Menú

Un juzgado de EEUU declara en rebeldía a Joan Clos y Carmen Calvo por impago de facturas del Fórum de Barcelona

La gestión del Fórum de las Culturas compromete a dos ministros españoles ante la Justicia de los Estados Unidos. Según ha informado este domingo la agencia de noticias Servimedia, Joan Clos, Carmen Calvo y el resto de miembros del Consejo de Administración del Fórum –entre ellos, José Piqué– han sido declarados en rebeldía por un una jueza de Illinois, por el impago a dos productoras de cine a las que se contrató para que realizasen una película promocional de Cataluña. La decisión judicial implica que Clos y Calvo, como cualquiera de los 25 miembros del Consejo del Fórum, pueden ser detenidos si pisan los Estados Unidos. Piqué, en declaraciones a Servimedia, ha reconocido la gravedad de la situación: "Puede acabar siendo un pleito importante con alcance internacional", dijo el presidente del PPC.

0
La gestión del Fórum de las Culturas compromete a dos ministros españoles ante la Justicia de los Estados Unidos. Según ha informado este domingo la agencia de noticias Servimedia, Joan Clos, Carmen Calvo y el resto de miembros del Consejo de Administración del Fórum –entre ellos, José Piqué– han sido declarados en rebeldía por un una jueza de Illinois, por el impago a dos productoras de cine a las que se contrató para que realizasen una película promocional de Cataluña. La decisión judicial implica que Clos y Calvo, como cualquiera de los 25 miembros del Consejo del Fórum, pueden ser detenidos si pisan los Estados Unidos. Piqué, en declaraciones a Servimedia, ha reconocido la gravedad de la situación: "Puede acabar siendo un pleito importante con alcance internacional", dijo el presidente del PPC.
Joan Clos. Archivo
(Libertad Digital) Joan Clos, Carmen Calvo, José Bargalló, Ernest Maragall, Joan Saura y José Piqué, entre 25 miembros del Consejo de Administración del Fórum de las Culturas, han sido declarados en rebeldía por un juzgado de Illinois (EE UU) que ha instruido la demanda de la productora cinematográfica Think Big Productions contra el Fórum por el impago de una factura de 7,5  millones de euros.
 
Según la agencia de noticias Servimedia, que ha transmitido este domingo la noticia, la juez Sophie H. May, del juzgado del condado de Cook (Illinois), condenó el 23 de abril de 2004 al Fórum de Barcelona a pagar 4 millones de dólares (3,4 millones de euros) a las productoras Think Big Productions y Rosalini Film Productions por impago de una película de promoción encargado por el Fórum Universal de las Culturas Barcelona 2004, cuyo proyecto se registró en esa localidad de los Estados Unidos.
 
El 16 de marzo de 2005, la juez Hall citó personalmente a todos los miembros del Consejo del Fórum, instándoles, además, a presentar la contabilidad de la muestra, con el fin de embargar sus bienes para saldar la deuda. Al no comparecer ninguno de los consejeros, en junio de 2005 la juez declaró a los 26 imputados en rebeldía por un delito de desacato, condenándoles a pagar una multa de 3.000 dólares al día –2.543 euros– a la Tesorería del Condado de Cook.
 
En declaraciones a Servimedia, el abogado español de la productora que demandó al Fórum ha advertido de que si  Joan Clos, o cualquiera de los miembros del Consejo de Fórum visitaran los EE UU, "o no les dejarían entrar o se les detendría una vez dentro".
 
La Embajada de EEUU ha informado a la misma agencia de que los abogados norteamericanos de los imputados postularon ante la jueza la inmunidad diplomática como excusa para no presentarse. Aún así –ha indicado la Embajada–, "si cualquiera de ellos quisiera viajar a Estados Unidos debería pedir un visado especial ante la Embajada del país americano en Madrid", según explica Servimedia en el mismo despacho transmitido este domingo.
 
Dejadez del Ayuntamiento
 
Por su parte, José Piqué, también implicado, lamentó que el Ayuntamiento de Barcelona haya "minimizado" el conflicto, "como siempre". En opinión del ex ministro de Exteriores, "puede acabar siendo un pleito importante con alcance internacional", que podría "provocar consecuencias personales para los implicados".
 
A su entender, si Clos o Carmen Calvo viajaran a Estados Unidos "irían con pasaporte diplomático", aunque matizó que "la Justicia tiene su lógica y es independiente del Poder Ejecutivo" por lo que podría tener problemas pese a que el nuevo ministro de Industria "tiene inmunidad desde ese punto de vista".

El conflicto se remonta a abril de 2001, cuando dos productoras americanas firmaron un contrato de confidencialidad y buena fe con la organización del Fórum de Barcelona para realizar una película en formato Imax sobre Sant Jordi, al objeto de promocionar la imagen de Cataluña.
 

Según informaron a Servimedia fuentes de la productora, la organización del Fórum les prometió 7,5 millones de euros para realizar el filme a través de un memorándum de la organización y el proyecto contaba con el apoyo de la Unesco.

Después de 13 meses de trabajo y casi un millón de dolares invertidos (847.960 euros), en el verano del año 2002, cuando las productoras ya tenían ultimado el guión y ya habían realizado la preproducción (se había hablado con el grupo cómico Tricicle para que fueran los protagonistas), Fórum rechazó el proyecto aduciendo que no se ajustaba a su marco de actuación.

A partir de ese momento, los representantes de las dos productoras mantuvieron dos reuniones con la organización del Fórum y ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, el abogado de la productora envió una carta a la organización advirtiéndole de que se podían enfrentar a problemas legales.

Querella por amenazas

La organización del Fórum reaccionó ante esta carta demandando a los representantes de la productora Think Big Production por amenazas. Los dirigentes de la productora se enfrentan a una querella en la que los abogados de Fórum piden dos años de cárcel.

El juicio se va a celebrar el próximo mes de noviembre en el juzgado de lo penal número 9 de Barcelona, si bien el fiscal ha solicitado al juez el cierre del caso.

Pese a esta querella inicial, las dos productoras decidieron demandar a la organización del Fórum por impago, y lo hicieron ante el tribunal de Cook, en Illinois, por ser allí donde estaba registrado el guión de la película sobre Sant Jordi. En el mes de septiembre del año 2003, Sophie H. Hall, encargada del caso en el tribunal del condado de Cook, citó a los responsables del Fórum, pero éstos no se presentaron.

A principios del año 2004, la jueza volvió a citarlos, advirtiéndoles de que si no se presentaban "se vería obligada a declararles en rebeldía por desacato al tribunal", según señala el abogado de la productora.

Al no presentarse, la jueza condenó a Fórum a pagar cuatro millones de dolares (3,4 millones de euros), más un 9% de intereses anuales por demora a las productoras Think Big Productions y Rosalini Film Productions, sentencia que se dictó el 23 de abril de 2004... festividad de Sant Jordi.

En 2005, la juez Hall decidió volver a citar personalmente a todos los miembros del consejo de administración del Fórum de Barcelona para que le presentasen los libros y los documentos de contabilidad del evento.

El abogado de la productora señaló que fue sólo entonces cuando Clos y los demás miembros del Consejo de Administración decidieron contratar a abogados norteamericanos y adquieron los servicios de dos bufetes: Baker & Makunzie para los miembros del consejo que pertenecían a la administración central y Macdermott para aquellas personas de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona.

En junio de 2005, la juez declaró en rebeldía a los miembros del consejo de administración por un delito de desacato al tribunal, condenándoles a pagar una multa de 3.000 dólares al día (2.543 euros) a la Tesorería del condado de Cook.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios