Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Una crisis nerviosa impide que una de las niñas víctimas de su ex profesor de kárate comparezca

Una de las cuatro niñas que acusan a su ex profesor de kárate por abusos sexuales en dos colegios de Barcelona no se ha presentado este miércoles a declarar ante la sección segunda de la Audiencia de la capital catalana, que juzga el caso, tras haber sufrido una crisis nerviosa. Según ha explicado al tribunal Josep, el padre de la menor, su hija sufrió una crisis nerviosa este martes cuando se le comunicó que debía repetir ante la sala y frente al acusado lo que ya declaró hace dos años.

0
El acusado durante el juicio. EFE
L D (EFE) El padre explicó que "mi mujer y yo le expusimos que tenía que venir a declarar y entonces se puso de una manera como no la había visto nunca, de tan desconsuelo, y repitiendo que le habíamos jurado que no tenía que volver a declarar, llorando como no la había visto nunca". "No paraba de llorar y de tener convulsiones nerviosas. Le hemos tenido que decir que no tendría que declarar más. Para mí era terrible tener que traerla a la fuerza, porque no hubiera venido si no es a rastras", añadió el padre de la menor.
 
La niña que no ha acudido a declarar era alumna de la escuela pública de L'Olivera (Cabrils) y supuestamente sufrió abusos sexuales por parte de su profesor de kárate, Francesc C.S., durante el curso 2002-2003, cuando tenía entre 8 y 9 años. De hecho, esta menor es, de las cuatro, la que padeció los abusos de una forma más grave y reiterada, según las acusaciones, que piden 10 años de cárcel para el profesor sólo por los actos supuestamente cometidos contra esta niña, y 23 años de prisión en total.
 
Tanto la fiscalía como la acusación volverán ahora a solicitar al tribunal que admita como prueba documental el vídeo de la declaración de la menor, que se grabó durante la fase de instrucción. Esta petición ya fue rechazada por el presidente de la Sala, Pedro Martín, en un auto de febrero pasado, al entender que las niñas debían testificar de nuevo en la vista oral y en presencia del acusado, sin que mediase ningún tipo de protección que evitase el contacto visual entre ambos.
 
El juez Pedro Martín fue investigado por el CGPJ por dejar en libertad a un violador de dos mujeres, homicida frustrado de una de ellas, un mes antes del juicio. El CGPJ consideró que todo se debía a un "error informático". Tras el juicio en que se le condenó a 26 años, el juez Pedro Martín se opuso al ingreso en prisión del criminal, porque la sentencia no era firme. Pedro Martín también es conocido por la sentencia en la que consideraba a un albañil responsable de su tetraplejia a causa de un accidente laboral por haber acatado las órdenes de su jefe.
 
Las tres menores que se han presentado en el juicio declararon ante su presunto agresor sin una barrera física, aunque lo hicieron de espaldas al procesado. Entre ellas y su ex profesor se interpuso una funcionaria. Ante la imposibilidad de que la cuarta menor declarara, la acusación volverá a solicitar al tribunal que admita como prueba documental el vídeo de la declaración de la menor, que se grabó durante la fase de instrucción. La fiscal del caso, por su parte, se ha mostrado partidaria de que se suspenda el juicio, se haga una nueva exploración de la menor y se la vuelva a citar a declarar si se determina que está en condiciones para ello.
 
El acusado, que fue detenido en julio de 2003 por la Guardia Civil, se enfrenta a 19 años de cárcel por cuatro delitos de abusos sexuales continuados solicitados por el fiscal, mientras que la abogada de la acusación particular, Lara Padilla, que actúa en defensa de las menores, pide 23 años de prisión. El abogado defensor solicita la absolución para su cliente.
 
Los hechos se iniciaron a raíz de que una de las menores explicó a su madre que el profesor le realizaba tocamientos durante las clases y la mujer contactó con una asistente social, que se dirigió al colegio público L'Olivera, en Cabrils, donde presuntamente se cometieron los abusos. Dos de las tutoras confirmaron que habían escuchado a varias menores hablar "de temas sexuales" relacionados con el profesor, por lo que se pusieron los hechos en conocimiento de la Guardia Civil, que finalmente detuvieron al sospechoso.
 
Según las acusaciones, el imputado realizó todo tipo de tocamientos durante el curso 2002-2003 a dos menores, de 11 y 9 años, en el colegio L'Olivera durante las clases llegando a enseñarle a una de ellas fotografías "en un ordenador, de personas adultas manteniendo relaciones sexuales". El hombre llevaba a las niñas a los pasillos para que no les vieran el resto de alumnos y amenazaba a las menores para que no dijeran nada de lo que hacían a nadie. También está acusado de que en el curso anterior, abusó de otra alumna de siete años "en diversas ocasiones" diciéndole que "cuando fuera mayor se casaría con ella".
 
 

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'Casado: mucho más que una ilusión, algo menos que un proyecto'
    2. Abatimiento en el equipo de Santamaría
    3. Pedro Fernández Barbadillo: 'La victoria de Casado y la debilidad de la prensa'
    4. Los partidos opinan sobre la victoria de Casado: "Más de lo mismo" y "el pésame para Vox"
    5. Casado vence a Santamaría y abre una nueva etapa en el PP
    0
    comentarios

    Servicios