentales, que expresó su preocupación por esta propuesta de reforma. Los reunidos también abordaron el debate sobre la existencia o no del Síndrome de Alienación Parental (SAP) y concluyeron que "la alienación existe aunque no le llamemos síndrome" y no sea descrita como un trastorno o enfermedad mental, ha explicado el juez.

Respecto a otras reformas propuestas por el PSOE, Serrano ha rechazado la propuesta de formación obligatoria para los magistrados que ejerzan en los Juzgados de Violencia de Género, lo que considera "quebrar el principio de independencia" y un "intento de adoctrinar a los jueces", prohibiéndoles aplicar el principio de libre valoración de las pruebas

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 23 comentarios guardados

    Servicios